Últimas Noticias
Despertador Online



 

 de  

 del 

Titulos


6 junio, 2019

La caída de las becas universitarias perjudicó a la mitad de los estudiantes de Lavalle

  •   Por Juan Burba

           

La semana pasada la Municipalidad de Lavalle otorgó becas educativas de Nivel Superior a más de 250 estudiantes lavallinos y lavallinas. Ese número supera en casi el 50% al promedio que se venía entregando desde hace 15 años, cuando se implementó esa política pública en nuestro departamento. El programa nace en el 2004 de la mano del Área de Educación y Familia y, luego de crearse en el 2008 el Área de Juventud, esta repartición toma la posta para darle continuidad.

Con el crecimiento de la oferta educativa de nivel superior en nuestro departamento (los avances del IES por ejemplo), también fue creciendo la demanda de esta ayuda monetaria para estudiar. El promedio de estudiantes lavallinos y lavallinas que recibieron la beca municipal en los últimos 5 años fue de 150 anuales, número que, más allá de algunas variantes, coincidía con la demanda. Este año la demanda explotó, y la decisión fue otorgarlo a la mayoría, es decir a los 250 entregados la semana pasada. La ayuda consiste en $1200 mensuales durante 6 meses (mayo, junio, agosto, setiembre, octubre y noviembre).

Pero más allá de la decisión política de la comuna de invertir más cantidad de dinero (10 millones en los 15 años y casi 2 millones en este 2019) en la apuesta de que más lavallinos y lavallinas puedan estudiar carreras de nivel superior (en terciarios y universidades), debemos analizar las causas que llevan a esta situación.

Inevitablemente hay que hablar del Programa de Respaldo a Estudiantes Argentinos, conocido popularmente como Progresar. El Progresar fue creado en el 2014 y tenía como objetivo colaborar, mediante una transferencia económica, a que jóvenes de 18 a 24 años sin empleo o con bajos ingresos pudieran finalizar su educación obligatoria e iniciar o completar estudios terciarios y universitarios.

Según el Centro de Economía Política Argentina (CEPA, www.centrocepa.com.ar) en abril de 2015 se implementó un aumento, por decreto, del valor monetario del Plan, que pasó de $600 a $900 y elevando el piso de ingresos familiares para el acceso al mismo. Entre abril de 2015 y febrero de 2018 el monto estuvo congelado y los beneficiarios y universidades denunciaron bajas arbitrarias en el beneficio, aunque la cantidad de beneficiarios se recuperó en el segundo semestre de 2017. «En febrero de 2018 se anunció la renovación transformando el Plan de un sistema de beneficios universales para estudiantes de bajos recursos, a un sistema de becas basado en el «mérito académico» según el CEPA. Y desde allí comenzó a caer, bajo el nombre de Becas Progresar.

Pero además, desde su «relanzamiento» en febrero del 2018, lo ingresado a cada bolsillo estudiantil por el Progresar perdió sensiblemente su poder adquisitivo, sin haberse modificado en dos años el valor de la beca. La pérdida alcanza más del 50% del valor de compra en abril de 2015, cuando fue aumentado por última vez. Dicho en criollo, y lo que está pasando con muchos rubros: la plata, antes, alcanzaba para más.

Según pudo averiguar El Despertador, se calcula que unos 100 (de los 250) estudiantes que pidieron la Beca Municipal este año, percibían el Progresar hasta el año pasado, y dejaron de hacerlo. En esto hay que tener en cuenta una consideración especial: la carrera o institución debe estar inscripta en ANSES para que sus estudiantes puedan recibir el beneficio del Progresar.

Es evidente que la política de ajuste que lleva adelante el gobierno nacional ha hecho mella en todos los ámbitos de la educación. Esa decisión también se vio acompañada por el gobierno provincial, ante el cierre de carreras de nivel superior en la provincia este año.

Eso significa, como en viejas épocas, que el gobierno se desentiende de los problemas educativos y se los pasa a los municipios.

Comentarios

Relacionadas