Últimas Noticias
Despertador Online



 

 de  

 del 

Titulos


2 julio, 2019

La vergüenza de Irrigación que afecta a los productores mendocinos y lavallinos

  •   Por Jorge Abalo

           

El signo de los tiempos parece ser, que como el blindaje mediático en Mendoza es tan grande y tan impune,  «no pasa nada».

Por eso, el radicalismo aparecía ostentando dos virtudes o por lo menos eso aparentaba: la transparencia y la austeridad. Pero todo eso quedó atrás cuando apareció la información de los sueldos siderales que cobran los funcionarios de Irrigación, de los cuales, la mayoría son dirigentes radicales.

 

El gran escándalo que sacude a Irrigación y que todos en el gobierno “desconocían”

Pasaron dos horas de conocidas las cifras de los sueldos que manejan en Irrigación 27 altos funcionarios, para que Sergio Marinelli, mandara un proyecto para adecuar los sueldos a la situación provincial, es decir que bajara por debajo del salario del gobernador Cornejo.

Nadie le creyó.

¿Por qué? Porque Marinelli hace dos años que se viene subiendo el sueldo, que pasó de $60.000 pesos, cuando se fue José Luis Alvarez, a $240.000 en tan solo 25 meses. Es decir, un aumento del 400% en dos años.

Sin embargo, no es el único funcionario de esta gestión que obtiene ese salario o uno similar.
Son muchos otros, los que aparecen en primera plana, la mayoría apadrinados por políticos radicales, como Julio Cobos, en el caso de Alejandro Genari o el propio Marinelli, propuesto para esa repartición por el gobernador Alfredo Cornejo. También están los propuestos por el ejecutivo provincial y pasados por las distintas instancias, como César Bernúes, dirigente de San Martín de Monte Comán y empresario.
También aparece Marco Fagioli, ex asesor de la diputada radical, Pamela Verasay u Omar Sorroche, ex legislador provincial, y ex jefe de gabinete del ministro Humberto Mingorance y amigo de Alfredo Cornejo en San Carlos. Omar Sorroche es uno de los partidarios del fracking.

Andrea Stocco es otra de las cuestionadas y vaya si lo es. Es directora del organismo, y todos la recuerdan, porque es una de las tantas funcionarias que anduvo viajando por Europa y México, mientras los productores se quejaban por no poder pagar el agua, hasta el punto de que uno de ellos se encadenó en las puertas de Irrigación.

Ese viaje le costó un millón y medio de pesos al Departamento General de Irrigación, a una comitiva comitiva de 17 personas encabezada por Sergio Marinelli, entre quienes se encuentran Andrea Stocco (Coordinadora de Jefatura de Gabinete); Gabriel Testa (Subdelegado Río Tunuyán Superior); Fabio Lastra (Subdelegado Río Diamante); Juan Pablo Villarruel (Subdelegado Río Tunuyán Inferior), más inspectores de cauce y un par de empleados.

Otro subdelegado que aparece es el ex legislador Gustavo Villegas, de General Alvear, quien asumió a instancias del ejecutivo provincial y activo militante radical.

Por lo que la austeridad de Marinelli siempre estuvo en duda. Y Cornejo lo sabía. Pero era de su confianza. También sabía Cornejo de los salarios que cobraban, porque prácticamente toda la plana mayor del radicalismo lo conocía.

Pero está claro que el problema trasciende a Sergio Marinelli, pues estaban embarcados todos en la maniobra, excepto, algunos funcionarios de carrera.

Esto le significa a los regantes una erogación de $5 millones y medio de pesos por mes, lo que suponen 60 millones de pesos al año.

 

 

Habrá que ver cómo sigue este escándalo, porque lo notable del caso, es que es todo legal.

Tan legal como lo que hizo el gobierno nacional, al bajar la cantidad de vacunas en dos millones menos. O lo que hizo la Dirección General de Escuela en empeorar la calidad de la comida de las escuelas, o cerrar jardines en zonas rurales.

Tan legal, que en todas las medidas no hay corrupción…

Sólo un enorme cinismo.

 

Comentarios

Relacionadas