Últimas Noticias
Despertador Online



 

 de  

 del 

Titulos


17 octubre, 2019

El 95% de los incendios en Lavalle son intencionales y nadie hace nada

  •   Por Franco D´Amelio

           

Ricardo Tamarit, Jefe de Bomberos Voluntarios de Lavalle comentó que «el 95% de los incendios que tenemos en Lavalle son producido por limpieza de cupos, campos y fincas…gente que necesita limpiar y utiliza el fuego como elemento de limpieza». Dijo también que si bien las zonas donde más se presentan sus intervenciones por esta práctica varían cada año, en 2019 Jocolí ha sido el distrito con mayor incidencia de fuegos descontrolados.

Sobre este tema aclaró que la ley provincial 6009 «prohíbe el uso de fuego como elemento de limpieza» y el nuevo Código Contravencional castiga «cualquier tipo de fuego, hasta la quema de hojas». Afirma que suele ocurrir que los mismos automovilistas denuncian incendios cerca de la ruta 40 y al ir la policía «le dicen que es una quema controlada, creo que hay que aceitar más eso con la policía, porque no puede haber quema controlada en ningún punto de la Provincia hoy».
Comentó que la cantidad de intervenciones ha ido en aumento en los últimos años debido principalmente a este mecanismo de desmalezamiento, pasando de entre 300 y 400 en 2012 a 580 en lo que va de este año y esperan terminar con unas 600.
Tamarit se quejó de los propietarios que hacen estas quemas «para ahorrar combustible en un tractor, porque saturan un servicio tan importante como el de bomberos y esto nos dificulta llegar adecuadamente a incendios domiciliarios o de otro tipo»
Con respecto a las quemas por limpiezas de cupos, desde Bomberos dijeron que aunque se han dado incendios en cupos administrados por el Departamento General de Irrigación, la mayoría de las veces ocurre en los cupos internos de las fincas.
Sobre este tema se le consultó a Pascual Arce, productor lavallino, quién opinó: «…en los tiempos contemporáneos no se está limpiando como se limpiaba 20 años atrás, se está ocupando herbicida que no se puede poner en los bordes sino sólo en el agua del canal. Hay que tomar conciencia los productores y las autoridades de Irrigación para exigir al regante que los cupos se limpien como se hacía antes, eso hay que trabajarlo en conjunto.
Porque si no quedan malezas en los bordes y después es más fácil que pasen los incendios, sobre todo en las sequías de invierno y con el viento zonda».
ED: La mayoría de esos herbicidas contienen glifosato, cuestionado por los riesgos para la salud y el ambiente, ¿Cómo productores han podido dialogar este tema?
PA: «El glifosato es una herramienta que facilita a los que tienen los cupos, entonces se ha agarrado esa costumbre porque es más fácil que carpear con una zapa. Es un tema muy complejo en donde no todos pensamos lo mismo…no hablo por mí, pero veo que cada vez más gente usa herbicida…deberíamos hacer un trabajo en conjunto con la cuarta inspección de riego de Lavalle, y plantearlo para determinar hasta qué punto puede dañar la salud y hacer una norma y decir ‘acá se va a limpiar a zapa y hasta el borde completo».
Por su parte, Juan Jaime, director de Desarrollo Económico del Municipio, reconoció que el glifosato es una forma «más práctica» para el productor, pero que «está cuestionado por los riesgos ecológicos y para la salud, nosotros también compartimos esa preocupación».
Con respecto a los incendios producidos por la limpieza con incendios intencionales, el entrevistado opinó que «no existe una real conciencia en la población de los riesgos de desmalezar (con fuego)» pero también habló de la necesidad de limpieza de los cauces que tienen los productores para optimizar el rendimiento de las limitadas cuotas de agua que llegan a sus tierras.
Jaime apuntó a que se debe «desarrollar otros mecanismos de limpieza que sean más eficientes y dinámicos para la limpieza de los cauces de riego».
Por otro lado, afirmó que el Municipio apoya por medio de las tasas municipales a los bomberos voluntarios del Departamento y también buscan colaborar con «la dotación de combustible cuando el cupo que tienen a nivel provincial…no les alcanza lo suficiente para poder cubrir las intervenciones que se requieren principalmente en la época de los vientos zonda, que afectan pastizales, algunas fincas y hasta residencias».
Sin duda la problemática puede ser abordada desde distintos puntos de vista, pero en una provincia con una marcada sequía como la actual, usar agua para apagar incendios intencionales es casi como usar dólares para encender un asado.

Comentarios

Relacionadas