Últimas Noticias
Despertador Online

Titulos


19 diciembre, 2019

Promesas de agua: los veinte días más largos del año

  •   Por Juan Burba

           

Apenas comenzado el 2019, y a raíz de una protesta de familias de Jocolí, el Presidente de Aguas Mendocinas (AySAM) Richard Battagion estuvo en ese distrito para proponer soluciones a la falta de agua.

El Despertador pudo entrevistar a Battagion en su penúltimo día de trabajo (el viernes de la semana pasada), ya que el gobierno de Suárez lo reemplazó por Alejandro Gallego. Le pedimos que nos hiciera una suerte de balance de su gestión en la provincia y particularmente en nuestro departamento. “El balance es positivo, hemos tenido muchos logros, hemos puesto en marcha inversiones millonarias, en obras hechas, en desarrollo y por hacer, con fondos comprometidos, en el orden de los 100 millones de dólares”, manifestó, aunque reconoció que eso es sólo el 10% de lo necesario ya que “lo que hace falta invertir en Mendoza son 1000 millones de dólares” para solucionar los problemas de agua a nivel provincial.

Sobre su gestión en en el caso de Lavalle relativizó un poco los éxitos: “tenemos progresos pero no todos los que queríamos” y mencionó dos obras que vienen siendo el caballito de batalla para nuestro departamento: “mejoró la situación en Costa de Araujo y estamos trabajando con el acueducto de La Pega – Villa Tulumaya, vamos a mejorar muchísimo la zona de la Villa y con la posibilidad de mejorar hacia el norte, con alcance hasta Jocolí”.

Estas mismas promesas hizo el, ahora, expresidente de AySAM en el salón de la Cooperativa Jocolí el 3 de enero de este año, con un departamento y un vecindario cuasi literalmente “prendido fuego”. En esa oportunidad aseguró que en 20 días la solución para ese distrito iba a estar encaminada, se iban a tener resueltas las muestras de agua y comenzadas las tratativas con finqueros dueños de pozos para hacer las conexiones. En ese momento la Municipalidad se comprometió a colaborar con la mano de obra, de hecho la frase que quedo marcada “a fuego” en el tímpano de las familias fue: “junto a la municipalidad vamos a sacar del olvido a Jocolí”, que vino de la boca del propio Battagion. Incluso aseguró que no estaba descartada la posibilidad de hacer una nueva perforación exclusiva para abastecer de agua al distrito, si las otras soluciones no fueran exitosas, y dijo que dentro del 2019 la solución se vería concretada. Pues no.

Ya en las últimas horas de su gestión, y asegurando que vuelve a la actividad privada, su ímpetu fue otro. Consultado sobre los, ya célebres, 20 días, Battagion expresó desconociendo sus propios dichos: “cuando hablamos de 20 días, hablamos de mejoras que no son sustanciales sino que son de calibración y operativas, una cuestión de fondo lleva años, requiere de inversiones ingentes” en flagrante contradicción con lo que le había afirmado a los vecinos y vecinas en enero.

En referencia al por qué no estaban concretadas las obras que se habían prometido, la respuesta recuerda a otra, en esa conocida entrevista que el, ahora, expresidente Macri le diera al showman Jorge Lanata: “veníamos bien, pero pasaron cosas”. Battagion dijo: “si bien hicimos grandes inversiones, pero también es cierto que otras no se pudieron realizar, porque se desplomó la macroeconomía en abril del 2018, y muchas de las cosas que parecían muy accesibles se pusieron un poco más distantes ¿no es cierto?”. Distante quedó el derecho al agua de las familias lavallinas. Y en el medio “pasaron cosas”.

Afirmó que las obras comprometidas están encaminadas y tienen presupuesto asignado: “se ha demorado el caso de La Pega – Tulumaya, pero va a estar, y creo que las mejoras se van a sentir”. Hombre de fuertes creencias. Aprovechó la charla y cargó contra los vecinos, una estrategia que, según la opinión de este escriba, sirve para correr el eje, como una suerte de distractor: “tenemos que lograr un uso racional del agua, porque falta en algunos extremos, y está sobrando y está muy mal utilizada en otros, no tan lejanos”. Le faltó decir que la falta de agua algunos hogares es culpa del vecino de la otra esquina que llena la pelopincho.

Le consultamos si no veía como un caso de “doble vara” el hecho de que los barrios privados del Gran Mendoza no sufran la falta del vital líquido y los sectores alejados, donde habitan las familias de bajos recursos, el déficit fuera permanente. Reconoció que “en parte es cierto, porque cuando se arma un barrio tipo country se hacen inversiones importantes, de parte del mismo desarrollador, para tener los servicios acorde con los precios que valen esas casas o lotes”, pero matizó con una excepción que pretende ser regla: “pero igual están las dos campanas porque hay zonas con mucho poder adquisitivo que no tienen el agua, por ejemplo en el oeste de Las Heras”.

En marzo de este año, y con 20 días que parecían durar 72 horas cada uno, la 89.1 entrevistó a Battagion sobre el encaminamiento de las obras, en esa oportunidad respondió: “la posible solución es en un plazo razonable que permita que las dificultades de esta temporada no se repitan en la venidera”. Si bien la frase de marzo fue un tanto ambigua en sus conceptos, de algo podemos estar seguros y seguras: las dificultades de la pasada temporadas se van a repetir en la venidera, o sea, ya mismo, en estado de inminente “incendio”. Mientras tanto, Richard Bataggion, que no pudo estar a la altura de las circunstancias con el pueblo de Lavalle, se debe estar dando un chapuzón en su pelopincho …


  • Comentarios

    Relacionadas