Últimas Noticias
Despertador Online

Titulos


23 diciembre, 2019

Más de 25000 personas en una marcha pacífica y el gobierno puso en riesgo la seguridad de las familias

  •   Por El Despertador

           

Miles de personas caminaron por las calles céntricas entre Vicente Zapata, Pedro Molina, Patricias Mendocinas y la Casa de Gobierno.

Más de 25 minutos separaban a las columnas que desde el nudo vial salieron en la mañana hacia una Casa que aparecía completamente vallada, sin permitir ingresar a los manifestantes a las escaleras.

Los defensores del agua

Mientras miles de personas se acercaban desde San Carlos, General Alvear, Tunuyán, el puente Azcuenaga de Luján de Cuyo se llenaba de jóvenes y autos que los esperaban con una solidaridad manifiesta. Los portales como El Cuco digital, Explícito, El Otro, La 5ta Pata, Zorro diario digital, La Vena, y radios como La Mosquitera, Radio Cuyum, Tierra Campesina y El Despertador, entre otros medios fueron reflejando esa gran diversidad en la acción que tenía un gran eje en común: la defensa de la 7722. Y otro gran eje relacionado a lo metodológico: nada de violencia.

 

 

De esta manera, mientras los portales y las redes sociales, literalmente estallaban de comunicación, de intercambio de información, y de compartir consignas, la gente en la noche se iba acercando a las plazas departamentales de San Martín y Rivadavia, donde comenzaron los reclamos, generando en este último departamento, la suspensión de la fiesta distrital más relevante de ese departamento.

Mientras tanto, la gente se fue acercando al nudo vial, donde a las 6 de la mañana habían personas esperando con agua, frutas, facturas, bizcochuelo a la enorme columna que venía desde el sur, mostrando una empatía descomunal, pocas veces vista en un espacio tan heterogéneo.

De esta manera, y siendo más de las 8 de la mañana una marea humana que contaba con tres equipos distintos de sonido comenzó a desplazarse por el nudo vial hacia el oeste, por Vicente Zapata. Más de 25 minutos separaron a los que comenzaban con las últimas columnas que iban saliendo, por lo que, cuando las primeras columnas iban llegando a casa de gobierno, las últimas todavía no salían del nudo vial.

Las consignas en defensa del agua, contra la contaminación, en contra de Suarez, y también de Sagasti fueron recurrentes a lo largo del camino. También lo fue el aliento a seguir luchando, el abrazo militante y familiar, el deseo de que el gobierno escuchara las razones, el mate, las murgas, los carteles, las banderas flameantes. Y una multitud sumamente consciente de lo pacífico de un evento de tal magnitud, no muchas veces visto en Mendoza.

El gobierno lo tiene decidido

Habría que indagar quienes estuvieron detrás de la campaña de Suárez, para ver a quien respondería. El sitio digital Explícito dio nombres de algunos de los beneficiados con esta reforma: Pescarmona, Groisman, Badaloni y hasta el ex vicepresidente de EEUU, Dick Cheney tenían intereses en la modificación de la norma. Y junto a ellos, una serie de entidades económicas y sindicales le daban la mano.

No por casualidad, la Unión Industrial de Mendoza emitió un comunicado en el mes de noviembre donde “destacaba el acompañamiento de los legisladores del Frente Cambia Mendoza y los funcionarios Emilio Guiñazú y Humberto Mingorance”. Y agregaba “Creemos que la reforma y modernización de la ley 7.722 será pronto una realidad para Mendoza”.

Al final del comunicado agradecía a los firmantes de la petición: Asociación de Ejecutivos de Mendoza (AEM); Asociación de Empresarios de Rodríguez Peña (ADERPE); Asociación de Industriales Metalúrgicos (ASINMET); Bodegas de Argentina (BA); Cámara Argentina de Proveedores Mineros (CAPMIN); Cámara Mendocina de Servicios Petroleros (CAMESPE); Cámara Mendocina de Empresarios Mineros (CAMEM); Cámara de Empresas del Parque Industrial de Mendoza (CEPIM); Cámara Empresarios del Parque del Industrial Municipal de Luján de Cuyo (CaEPIM); Consejo Empresario Mendocino; Cámara Inmobiliaria de Mendoza (CIM); Cámara de Comercio Agricultura e Industria de San Martín; Cámara de Comercio Agricultura e Industria de San Rafael; Cámara de Comercio Agricultura e Industria de Malargüe; Cámara Empresaria de Constructores Independientes de Mendoza (CECIM); Cámara de Servicios Mineros de Mendoza (CASEMMZA); Federación Argentina de Proveedores de la Minería (FAPMIN); Film Andes; Mendoza Bureau.

Y también a los gremios: Asociación de Profesionales de la Comisión Nacional de Energía Atómica y la Actividad Nuclear (APCNEAN); Asociación de Supervisores Mineros Metalúrgicos Mecánicos (ASIMRA); Asociación Sindical del Personal Jerárquico Profesional y Técnico de la Actividad Minera (ASIJEMIN); Asociación Obrera Minera Argentina (AOMA); Sindicato de Choferes de Camiones de Mendoza ; Unión Obrera Metalúrgica de Mendoza (UOM); Unión Obrera de la Construcción de Mendoza (UOCRA); Unión Obrera Ladrillera de la Rep. Argentina. Delegación Mendoza; Unión de Trabajadores del Turismo, Hotelería y Gastronómicos Delegación Mendoza (UTHGRA); Unión del Personal de Seguridad Delegación Mendoza; Sindicato Petróleo y Gas Privado de Cuyo; Sindicato Obreros de Estaciones de Servicio, Garajes y Playas de Estacionamiento; Sindicato Único de Trabajadores de Edificios de Rentas y Horizontal (SUTERH).

Este no es nada más ni nada menos, que el cuerpo de choque para abrirles Mendoza, a las grandes empresas mineras, algo así, como la pata local en la provincia.

Este es el lobby minero, que hizo bien su trabajo, y tenía como cooptar voluntades.

Fueron las presiones de ese loby, las que recibió el justicialismo y que no supo leer, o no quiso.

Cornejo y Suárez, ¿nada más parecido a Bulrich?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Vallas en la legislatura, vallas en la casa de gobierno de Mendoza.
Nada más parecido a las vallas de la Casa Rosada, que durante 4 años pusieron a resguardo a un presidente Macri custodiado de una ministra de seguridad que sólo pensaba en poner en funcionamiento un protocolo para reprimir.

En esa lógica, el protocolo Bulrich estaba más que claro. Mendoza es Cambiemos.

Pero, estaba claro, que una marcha multitudinaria como lo fue, y tan pero tan heterogénea, no podía ser desalojada de ningún lado, porque significaba un enorme costo para un gobierno, que con Cornejo aprendió las peores prácticas de la ex ministra en cuanto a resolución de conflictos: provocar, disparar, y después preguntar. Fue así, como nos cansamos de ver personas vestidas de civil, en todas las marchas de índole nacional, que salían de los móviles policiales, tiraban piedras y se escapaban con total impunidad, permitiendo a la policía reprimir no a los que tiraban piedras (infiltrados de la policía), sino a la gente que estaba en manifestación.

Esa metodología fue la misma que utilizaron esta vez, para provocar en la casa de gobierno, desalojar el nudo vial, y cercar a miles de jóvenes que debieron correr para no ser reprimidos. Cualquier semejanza…

La intención es clara, generar miedo, y si es terror, mejor. Las circunstancias son delicadas para el gobierno que ha quedado expuesto a días de asumir. Pero no a vistas de la sociedad mendocina solamente, sino a nivel internacional.

La disputa en los departamentos

El gobierno ha quedado expuesto con los ajenos, pero también con los propios. Marcolini la tiene muy difícil en General Alvear, San Carlos ni hablar, Maipú y Tunuyán quedaron del lado de la defensa del agua. También Las Heras, donde Orozco sostuvo que “era un militante del agua”. Righi, de Lavalle ni hablar, fue el primero en discutir con los del palo para denunciar el loby minero. Rivadavia está en una posición más que difícil, igual que San Martín, por cuanto sus poblaciones también se revelaron. Lo mismo le sucedió a Félix en San Rafael, y dicen que Abed no la tiene fácil en Junín, aunque hasta ahora ha podido mantener a raya la situación. También Santa Rosa y La Paz, tuvieron que rever sus posiciones y pasaron de la disciplina partidaria, a desprenderse de las decisiones de los legisladores de su partido. Sin embargo, en estos departamentos no ha habido reacción popular todavía que genere una corriente de opinión importante.

De esta manera, Capital, Godoy Cruz, Guaymallén y Luján son los departamentos que más acompañaron en términos políticos al loby minero.
En capital gobierna el hermano de Suárez, en Godoy Cruz, un pollo sin carácter, como le gusta a Cornejo, en Luján un Pro, y en Guaymallén, un tirano.

Lo que viene

Está claro que desde el plano simbólico, las asambleas y las organizaciones en general, están muy por encima de los argumentos y excusas de radicales y peronistas. Pero hay una pelea que se avecina de no mediar un cambio en la posición del gobierno, algo que parece lejano, (el loby minero está detrás diciéndole que lo va a sostener a cualquier precio).

La próxima batalla se dará en la Vendimia, donde el gobierno de la única manera de salir airoso, es dejar en soledad a las asambleas por el agua e implantar el terror. Eso parece de difícil acción, más allá de las elucubraciones que hay en los oscuros pasillos del 4° piso de la casa de gobierno.

Por otra parte, la gran fortaleza de las multitudinarias marchas es precisamente la gran diversidad, que debe ser cuidada, respetando a las organizaciones sociales y también a las políticas.

Una consigna amplia como ha sido hasta ahora, y la unidad más amplia, serán en definitiva lo que le de a Mendoza una esperanza.

Esperanza que no se espera, sino que se construye.

 

Comentarios

Relacionadas