Últimas Noticias
Despertador Online

La región hace escuela


5 mayo, 2020

¿Cómo se portaría la gente si el coronavirus llegara a Lavalle?

  •   Por Antonella Mattioli

           

Pasar días encerrados o en mi caso encerrada, lejos de la familia sin poder abrazar o besar a los míos, rodeada de miedo e incertidumbre. ¿Cuánto tiempo falta?, ¿Cuánto tiempo más sin ver a mi familia puedo estar? Las preguntas golpean mi cabeza y me llevan a otra muy importante, ¿Qué va a pasar cuando el coronavirus llegue a Lavalle? Y esta me golpea más fuerte, teniendo en cuenta los revuelos que genera este tema en nuestra comunidad, entonces le pregunto a los vecinos y vecinas, ¿cómo reaccionaremos cuanto esto pase?, porque, aunque no quisiéramos va a llegar como algo totalmente natural que sucede en estas circunstancias.

Este virus nos pone en frente un sinfín de emociones que a veces no son nada favorables, solo algunas de ellas, pareciera que sacara a relucir en ciertos casos lo peor y lo mejor de las personas, y me sale pensar en Natalia Algañaraz, tiene 24 años y es enfermera en la Clínica Francesa. Natalia no vive en Lavalle, pero su familia sí. Luego de que dio positivo para Covid-19, comenzó a circular información falsa sobre ella y su familia, datos inciertos, dimes y diretes de unas personas y otras, con una irresponsabilidad que sólo denota detrás de ese discurso, el sálvese quien pueda.

He visto en diferentes medios como el personal de salud es aplaudido y vapuleado al mismo tiempo. En lo personal esto me resulta algo insensato teniendo en cuenta que hace años luchan por sueldos dignos, condiciones laborales humanas y sin ir más lejos, y son quienes están en el campo de batalla en estos momentos. Y, por otro lado, pienso que una vez más somos las mujeres las que volvemos a estar en desventaja, porque no he escuchado rumores sobre varones, ni que se ponga en discusión su profesionalismo. Entonces ni siquiera el coronavirus nos aleja de luchar por las nuestras, lo que hacemos, pensamos y defendemos, nuestros derechos, el simple hecho de que no se diga nada, poco y nada, sobre los femicidios en cuarentena ya es un indicio de que tan desprotegidas estamos por el Estado.

Realmente ¿esto es lo que queremos? Llegar a convertirnos en seres lejanos que no piensan más que en su propio bienestar y señalamos al que le cuesta todo esto del encierro, a quién debe salir igual para poder darle de comer a su familia, o a las mujeres, niños y niñas que necesitan escapar de la violenta realidad que viven, y un sinfín de situaciones que deberían llevarnos a la reflexión. ¿Será entonces que somos nosotros nuestro propio virus? ¿Es real que estamos juntos y juntas en esta lucha o no son más que eslogan que los medios y el gobierno nos venden?


  • Comentarios

    Relacionadas