Últimas Noticias
Despertador Online

La región hace escuela


16 mayo, 2020

Memoria de la lucha por el agua en Mendoza

  •   Por Antonella Mattioli

           

A 5 meses de la lucha en defensa del agua pura de Mendoza, las redes sociales se llenaron de mensajes, fotos y videos que reviven una vez más los acontecimientos de finales de 2019.

Como sabemos en nuestra querida Lavalle el agua es escasa y esto nos traería aún más problemas, ¿cómo seguimos sin nuestra fuente de vida? Entonces diferentes departamentos de la provincia se unieron en reclamo a quienes pretendían hacer oídos sordos a la voluntad de las mayorías, la gente comenzó a organizarse y manifestar su enojo ante la aberrante decisión de contaminar la vida, sin más argumento que la promesa de un progreso incierto, peligroso y desigual.

Durante diciembre, en una lamentable sesión exprés algunes legisladorxs pretendían modificar la Ley 7.722, que prohíbe el uso de sustancias toxicas para la extracción minera, como por ejemplo el cianuro. En contra de la voluntad del pueblo, el 20 de diciembre se llevó adelante la modificación que nos entregaría la 9.202. Ante esta traición al pueblo mendocino, cientos de personas se unieron en caravana para marchar hacia la casa de gobierno, se sumaron San Carlos, Tunuyan, Lavalle y por supuesto habían marchas en otros departamentos de la provincia.


Tal vez te interese: Convocan a defender el agua de Lavalle y de Mendoza

 


Con la explanada de la casa de gobierno colmada de familias enteras, jóvenes, adultos, artistas, docentes, estudiantes de todas partes; la respuesta del gobierno no tardo en llegar y comenzó la represión que tuvo lugar en el parque cívico, suceso que fue negado en televisión por el mismísimo gobernador. A esto debo acotar que yo misma levanté uno de los casquillos en la calle España de ciudad, cuando corría hacia un lugar seguro lejos de los disparos de la policía.

 

Esta ya era una causa que recorría el mundo, la lucha no cesaba y el reclamo era conciso, la derogación de la ley 9202 y la vuelta de la 7722 o nada. Parecía ser algo nunca antes visto en Mendoza, lejos de los favoritismos políticos, lejos de colores y las banderas partidarias.
Al son de los bombos, las bocinas y los carteles, bajo el calor de diciembre quedó plantada una semilla rebelde. El jueves 26 de diciembre los vecinos y vecinas de Lavalle inundaron las calles para alzar la voz y unirse al reclamo. A la gran convocatoria se le sumaria un anuncio: la suspensión de la Vendimia departamental a modo de protesta si no se daba marcha atrás con la nefasta ley que ponía en peligro la vida de los pueblos.

 


Promesas de agua: los veinte días más largos del año


 

Hoy no parece que este suceso transcurrió durante varios días, pero haciendo cuentas comenzó el 20 de diciembre y concluyó el 30, con la derogación de la ley 9202. Luego de que miles de personas, entre bailes tambores y banderas colmaran las calles para hacerle saber al gobierno y el poder legislativo que con la no reglamentación no bastaba. Al fin y al cabo, era lo mismo que nada.

Durante los días de movilización reflexionaba todo el tiempo, ¿para qué o por qué? Y me dije a mí misma: para los más pequeños, para la vida, para el trabajo, para la tierra, para eso o por eso defendemos el agua, que es la vida de los pueblos y las generaciones venideras. Entonces ¿para qué revivo este capítulo de la historia? Para no olvidar, porque en la memoria colectiva vive la certeza de que, recordar es seguir luchando y reafirmando que: nuestras vidas no se pueden comprar ni con todo el oro del mundo.

 


  • Comentarios

    Relacionadas