Últimas Noticias
Despertador Online

Titulos


4 junio, 2020

¿Cuáles son las amenazas y las oportunidades para quienes producen alimentos en Lavalle?

  •   Por Franco D´Amelio

           

A más de dos meses de iniciada la cuarentena obligatoria, han sido muchas las coberturas sobre cómo este instrumento ha afectado a los polos urbanos y en especial a los comercios. Sin embargo, hay un sector que poco se ha escuchado -como de costumbre- y es el agrícola. ¿Cómo se ha visto afectado y qué respuestas puede brindar en estos tiempos inciertos? En esta nota un pantallazo.

Primeramente, le consultamos a Juan Jaime, director de Promoción Económica de Lavalle, quien explicó cómo afectó esta situación excepcional que vivimos en el departamento diferenciando al sector ganadero del agrícola propiamente dicho.

En el primero, se continuó con las vacunaciones contra la aftosa y hubo principalmente «movimiento en el ganado porcino y bovino en cuanto al traslado de los animales» y también se han continuado «trabajos en territorio de técnicos que está trabajando en obras como reservorios de agua».

Dentro de lo pecuario, otro sector que no habría sufrido grandes cambios en cuanto a su producción es el apícola «ya que las actividades están dentro de lo contemplado en los DNU, pero tenemos el caso de un productor que tiene apiarios en Córdoba y allí sí tuvo inconvenientes dado que las provincias no han tenido las mismas regulaciones».

Amenaza y oportunidad

Según comentó Jaime, las restricciones a la circulación produjeron un doble efecto para los productores lavallinos. Por un lado, complicó la comercialización para aquellos agrícolas que no tenían una planificación logística sólida para la comercialización y distribución.

Pero por el otro, favoreció los precios de los productos al poder vender de forma directa a los consumidores finales ya sea por ferias, puestos y bajo la modalidad de entrega en domicilio.

Esto último es comentado en primera persona por el cultivador hortícola Cristobal Cardozo, de El Paramillo.

«Soy parte de un grupo de productores agroecológicos, a nosotros nos afecta en una reducción de ventas, si bien estamos entregando en menor cantidad con algunos clientes y se ha vendido en las ferias urbanas, hemos tenido problemas con las autorizaciones y requisitos que nos piden para circular la policía, eso a veces nos complica.

Además, nos afecta para conseguir insumos, entonces uno no puede planificar, pero estamos conscientes que también hay que cuidarnos…».
Cardozo explicó que en paralelo ha habido un aumento del consumo, «hemos tenido más pedidos de verduras, pero ese es el tema, que a veces uno no puede llegar a ciertos lugares, si uno no tiene la logística armada…pero hay más reclamos, la gente está buscando más el precio que consigue yendo directo con los productores».

Tanto este entrevistado como el director de Promoción económica coinciden en la necesidad de que -especialmente los pequeños- productores trabajen articuladamente para poder obtener mayores beneficios económicos y logísticos de la mano del sector público y privado.

Por último, se le consultó ambos aportantes si este acercamiento de la población para con el sector productivo que promueve un consumo más equitativo y saludable subsistirá después de la cuarentena, ellos dijeron:

«Creo que hay mucha gente convencida de esto, (la cuarentena permitió) ese conocimiento de que hay productores que pueden hacer ese abastecimiento sin necesidad de pasar por un mercado que infla los precios, la gente quiere conocer a quienes cultivan los alimentos, por eso hay que pensar vías estratégicas para alentar a los productores a vender directamente, creo que ese es el camino después de que pase esto», declaró Cardozo.

«Estamos trabajando con la gente de Educación y Familia del municipio y el INTA para que la huerta familiar se transforme no sólo en algo en el patio sino que sea parte de una alimentación saludable, es una estrategia más de los cambios que hay que hacer…para que se sigan sosteniendo en el tiempo las articulaciones entre productores para la comercialización directa, va a depender de la oferta y la demanda, si la gente ve que estas herramientas le son útiles para el abastecimiento doméstico, las van a seguir usando y eso no va a permitir seguir desarrollándolo…si todo vuelve a la normalidad y no hay un cambio real en el comportamiento de consumo de la gente, habrá que ver cómo se sostienen estos programas…por el momento lo estamos desarrollando y sosteniendo, lo veo positivo, y nos lleva a repensar y hay formas que se van a reinventar… el cambio va a depender de la gente…

También tenemos un desafío importante en el departamento, porque a nivel mundial hoy la mayor demanda es la de alimentos…esto también implica que estemos atentos…generando las redes necesarias para aprovechar estas circunstancias».


  • Comentarios

    Relacionadas