Últimas Noticias
Despertador Online

Titulos


10 agosto, 2020

Una brigada que no descansa y nos cuida las veinticuatro horas

  •   Por El Despertador

           

Silvana Alvarado es agente sanitaria y se desempeña en el Centro de Salud de La Pega, de donde es oriunda, desde el 2009. Pero eso cambió hace algunos meses cuando fue convocada por la conducción del Área Sanitaria departamental, dependiente del Ministerio de Salud de la provincia, para cumplir funciones, a cargo de uno de los grupos que integran la Brigada COVID en nuestro departamento. La Brigada está conformada por 12 trabajadores y trabajadoras de la salud, entre los que se encuentran enfermeros, agentes sanitario y técnicos de laboratorio.

Alvarado, además, es operadora social y comunitaria y estudia psicología social. Y en la Brigada, es una de las encargadas de realizar los hisopados, ya que está especialmente capacitada para ejecutar esa tarea. Cuenta con orgullo: «fui convocada por el señor Juan Atencio, quien es Jefe de Personal y la señora Jésica Mazzeo, Coordinadora del Área».

La Brigada COVID lavallina tiene la responsabilidad de, ante la aparición de un caso sospechoso, por contacto estrecho de un caso positivo, actuar y planificar la realización de una vigilancia epidemiológica sobre las personas afectadas o el grupo familiar. Se investigan los nexos y, en caso de que se evalúe necesario, se «bloquea» los domicilios, es decir, se pone en cuarentena (por 14 días) la casa en cuestión.

La Brigada está de guardia las 24 horas los 7 días de la semana, y de ser necesario, sus integrantes son convocados y convocadas a cumplir alguna de estas tareas. La médica Ana Ocampo es su coordinadora y es quien, en un trabajo conjunto con Epidemiología de la provincia, y según criterios médicos, ordena los hisopados.

También es importante señalar a quienes son parte de la brigada: Juan Luis Garcia, Cristian Nievas, María Elena Garro, Juan Pablo Gonzalez, Alberto Gomez, Eduardo Macacaro, Nélida Cornejo, Ana Ocampo, Jesús Ceballos y Silvana Verónica Alvarado.

Consultamos a Silvana sobre cómo se siente realizando esta tarea en estos días tan delicados: «me siento muy cómoda, porque me gusta mucho, me gusta la adrenalina, siempre voy adelante con los desafíos, no me gusta quedarme en un solo lugar, me gusta innovar» nos decía conforme. Sobre el hecho de sentir algún tipo de temor ante la tarea realizada confesó que «se siente miedo, miedo y adrenalina, sobre todo con el primero» en referencia a los primeros hisopados que tuvo que hacer, aunque nos contó que hasta el momento ninguno de los hisopados que ejecutó dieron positivo.

Sobre cómo lo vive su familia, la agente sanitaria manifestó que «mi familia lo entiende, saben que soy comprometida y responsable, y saben los cuidados que tengo» y sobre sus cuidados: «sé que tengo que llegar a mi casa a abrazar a mis hijos» explicando que respeta a rajatabla las medidas propias de esta situación. En cuando a la comprensión de su familia, Silvana valoraba que su trabajo como agente sanitaria en La Pega «me quedaba a una cuadra de mi casa» pero volvía sobre su sentido de deber histórico en este momento y manifestaba que está haciendo lo que tiene que hacer.

Ver actos de discriminación con quien contrae COVID ha sido moneda corriente en estos tiempos. Y los y las trabajadores de la salud han sido especialmente señalados, se hizo famoso el caso de una médica en Buenos Aires que se encontró con un cartel en el ascensor de su edificio con amenazas por parte de sus vecinos. En ese sentido le consultamos a Alvarado sobre si ha sentido discriminación en estos días, desde que está al frente de uno de los grupos de la Brigada. «No, no me he sentido discriminada, al contrario, me he sentido querida, porque la gente se preocupa y me pregunta: ¿estás bien?, ¿no tenés miedo?, la verdad que he recibido cariños y elogios» expresó. Es una buena noticia, habla de la madurez de la sociedad lavallina para comprender el momento histórico que estamos atravesando. Alegría y orgullo entonces.

Visiblemente emocionada dedicó unas palabras a sus compañeros y compañeras de tareas cotidianas en estos días difíciles: «quiero destacar el compromiso de la Brigada en acompañar a la población y la empatía. Hemos armado una red muy sólida y solidaria para cuidar a la comunidad, con paciencia, con calma para reflexionar y alegría para contagiar, hay que ir con una sonrisa, y dejarlos tranquilos, les sacamos todas las dudas, usamos palabras sencillas, de vecino a vecino y generemos confianza para que nos crean, y eso nos da fuerza para seguir trabajando».

Y más allá de la pandemia, Silvana Alvarado, reflexionó sobre el rol de los y las agentes sanitarios: «los agentes sanitarios estamos muy olvidados, porque hacemos una tarea silenciosa, porque somos el nexo entre el efector de salud y la comunidad» y fue tajante: «hemos sufrido mucho, hemos sido muy maltratados, no por la comunidad que nos abre las puertas» y tiró algunos dardos a gestiones anteriores: «hubo encargados que han estado por su propio bienestar, perjudicando al equipo». En el contrapunto rescató la actual gestión del Área llevada adelante por Jésica Mazzeo: «la gestión de ahora le está dando un valor muy importante al agente sanitario, Mazzeo tiene otra mirada, una visión diferente, otra postura».


  • Comentarios

    Relacionadas