Últimas Noticias
Despertador Online

De viaje por el mundo


25 agosto, 2020

La NBA reacciona enérgicamente ante un nuevo caso de brutalidad policial

  •   Por El Despertador

           

Jacob Blake recibió siete tiros por parte de un agente, cuando ingresaba a su automóvil y le daba la espalda al hombre de seguridad.

La NBA reaccionó en forma enérgica ante un nuevo caso de brutalidad policial en Estados Unidos, ocurrido en el estado de Wisconsin, donde un ciudadano afroamericano fue atacado a tiros por un policía.

En posteos por las redes sociales o en declaraciones públicas, distintos protagonistas de la máxima división basquetbolística mundial alzaron la voz para repudiar la agresión que sufrió Jacob Blake, de 29 años.

El escolta de los Utah Jazz, Donovan Mitchell, estrella del equipo de Salt Lake City, fue por demás elocuente y dijo: «A la mierda, los partidos y los play offs. Esto ya es enfermizo y es un problema real. Queremos justicia. Es una locura, no tengo palabras».

Blake recibió siete tiros por parte de un agente, cuando ingresaba a su automóvil y le daba la espalda al hombre de seguridad.

Mitchell indicó que los individuos de raza negra «no nos sentimos seguros», según reprodujo The Washington Post

Por su lado, el entrenador de los Milwaukee Bucks, Mike Budenholzer también se pronunció en contra de la agresión sufrida por Blake y mostró su dolor.

«(Jacob) Blake está en la mente de jugadores, técnicos y directivos durante el partido de hoy» expresó el DT antes del triunfo que su equipo consiguió sobre Orlando Magic, por 121-106, para situar 3-1 a su favor la eliminatoria que los dos animan por cuartos de final de la Conferencia Este.
La propia franquicia de Milwaukee emitió un comunicado en el que respaldó lo apuntado por su director técnico.
«Los Bucks rezan por la recuperación de Jacob Blake, tiroteado en el día de ayer (domingo) por un oficial de policía en Kenosha. Nuestros corazones están con sus amigos y familias» sostuvo el texto.

«Vivimos con terror», dijo LeBron James tras el caso de gatillo fácil

Luego de ser la gran figura en el triunfo de Los Angeles Lakers ante Portland Trail Blazers para ponerse 3-1 en la serie en una jornada que sirvió de homenaje para Kobe Bryant, LeBron James también se encargó de expresar su repudio por un nuevo caso de violencia policial racista en los Estados Unidos, donde el afroamericano Jacob Blake recibe numerosos disparos por la espalda.

«Yo sé que la gente está cansada de escucharme decir esto, pero como ciudadanos negros de Estados Unidos tenemos miedo. Hombres negros, mujeres negras y niños negros… Estamos aterrorizados», inició su descargo el alero ante la prensa. «Si miras el video -continúa-, hubo varios momentos en los que, si quisieron, podrían haberlo tackleado… Podrían haberlo agarrado. Podrían haberlo hecho. ¿Por qué siempre tiene que llegarse a un punto en el que vemos armas disparando? Honestamente, estamos jodidos como comunidad».

 

 


  • Comentarios

    Relacionadas