Últimas Noticias
Despertador Online

Titulos


31 agosto, 2020

Preocupa la conducta de motociclistas que hacen turismo en Lavalle

  •   Por Antonella Mattioli

           

Desde hace poco más de un mes, en el departamento está inhabilitado el turismo interno. Así lo dispuso el intendente Roberto Righi, el 16 de julio. Dada la situación, en la que se encuentra la provincia, esta medida se ha sostenido, e incluso podría extenderse a toda Mendoza a partir del día lunes, aunque, la viveza, podría decirse, no hace cuarentena.

No es la primera vez que observamos a esos, los de siempre, que no les importa nada y contra la buena voluntad del equipo médico, el cuidado de muchas personas y su propia salud, pretenden salir a pasear por Lavalle.
En la mañana del día sábado, precisamente a las 10, en la plaza Juan Galo se reunía un grupo de motociclistas, que pretendían ir rumbo al pueblo de Asunción. Mientras que el resto faltante se sumaba y entre risas se preparaban para salir hacia las comunidades.

Desde hace tiempo en las comunas, la gente se preocupa por el territorio, lo protege y lo respeta. Hace unos días, en el pueblo de Asunción se comenzó el asfaltado de la calle principal que lleva al pueblo; en conjunto con vialidad y el municipio se propuso cerrar el paso de la misma, para evitar que se estropee.

¿Qué pasa cuando un grupo de personas se cree con el derecho de llegar a un lugar, hacer y deshacer a su antojo?

«En el pueblo de Asunción hemos sufrido un atropello, el día sábado llegaron camionetas cargadas con motos, con la intención de ingresar, y como si eso no fuera poco, se creyeron con el derecho de quitar los carteles, ramas que impedían pasar por la calle, recién asfaltada, aunque está prohibido, ingresaron de todas formas», afirmó Deolinda Pérez, vecina y miembro del consejo.

Durante el martes de la semana pasada, fuimos testigos de un gran operativo en la terminal, que llevó a cabo la CRNT junto a Gendarmería, en el cual se pedían los permisos y documentaciones que se requieren para circular. En esta ocasión no hubo control de ningún tipo, de hecho, se realizaron varios llamados que dieron aviso a las autoridades sobre la situación, pero no se evitó que llegaran.

«Son personas inconscientes, están aburridas en sus casas y creen que pueden venir al campo con sus motos y cuatriciclos, creyendo que acá pueden hacer lo que quieren y no es así«, continuó Deolinda.

En los territorios más alejados del departamento no se cuenta todos los días con personal de salud, en Asunción una vez a la semana hay asistencia médica, porque es la comuna más cercana, sin embargo, otras no cuentan con la misma posibilidad.

«En la comunidad Paula Güaquinchay, nos hemos organizado, la juventud se ha preparado tomando cursos sobre cuidados médicos, para prevenir enfermedades y cuidar a la gente mayor y a la más pequeña, así cuidarnos entre todos. Además, desde el consejo se compraron elementos para tomar la fiebre, para desinfectar y, de hecho, se han hecho desinfecciones incluso en los puestos», sintetizó.

Estos sujetos llegaron con la idea de ingresar a toda costa. Vecinas y vecinos los interceptaron, se los desinfectó y tomó la temperatura, pero se les informó que no podían seguir porque, como en todo el departamento, están prohibidas, desde julio, estas actividades, aunque de todas formas continuaron. Cabe aclarar que violaron el decreto N° 877, que en el artículo 1, inciso a, exceptúa a Lavalle, a pedido del intendente, de permitir el turismo interno.

«Avisamos a San José y Lagunas para que estuvieran alerta, sino nos cuidamos entre nosotros, nadie va a hacerlo. Hay que tomar conciencia, y no creer que porque se vive en el campo no somos humanos y, al igual que todos, no corremos riesgo de contagiarnos. A quienes piensan que estamos trabajando con el turismo, les decimos que no es así, porque queremos cuidar a las familias, y de esta manera nos ponen en riesgo. Una vez que pase todo esto, se podrán retomar las visitas, y para eso es importante colaborar, quedándonos en nuestras casas”, dijo finalmente Deolinda Perez.

Por otra parte, la comunidad emitió un agradecimiento a los que hoy tienen la misión de controlar: «Agradecemos a las comisarías de Costa de Araujo y Jocolí, a Guardaparques de la reserva Telteca, Defensa Civil, la Policía Rural y Municipalidad, por su buena predisposición para cumplir sus funciones, acudir y colaborar cuando se precisa. Hoy somos comunidades organizadas, sabemos hacernos escuchar y que nuestros derechos valgan». COMUNIDAD PAULA GÜAQUINCHAY, ASUNCIÓN.


  • Comentarios

    Relacionadas