Últimas Noticias
Despertador Online

Titulos


28 septiembre, 2020

Mendoza necesita una ley de educación que tenga consenso

  •   Por Jorge Abalo

           

En el año 2006 se sancionó en la Argentina la ley nacional de educación.
Desde esa fecha hasta acá ha pasado mucha agua debajo del puente, y por arriba también.

Lo último que sucedió fue un acto bizarro en la legislatura.

Corría el año 2014 y el radicalismo votó a favor de la ley provincial que impulsaba el peronismo, pero sólo en la cámara de diputados.
Llegó la hora del senado, y como el peronismo no tenía mayoría, el radicalismo, a diferencia de lo que había hecho en diputados, le bajó el pulgar a la norma.

No fue el único, lo acompañó el PRO y también el FIT.

Lo que vino después todos los docentes lo saben: se produjo una desinversión formidable en la educación a nivel nacional, que llevó a la misma a niveles del 2004. Son datos, solamente datos.

En el año 2016, el recién proclamado gobernador de la provincia, Alfredo Cornejo en un acto en la escuela Rosales de Oscar Mendoza, sostuvo: “el gobierno anterior invirtió mucho dinero en educación, pero no obtuvo resultados”.

Lo que vendría después era sencillo, caída en la inversión educativa y salarios docentes. En ese contexto, los resultados fueron peores, porque profundizaron simplemente las desigualdades educativas.

Y qué discutimos en el 2020

En un contexto dramático como el que atraviesa el país y la provincia, producto no de la pandemia, sino de la economía previa, a lo que se le sumó posteriormente la pandemia, que por tres meses tuvo casi todo paralizado, lo primero que debería discutirse es nuevamente, la inversión en educación y no lo contrario, ya que si se obtuvieron horribles resultados en los últimos cuatro años por el camino de la desinversión y de la profundización de la desigualdad, está claro entonces que ese no es el camino. Por lo tanto, la discusión debería ser en este contexto, como aumentar el financiamiento educativo, y no como ajustarlo. En plena pandemia, lo lógico sería que el gobierno provincial, mejorara el presente, es decir, la conectividad, y también las herramientas como computadoras. Hubiera sido inteligente que el gobierno provincial, le pidiera a la Nación computadoras, algunas de esas 6500 que tiene la Nación reservadas para la Ciudad de Buenos Aires, pero que ésta se niega a recibir.

Mendoza necesita una ley, tiene razón Thomas

Volvemos al principio, Mendoza necesita una ley, es cierto, pero no el borrador que esgrime el Director General de Escuelas, sino una ley que ponga el acento en primer lugar en el financiamiento educativo, y este “borrador” parece más bien un ajuste precisamente en los lugares más vulnerables. Para profundizar las desigualdades.

En ese sentido, el proyecto del peronismo en el 2014 seguía esa línea, elevaba el financiamiento, pero tenía algunas cuestiones también controversiales.

Tiene razón el Director de Escuelas, cuando dice que es necesario cumplir con la palabra de campaña, pero ésta está dada con la sociedad en general, con la comunidad educativa en particular, y no con el lobby de algunos “comunicadores especialistas en educación que lo podrían criticar, como adujo en la reunión con la militancia”. Si Thomas no es capaz de soportar las presiones de cierto lobby comunicacional, (que en realidad persigue los fines de algún grupo empresario) lo que debería hacer es dar un paso al costado, en vez de pelearse con la comunidad educativa de Mendoza, en vez de pelearse con los docentes, en vez de pelearse con las familias.

¿Qué quiso decir Thomas cuando dijo que Jaime Correas había hecho el GEM, pero no lo había visto en práctica? ¿No se da cuenta que así es la educación? ¡Decisiones ahora que impactan mañana!

Poner a la provincia en este contexto de pandemia y drama cotidiano en una situación como ésta, no es un acto heroico, ni el cumplimiento de una promesa de campaña, es más bien un acto de irresponsabilidad de una persona que lo único que esgrime para llevarla adelante, no es la convicción sino el ego.

Que muchas veces genera las peores calamidades.

Mendoza necesita una ley de educación, que seguro no es ésta.

 

Gráfico 1. Evolución de la inversión nacional en Educación obligatoria en millones de pesos
constantes de 2020 (2005-2021)

 

 

Fuente: CIPPEC, sobre la base de información del Ministerio de Hacienda de la Nación,
CGECSE/MEN, serie de Índice de Precios al Consumidor IPC- INDEC y ECOLATINA.

 


  • Comentarios

    Relacionadas