Últimas Noticias
Despertador Online

Titulos


16 octubre, 2020

El Gobierno de Mendoza salió a buscar cosechadores locales ante la imposibilidad de que lleguen obreros del norte

  •   Por El Despertador

           

Los gobiernos de provincias del noroeste argentino no autorizaron aún el tránsito de cosechadores para que viajen a Mendoza como cada temporada y, con la cosecha en ciernes, el Gobierno de Mendoza se vio obligado a buscar obreros locales para trabajar en las fincas.
Según publicó el diario Explícito en un artículo publicado en la tarde de ayer, El Ministerio de Economía buscará suplir a los cosechadores del norte con mejoras en salarios y capacitaciones para virtuales cosechadores en Mendoza. Para eso firmó un convenio con el Sindicato de Obreros y empleados vitivinícolas de Mendoza (SOEVA).

El salario que ofrecen bodegueros y empresarios del agro en Mendoza no suele compensar el sacrificio que implica levantar la cosecha, que arranca con el ajo en septiembre, sigue el damasco, el durazno y cereza, luego las fincas de viñas y al final en el otoño nogales, papa y demás. Para ese trabajo llegan unos 10 mil obreros del norte que, junto a los que aporta Mendoza, trabajan toda la temporada turnándose entre fincas.

El final de la temporada 2019-2020 ofreció, para remate, una postal funesta: miles de obreros fueron abandonados a su suerte en fincas de Mendoza, sin asistencia estatal, cuando arrancaban las restricciones por el COVID-19. Salieron al rescate organizaciones barriales y de Derechos Humanos.

Con sus pares de Jujuy -de donde proviene la mayor parte de los obreros- autoridades de Mendoza buscaba destrabar el ingreso de los llamados trabajadores “golondrina” con “protocolos que permitieran el ingreso y desarrollo de la actividad bajo estrictos controles sanitarios”.

Pero la negociación se estancó por el contexto de COVID-19. Mendoza y Jujuy, de hecho, son dos de las provincias donde los contagios y muertes aumentaron en las últimas semanas.


 Diario Explicito: El Gobierno de Mendoza salió a buscar cosechadores locales ante la imposibilidad de que lleguen obreros del norte


“Nos vemos obligados a trabajar con mano de obra local”

“Frente a esta situación nos vemos obligados a trabajar con mano de obra local, potenciarla y también ver esto como una oportunidad de que el flujo económico que se genere quede en la provincia”, admitió Emilce Vega Espinoza, directora Territorial de Empleo y Capacitación.

Vega Espinoza señaló: “Según la información que nos han facilitado, la seccional de SOEVA en Maipú contaría en principio con unas 3.500 a 4.000 personas y a eso hay que sumar el resto de las delegaciones”.

El Gobierno va a poner en marcha una plataforma “para quienes no tengan dicha capacitación y necesiten mejorar sus economías, van a poder inscribirse. Buscamos vincular la oferta y la demanda, es decir aquellas empresas, productores, todo este sector agrario que se pueda vincular y por otro lado todos aquellos quienes están en busca de trabajo”.

Alivio para los empresarios

Los bodegueros y empresarios acuciados por la falta de mano de obra celebraron el acuerdo para proveer de cosechadores las fincas.

“Quizás en los últimos años mucha gente ha venido desde otras provincias a Mendoza para cosechar y se perdió un poco esa celebración de la cosecha y de la participación de los miembros de la familia que se suman a la vendimia y que contribuyen a la cosecha. Creo que más allá de la coyuntura, esta mirada orientada a darle jerarquía a la actividad es por demás importante”, soltó José Alberto Zuccardi, de la Unión Vitivinícola Argentina (UVA) y de la Corporación Vitivinícola Argentina (COVIAR).

 

Walter Pavón, gerente de Relaciones instituciones de Bodegas de Argentina, señaló: “Aplaudimos la actitud que ha tenido el sindicato que nuclea a los trabajadores vitivinícolas que se ha acercado para trabajar conjuntamente e intentar solucionar estos problemas generados por la pandemia”.

“Hay que pagar bien el trabajo de los cosechadores”

Luis Pezzutti, de SOEVA, sostuvo que esta firma viene a cerrar una idea que él y desde su institución, se venía barajando desde hace un tiempo. El dirigente entiende que esta situación que se presenta es una oportunidad para el sindicato y para darle valor a la cosecha.

“Hay que jerarquizar la actividad, se debe pagar bien el trabajo de los cosechadores y de cierta forma esto va a ayudar a que el gobierno, las cámaras y los sindicatos lleguen a acuerdos que permitan que la cosecha sea levantada por mendocinos, pero ante esta situación, debemos tomar las medidas de higiene y seguridad necesarias”.

Marcelo Federicci de la Asociación de Cooperativas Vitivinícolas (ACOVI), señaló: “Tenemos que articular entre todos para lograr la cosecha con mano de obra local de manera que los ingresos que se generen por ese trabajo quede en Mendoza. Desde el cooperativismo alentamos este tipo de iniciativas ya que en algún momento la cosecha representó la posibilidad para muchas familias de avanzar en resolver muchas cosas producto de los ingresos que se generaban por esta actividad.

 


  • Comentarios

    Relacionadas