Despertador Online
Titulos

9 noviembre, 2020

¿Afloja el coronavirus en Lavalle?

  •   Por Juan Burba
           

Un panorama completo sobre la situación de salud que se está desarrollando en el departamento. Casos oficiales y reales. Contagios. Qué esperan las autoridades sanitarias. Cómo está el personal de la salud.

El viernes por la tarde el presidente Fernández anunció una nueva fase de la cuarentena en nuestro país. Así, el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), uno de los sectores más afectados, por su alta densidad poblacional, dejará de estar bajo el Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO), y pasará a una etapa de Distanciamiento Social, Preventivo y Obligatorio (DISPO), a partir de este lunes y hasta el 29 de noviembre. Mendoza en su totalidad (todos sus departamentos) también pasa a DISPO, junto a otras 13 provincias. Continúan en ASPO conglomerados (las ciudades más afectadas) del resto del territorio nacional.

En los considerandos del decreto 875/20 publicado el sábado justifica que «la Provincia de Mendoza continúa con transmisión comunitaria, pero se ha ralentizado la velocidad de aumento de casos, con estabilidad en las últimas semanas, principalmente en la región metropolitana de Mendoza, Gran Mendoza, Tunuyán, San Carlos y Tupungato observándose una disminución en la ocupación de camas de terapia intensiva, presentando una ocupación de camas de UTI del 75% en toda la provincia (igual que en las semanas previas) y alcanzando al 79% en el Gran Mendoza».

En nuestra provincia el gobernador Rodolfo Suárez elevó un día antes de los anuncios, un pedido al gobierno nacional para la habilitación de las reuniones familiares, turf, centros culturales y salas, jardines maternales, salas de juego y casinos, fútbol 5, escuelas de verano, natatorios en clubes y la apertura del turismo nacional e internacional. Además detalló la situación epidemiológica de la provincia y la necesidad de reactivar la economía. El pedido del paso a DISPO de toda la provincia iba en ese paquete de demandas, y, si bien falta el detalle sobre cada actividad, fue aceptado por Fernández y su gabinete.

El mismo viernes el mandatario provincial anunció a través de su cuenta de Twitter que «a partir de este 14 de noviembre, las Áreas Naturales Protegidas comenzarán la temporada estival con una apertura gradual, acorde a la estrategia sanitaria adoptada para combatir la pandemia de COVID-19». Ese anuncio no contempla la Reserva Natural y Cultural Bosques Telteca, que, según pudimos averiguar, entra en temporada baja y aún permanece cerrada al público.

Situación departamental oficial y real

Según la Sala de Situación Coronavirus del Ministerio de Salud de la Nación el departamento de Lavalle cuenta (al cierre de esta edición) con 577 casos positivos. Por su parte el Área de Salud departamental, luego de casi 15 días sin dar a conocer los datos locales, publicó, el pasado viernes, que son 495 los lavallinos y lavallinas que tienen, o han tenido, coronavirus, contando con el lamentable saldo de 19 fallecimientos.

Pero es sabido que entre la estadística oficial (que tiene ya sus diferencias según quien la compute) y la cantidad de casos reales hay una gran diferencia. Esto se debe a que muchas veces los contactos estrechos (nexo clínico epidemiológico) no están contabilizados, hay una gran cantidad de asintomáticos, y mucha gente que tiene síntomas leves, se autoaísla, y ni siquiera va a hacerse ver, o hisopar, ya que saben que los van a mandar a su casa para hacer cuarentena. Sectores opositores, de cualquier instancia de gobierno (sin importar el color político) afirman que el nivel de testeos sigue siendo bajo, lo que acarrearía el error en el dato. Aunque a esta altura ya suena razonable no testear a alguien que casi seguro le va a dar positivo por los síntomas, o porque convive con alguien positivo.

Son variadas las opiniones de especialistas sobre la cantidad de casos reales sobre lo que marca la estadística oficial. Algunos dicen que hay que multiplicarlo por 3, otros dicen que hay que multiplicarlo ¡por 10! Si tomamos un punto medio entre estos dos, basado en un dato consensuado, y que ya tiene su publicaciones científicas, hay que pensar en una multiplicación por 6. En ese caso, el número real de casos positivos en Lavalle ronda entre 2900 y 3600 según el dato oficial que se tome.

Consultamos al respecto a Jésica Mazzeo, Coordinadora del Área de Salud, quien afirmó, sobre la situación general de nuestro departamento, que «ya no hay tantas denuncias (de gente que no cumple la cuarentena), hay más tranquilidad y no tanto miedo como al principio». Sobre la falta de publicación del registro durante varios días expresó que «soy consciente de los reclamos, entiendo la demanda permanente de la población, pero el trabajo diario nos ha desbordado, lo vamos a retomar».

De todas formas Mazzeo aclaró que el dato que brinda el Área es el dato oficial por hisopados de la propia Área y el Hospital Sícoli, ya que hay cada vez hay menos control sobre los testeos privados y la gente que, con síntomas, no consulta. Explicó que «al principio era un número más real» pero con estas situaciones la información oficial «se aleja de la realidad», por lo tanto «es el número que corresponde al Área y al Sícoli, pero no al departamento en sí».

Sobre el trabajo de la Brigada, la funcionaria manifestó que el trabajo ha crecido mucho, pero hay un número importante de trabajadores y trabajadoras de la salud capacitadas en la temática, y reconoció que si bien ha habido contagios, y se han necesitado recambios, la Brigada siguió trabajando sin interrupciones. Incluso se han hecho varios operativos en las comunidades del secano de nuestro departamento, donde los casos se han multiplicado.

En ese sentido, Silvana Alvarado, con quien pudimos realizar una recorrida que se plasmó en una crónica de El Despertador, manifestó con cierto desahucio que «la situación está critica, la gente no respeta ni el distanciamiento, ni el aislamiento» y que muchas de las personas que están «bloqueadas» oficialmente (por declaración jurada expedida por la Brigada) tampoco lo respetan. Dijo también algo que pudimos ver en nuestra recorrida, pero acentuado por el paso del tiempo: «la Brigada ha puesto alma, vida y corazón, estamos trabajando todo el tiempo… se ha vuelto desbordante, es como que ya no tenemos familia, es todo Covid».

Un avance de las últimas semanas es que en el Hospital se están realizando las pruebas de antígenos en las que se obtiene el resultado en 15 minutos, según nos informó Roxana Giménez, su Directora, quien explicó que se realizan cuando la persona tiene 2 o más síntomas. Giménez comunicó también que en este momento el Hospital tiene una sola persona internada con Coronavirus, y tuvieron esta semana un caso complicado que se pudo derivar al Hospital Central. Esto, según la Directora, es un avance, ya que no hubo inconvenientes en derivarlo rápidamente, por haber disponibilidad de camas, esto en otro momento no hubiera sido tan sencillo. La doctora lo resumió así: «si hay muchos contagiados, y hay camas libres, eso es bueno, porque evidentemente (el virus) perdió la agresividad y no la contagiosidad».

En virtud de este alivio en la situación Giménez anunció que en breve se va a volver a atender algunas consultas que estaban suspendidas hasta el momento, como controles de niños sanos de más de un año, o algunos turnos ginecológicos que, si bien no dejaron de atenderse, se vieron retrasados por la prioridad Covid.

Esta misma semana hubo un caso digno de destacar, que la propia directora del Sícoli publicó en sus redes sociales. Es el caso de Isabel, una vecina del departamento, de 72 años de edad, que contrajo el virus y estuvo 45 días internada en una situación muy delicada. Tuvo que utilizar los mentados cascos (o escafandras) de oxígeno por más de 20 días y la estuvieron alimentando a través de una sonda. Incluso, una kinesióloga lavallina se ofreció a atenderla de manera gratuita, ya que el Hospital no cuenta con esa especialidad. Finalmente las autoridades del Hospital le consiguieron un reconocimiento económico a la solidaria profesional. Giménez destacó con mucha vehemencia el desempeño del personal, sobre todo del sector de enfermería. Isabel salió de alta esta semana, acompañada de su familia, un tubo de oxigeno para continuar su recuperación en casa, y con la alegría de todo el personal que, luego de 45 días la sintieron parte de ese equipo que está en la primera fila de batalla.

 

 


  • Comentarios

    Relacionadas