Despertador Online

El diario del Oasis Norte de Mendoza

Titulos

27 noviembre, 2020

«No nos ha complicado tanto la pandemia como la crisis del gobierno de Macri”

  •   Por Franco D´Amelio
           

Mucho se habla de obra pública en Lavalle en este último tiempo, pero ahora nos preguntamos, ¿qué obras no se hicieron y cuáles fueron los motivos? ¿Qué pasará con ellas en el transcurso del próximo año?

Así lo expresó Rolando Romera¸ secretario de Obras Públicas lavallino, en el marco de un balance sobre el plan de obras municipal proyectado para este ejercicio. El documento aprobado a principios de 2020 constaba de 20 obras por un valor total de $99.042.000,00. Te contamos qué sucedió en el transcurso de este atípico año en un mano a mano con el hombre que más sabe de las obras públicas lavallinas.

Lo logrado

Como buen funcionario, Romera comenzó la entrevista hablando de lo que sí se logró en este ciclo que estamos cerrando, pero aclaró: “como todos los años, el ítem ‘obras varias’ nos superó al monto planificado, porque más ahora en pandemia surgen imprevistos que demandan más recursos”.

Este apartado, que involucraría una serie de obras menores tenía una partida asignada de $3.999.650.

En cuanto a las obras que ellos denominan “anuales”, como asfaltado; alumbrado público; cordón y cuneta, “está en ejecución como todos los años…y a esta altura del año se ha cumplido con prácticamente el total”.
Mencionó también una obra que se ha iniciado en este último tramo del complejo 2020: el cambio de alumbrado de la ruta 24.

Romera explicó que esta construcción ha sido particularmente compleja, ya que “por la crisis del año pasado nunca se pudo adjudicar, de hecho la licitación se cayó tres veces por la inflación (2019)…”

La mejora de infraestructura está actualmente avanzando, pero no por licitación sino con el personal municipal, el cual hace lo que puede con los recursos propios y en algunas cosas específicas las terceriza con empresas privadas al mismo tiempo que de a poco y con fondos lavallinos se van comprando las luminarias “que son muy caras”.

Esta obra tenía asignado un presupuesto inicial de $4.900.000.
El secretario dijo además: “hemos podido avanzar con la electrificación de loteos”. Ésta es la séptima obra del Plan, por un monto estimado de 10 millones de pesos.

Lo faltante

“Hay algunas obras que por cuestiones inflacionarias del gobierno de Macri no pudieron realizarse. Hay algunas que están en el Plan por cuestiones administrativas…porque ya estaban adjudicadas pero los contratistas no las empezaron nunca porque dijeron que por el monto adjudicado no las podían empezar. Entonces están en el Plan de Obras porque están en litigio, porque el contratista cuando está adjudicado lo tiene que realizar sí o sí…”

Ejemplos específicos de esta situación serían el Salón de Usos Múltiples de la Casa de la Cultura, por un valor de $2.936.480, y el Jardín del CEIL, por $2.790.000.

Otra que no se inició fue la rotonda de la virgen ($6.000.000), dado que el año pasado “tuvo problemas en la licitación y a principio de año hicimos otra que también tuvo inconvenientes, después salió la posibilidad de financiamiento vinculado a la accesibilidad. Así que armamos un proyecto más grande que sólo reformar la rotonda, agregamos paradas, veredas y juegos accesibles. Hubo demoras en la realización del proyecto y en firmar convenios, pero en breve vamos a firmar la licitación por una etapa, porque son montos elevados al agregar los nuevos elementos”.
Otra que no se realizó fue el “sendero con ejercitadores entre Dr. Moreno y Beltrán” ($5.000.000).

Sobre las proyecciones que no se realizaron, Romera explicó que este año se optó por terminar las construcciones que ya estaban iniciadas antes de empezar nuevas. Concretamente, se optó por la terminación de la electrificación del camino entre la Cruz Negra y el Chilcal.

Este criterio también se aplicó para el presupuesto participativo ($7.5 millones) debido a que “preferimos avanzar en las obras del año pasado con las cuales ya veníamos atrasados antes de incorporar nuevas”.

Como a forma de introspección, Romera comenta que con la abrumante inflación del último año de gestión nacional de la alianza PRO-UCR se incluyó en las licitaciones la cláusula de ajuste. “Pero eso a nivel presupuestario fue complicado para el Municipio, porque hizo que las empresas se dedicaran más a la especulación que a la obra. Este año lo dejamos de hacer, por una cuestión de estrategia…”

ED: Por lo que Ud. comenta, uno de los mayores obstáculos es la relación “tiempos burocráticos vs tiempos de inflación”, ¿qué herramientas podría implementar el Municipio para sortear esto?

RR: “Hace mucho que venimos trabajando con el tema de incorporar la compra online y el expediente electrónico, y con la pandemia se ha dado la oportunidad de generarlo. No estamos en condiciones de aplicarlo, pero ha habido grandes avances, de hecho, el expediente electrónico lo estamos usando para otras operaciones que no sean compras.
Hemos firmado acuerdos con el Tribunal de Cuentas para que ellos puedan ir haciendo el seguimiento de forma online con un usuario…”
Sobre la digitalización (y aceleración) de algunos procedimientos, el secretario de Obras Públicas lavallino comentó que: “la pandemia nos benefició en ese sentido, porque aceleró procesos que yo venía trabajando desde que inicié en el cargo hace ocho años pero que los tiempos burocráticos dilataban”.

ED: ¿Puede ser que el COVID haya afectado en cuanto al Plan de Obras más desde un punto de vista económico que sanitario?

RR: “Sí, en realidad, no nos ha complicado tanto la pandemia como lo hizo la crisis del gobierno de Macri. El 50% de las obras de este año las tuve que arrastrar del año pasado porque no las pude adjudicar o se las tenía que volver a adjudicar por el tema inflacionario…”

Lo que se espera para el 2021

“Estamos muy activos para conseguir financiamiento…estamos presentando muchos proyectos de distintas índoles como tratamiento de residuos, saneamientos, productivos también…

También se apartaría presupuesto para comprar material asfáltico para seguir trabajando con los camiones municipales, así como para avanzar en obras hidráulicas.

Se continuaría realizando cordón y cuneta junto a los vecinos, presupuesto participativo, terminar el parque de la calle Irigoyen y “con presupuesto municipal, un parque en Costa de Araujo de las mismas características que el Parque Nativo..”.

Romera aclaró que muchas de las obras que por distintas razones no se iniciaron en este ciclo, serían incluidas en el Plan de Obras 2021.


  • Comentarios

    Relacionadas