Despertador Online

El diario del Oasis Norte de Mendoza

La región hace escuela

30 noviembre, 2020

D10S ante la pasión lavallina

  •   Por Juan Burba
           

El más grande de todos los tiempos se murió el miércoles, y antes de comenzar con el desarrollo de esta nota, lectores y lectoras deben saber que este escriba es profundamente maradoniano, con todas las contradicciones que eso significa. Del Diego se ha hablado mucho estos días, y se va a seguir hablando largamente, así que vamos a centrar la atención de las próximas líneas en rescatarlo desde una mirada lavallina. Lavallina pero profundamente maradoniana. Esto es lo que salió.

«Sabía en que vereda tenía que estar parado»

Pablo Tornello es peronista (como el Diego), hincha de Boca y tuvo varios cargos públicos en diferentes momentos, en Lavalle o representando a Lavalle, tiene 63 años y se jacta de haber podido acompañar todo el desarrollo de la carrera de Maradona, dice que analizarlo desde lo deportivo «todo lo que diga es poco, ha sido único», así que prefirió destacar otras características del 10. «Ha señalado tantos caminos, con tanta claridad, con la simpleza de la gente del pueblo» rescata. «Lo verdaderamente trascendente, inolvidable, eterno, es lo que ha significado en un plano más humano, ha sido una persona que tuvo la posibilidad de ser la voz de los que no tenían voz y la usó con mucha fuerza, claridad y firmeza» expresó Pablo.

Rescató que «no se olvidó nunca, supo de dónde venía, sabía a donde iba, sabía en que vereda tenía que estar parado» y realizó el contrapunto que suele hacerse por estos días: «mas allá de algunas sombras que haya podido tener en su vida, porque todos los seres humanos tenemos luces y sombras, para mi fueron trascendentes las luces, lo rescato como un hombre con una gran sabiduría popular». Tornello dio ejemplos concretos de luchas que Maradona apoyó: «él se puso del lado de las Madres de Plaza de Mayo, de los jubilados, de las luchas populares».

Sobre cómo se enteró de la muerte del crack contó: «estábamos por sentarnos a almorzar con mis hijos y uno vino y me dijo: ‘papá se murió el Diego’, y la verdad que fue un momento muy doloroso, muy triste, quedamos mal pegados todo el día».

«Maradona hizo feliz a mucha gente y en especial a mi viejo”

Erica Vilurón es docente, tiene 42 años, es hincha de Boca y fanática del fútbol, al punto que tiene tatuado un balón en su pierna. «Viví el Mundial 86, yo le contaba a mis hijos en este día (del fallecimiento de Maradona), que tengo recuerdos de cada partido de ese Mundial, por la imagen de Maradona» nos contó. En muchos casos la pasión también viene del lado familiar: «mi papá es muy hincha de Maradona, y llevó a sus cinco hijas mujeres por ese camino, soy maradoniana por mi papá y mi tío». Confiesa también que es fanática de Boca, «pero lo maradoniano viene más allá de Boca, lo seguimos en el Barcelona, en el Nápoles, cuando estuvo en Newell’s, cuando volvió a Boca».

Sobre las polémicas en torno a la figura del Diego, Érica manifestó que «lo que hizo con su vida nunca me interesó» y dice que su fanatismo viene por «lo grande que fue en la cancha, la magia, lo talentoso, lo valioso al representar a la camiseta argentina, lo que le hacía sentir a la gente».

En referencia a cómo tomó la muerte del «Pelusa» nos contó que «me enteré a las 13 y 15 cuando mi hijo me avisa casi llorando, no lo podíamos creer, negamos, esa noticia no podía ser, se hicieron las 4 de la tarde y yo no había almorzado, él con todas sus enfermedades y con todas sus cosas siempre había gambeteado a la muerte, y esta vez nadie lo podía creer, nos dejó un profundo vacío». Y volvió sobre la principal proeza del 10 y toda la selección de aquellas épocas de gloria: «una imagen que se me vino cuando me enteré, fue mi papá en la final del 86 llorando como un niño, arrodillado con sus manos al cielo, Maradona hizo feliz a mucha gente, y en especial para mí, hizo feliz a mi viejo».

«Murió el fútbol»

Nazaret Jofré está a punto de recibirse de profesor de educación física y es entrenador de la Escuela de Fútbol «Pichones de Cracks». Cuando lo contactamos para entrevistarlo nos adelantó que se iba a «quebrar» cuando hablara de Maradona, y pasó. Es fanático de River y, a pesar de no haber vivido la etapa deportiva del ídolo (tiene 26 años), es profundamente maradoniano: «el Diego es todo, es el señor fútbol, murió el fútbol, pero el fútbol fue él, y por eso el fútbol es inmortal» dijo apasionado. Sobre la figura del diez, «el profe Naza» como le dicen sus Pichones, allanó las contradicciones que algunos se empecinan en marcar: «en el campo de juego, y lo que hizo afuera de la cancha nadie lo va a lograr, el unía pasiones, ayer vi un hincha de (Rosario) Central sacándose fotos en el muro de Newell’s, y eso fue el Diego, lo podía todo, un ser extraordinario, nunca habrá nadie como Maradona».

Nazaret respondió emocionado cuando le consultamos sobre los orígenes humildes del capitán argentino: «en un país con tantas desigualdades, él nació en un contexto muy desfavorable, en la máxima pobreza, y el Diego superó todo eso, era puro talento, y por eso llegó a estar en lo máximo, del barro a 7 estrellas, pero el nunca se olvidó de su pueblo y de sus orígenes, y eso nos representa como pueblo». Valoró también su firmeza en las posiciones políticas: «se le paró siempre a la AFA, que tanto daño le ha hecho al fútbol, revelando la verdad de lo que sucede en el deporte, por eso nunca lo apoyó la FIFA, también se le paró al Papa, diciéndole que no tenía que dormir en cuna de oro, nunca nadie lo llevó por delante, ni dentro ni fuera de un campo de juego».

El futuro profesor se enteró de la muerte del ídolo cuando estaba estudiando para dar un final: «viene mi hermano y me dice: ‘murió el Diego’, y justo ponen el noticiero y dicen que Maradona sufrió un paro cardiorespiratorio, entonces respiré, y le digo a mi hermano, puede estar con vida, pero después se confirmó, y me quedé congelado, y me puse a llorar». Después «estuve todo el día escuchando temas de Maradona, porque Maradona es arte, y no pude dejar de ver videos del Diego, me pegó muy fuerte la noticia de su muerte».

«Nunca se vendió, siempre fue fiel a sus principios»

Bárbara Fredez es empleada pública y docente, tiene 30 años, es hincha de Boca y juega al fútbol en el Futsal Femenino del Polideportivo Municipal. Nació en 1990, luego del Mundial de Italia, «si nacía varón me iba a llamar Claudio Paul, por Caniggia» contó divertida. Recuerda al Diego es sus últimos momentos deportivos: «yo no viví esa época gloriosa de Diego (los inicios y los Mundiales), pero en lo futbolístico lo siempre me impactó lo que vi en los videos, sí recuerdo cuando vuelve a Boca para la despedida».

Sobre quien tantas alegrías nos dio a los argentinos y las argentinas, «la Barby» (como le dicen los amigos y amigas) nos dijo: «es alguien que ha trascendido los límites del fútbol, su humildad lo marcó y nunca cambió, nunca se cambió de vereda y siempre fue fiel a sus pensamientos». «Quiso combatir a la mafia de la FIFA, de la AFA, al macrismo… ¡qué hermoso que era el Diego!» expresó entusiasmada. La futbolista profundizó en la faceta política de Maradona: «fue también un referente político, desde donde estaba, él marcaba una diferencia, lo tengo presente muy cerca de Néstor (Kirchner) y Cristina (Fernández), lo vinculo con Eva (Duarte de Perón), porque movieron masas, porque lo hicieron por los argentinos y argentinas». Y fue hueso: «lo que siempre me gustó del Diego, es que siempre fue él, nunca se vendió, siempre fue fiel a sus principios, siempre estuvo del mismo lado, y creo que muchos lo odian por eso, por su parte política, por lo que hizo con su vida personal, pero adentro de la cancha nadie, pero nadie, ¿eh?, le puede reprochar nada».

Bárbara se enteró de la muerte del hijo de la Tota y Don Diego cuando estaba trabajando: «estábamos en el trabajo, ahí me enteré, pero no lo podía creer, y encima lo veía en medios que no eran muy confiables, hasta que se confirmó». Pero le cayó la ficha más tarde: «en ese momento no caí, a la noche cuando estuve sola ahí quebré, fue llorar y llorar y ver los videos».

Los mejores goles y asistencias

Consultamos a nuestros entrevistados y entrevistadas sobre cuáles consideraban que eran los mejores goles del 10 y los mejores pases de gol. Estas fueron las respuestas:

Los goles

Pablo Tornello: con la camiseta de la Selección, el primer gol a Inglaterra en el Mundial México ’86, conocido como «la mano de Dios». Cuartos de Final, 22 de junio de 1986, a los 6 minutos del segundo tiempo. El partido terminó 2 a 1 con triunfo argentino.

Érica Vilurón y Bárbara Fredez: con la camiseta de la Selección, el segundo gol a Inglaterra en el Mundial México ’86, conocido como «el barrilete cósmico». Cuartos de Final, 22 de junio de 1986, a los 10 minutos del segundo tiempo. El partido terminó 2 a 1 con triunfo argentino.

Nazaret Jofré: con la casaca del Nápoli, de local, en un partido contra la Juventus. De tiro libre indirecto. Fue el 3 de noviembre de 1985 y el partido terminó 1 a 0. «No toma recorrido, su pierna hace un efecto, no tiene lógica» expresó Nazareno.

Alfredo «Toty» Ramos: con la camiseta de Boca Juniors, en un partido ante River. Por un centro de Córdoba desde la derecha, bajándola de pecho y gambeteando al arquero, a los 22 minutos del segundo tiempo, marcando el 3 a 0 para el Xeneize. Fue en el torneo Metropolitano el 10 de abril de 1981.

Las asistencias

Pablo Tornello, «Toty» Ramos y Bárbara Fredez: con la camiseta de la Selección, el pase a Claudio Paul Caniggia frente a Brasil en el Mundial Italia ’90. Octavos de Final, 24 de junio de 1990, a los 36 minutos del segundo tiempo. El partido termino 1 a 0.

Érica Vilurón y Nazaret Jofré: con la camiseta de la Selección, el pase a Jorge Burruchaga frente a Alemania en la Final del Mundial México ’86. El 29 de junio de 1986, a los 36 minutos del segundo tiempo. El partido terminó 3 a 2 a favor de Argentina, consagrándose Campeona del Mundo.

BonusGol

Nazaret Jofré, tentado de no quedarse con uno solo, nos acerca un par de goles y asistencias más, seguramente poco conocidas, ahí va:

«Después hay un gol en año 82 jugando para el Barca a Estrella Roja, un gol picándola por arriba del arquero desde afuera de área, una hermosura. Y dos asistencias: una a Ramón Díaz de rabona y otra en un amistoso con Chile a Balbo, de 3 dedos, la pelota se frena para que pueda hacer el gol, ¡una locura!».


  • Comentarios

    Relacionadas