, de del
Despertador Online
Titulos

24 diciembre, 2020

El 2020 en un semáforo lavallino

  •   Por Franco D´Amelio
           

Hemos hecho un resumen de lo que ha sido este complejísimo año a través de nuestras coberturas mediáticas ordenándolo por «negativas», «más o menos» y «positivas».
Eso sí, como estos meses ya han tenido suficiente negatividad, hemos invertido el orden y terminaremos la nota con el «verde», que serían las noticias algunas de las noticias más positivas que pasaron por las páginas del periódico.

ROJO

El 19 de marzo publicábamos «Argentina en cuarentena: para los que se creen vivos», donde se explicaba que, a raíz de las insólitas caravanas de turistas desde CABA y Gran Buenos Aires hacia la costa el presidente Alberto Fernández -en diálogo con los gobernadores- decidió declarar el Aislamiento Social Obligatorio. El cual empezaba a regir desde las 00hs del viernes, es decir, en la misma noche de la publicación y regía, en principio, hasta el 31/03 inclusive.

La cuarentena no sólo se extendió, sino que el 11 de julio tuvimos que publicar «En Mendoza confirman 16 casos y se confirma uno en Lavalle», anunciando así el primer caso confirmado de COVID-19 en el Departamento.

Se trató de una mujer de 47 años que se encontraba internada en el hospital Sícoli junto a sus dos niños. Tenía «nexo epidemiológico» por haber estado en contacto estrecho con una persona con SARS-Cov2, porque en ese tiempo aún no se declaraba la transmisión comunitaria.

Para finalizar las noticias «rojas», queremos recordar a Don Juan López, oriundo del B° La Colmena, en Jocolí Viejo. Él fue un lavallino fallecido por el virus de la pandemia. Su familia había denunciado a la Clínica Santa María, epicentro de las miradas de todo el país por su vergonzoso desmanejo de los pacientes antes y durante este año.

Por eso la nota publicada el 16 de septiembre se tituló: «La muerte de un lavallino que padeció a la Clínica Santa María».
Al albañil de 68 no le dieron el agua ni la comida que la familia le había acercado, y murió en soledad, debido a los protocolos médicos. Su cuerpo fue cremado pese a que su familia no lo quería, y por ende nunca se le pudo hacer un segundo test para corroborar que lo dicho por la sospechosa clínica hubiese sido cierto.

AMARILLO

Una de las actividades que más se trastornó en la cuarentena fue la educación. Miles de familias con estudiantes de distintos niveles se encontraron con la agobiante situación de tener que utilizar PDFs y otros archivos para «aprender».

También salieron a la luz las desigualdades que desde la clase política toda no se quiso abordar seriamente nunca. Mientras en algunas casas cada integrante tenía uno o más dispositivos para conectar al Wi-Fi domiciliario, en otras había un solo teléfono (no siempre en perfectas condiciones) que utilizaba datos móviles para recibir y enviar las tareas de los chicos.

Eso último en el mejor de los casos, porque como ocurrió en gran parte de Lavalle, la conectividad fue muy deficiente. Allí salió lo mejor de los seres humanos que hacen a la comunidad educativa y docentes de distintas escuelas utilizaron sus vehículos particulares para llevar y traer tareas -e incluso dar clases- a las casas de sus alumnos excluidos por la tecnología.
En este contexto donde el conjunto de la educación tanto pública como privada se mantuvo en pie únicamente gracias a que los educadores estuvieron dispuestos a trabajar muchas más horas de lo habitual, usar sus equipos e Internet sin un mínimo reconocimiento del Estado, en ese marco, la DGE propone (o intenta imponer) una nueva ley de educación que rozaba la violación a los derechos humanos. De paritarias salariales, nada.

Las manifestaciones se hicieron sentir en toda la Provincia, entre tantos artículos que publicamos, uno de ellos decía «La caravana de la Unidad se hizo sentir fuerte en Lavalle», que daba cuenta de la participación de unos 140 vehículos para repudiar la iniciativa del radicalismo.

Esa misma semana 1000 autos se concentraron en los alrededores de la Casa de Gobierno con educadores de distintos puntos de Mendoza.

Todo eso ocurrió en la última semana de septiembre, pero uno días antes también publicábamos «Colombia y Chile: José Thomas toma de referencia a los malos alumnos», donde expusimos que los datos oficiales demostraban el fracaso de las políticas educativas de otros países que el director de la DGE, José Thomas, mencionaba como ejemplo a seguir.

Esta situación fue catalogada como «amarilla» porque si bien comenzó muy negativa, con una ley que garantizaba los puestos laborales en función de la «eficiencia» y que alentaba a los docentes a espiar y denunciar las redes sociales de sus pares, fue tal la movilización física y virtual que el gobierno de Rodolfo Suárez debió retroceder.

Esta fue la segunda vez en menos de un año en la que el gobernador de Cambia Mendoza tuvo que hacer marcha atrás por la indignación colectiva, la primera fue en diciembre con la modificación de la ley 7722 que regula el uso del agua y la actividad minera.

VERDE

La mejor parte, porque el 2020 tiene mucho de positivo. Hasta la fecha, existen en la Provincia 37.451 personas recuperadas de COVID-19.

Para cerrar, decimos que el ser humano está diseñado para saber sacar Luz de las situaciones oscuras.
Lo que empezó como una nota de denuncia por un emprendimiento inmobiliario irregular denominado «AGUA NORTE» finalizó con el siguiente titular: «Con amplio consenso se declaró Área Natural Protegida a la Laguna de Soria», el pasado 9 de septiembre.

Unidad de Diagnóstico Intensivo (UDI), también conocido como «el hospital de Costa», finalmente entró en la Ley de Presupuesto 2021 por el monto total de la obra. Finalmente, los lavallinos tendrían un microhospital de última generación en el Departamento.

Unos días antes, en la primera semana de noviembre también anunciamos: «Incluyen obras históricas en el Presupuesto Nacional».

Concretamente se trata de la impermeabilización de los canales de riego de los sistemas Esteban Tulumaya y Jocolí. La obra beneficiará a más de 1.500 productores de Lavalle (La Pega, El Chilcal, Jocolí Viejo, Villa Tulumaya, Tres de Mayo y Jocolí) y de Las Heras (Capdevilla, El Algarrobal, El Borbollón y El Pastal) y abarca una extensión de más de 9.121 hectáreas.

El otro proyecto que quedó incluido en el presupuesto de obras de la Nación es el de la Reactivación ferroviaria para la conectividad por el interior del departamento, aprovechando las instalaciones existentes de las estaciones de San José, El Apero y Lagunas del Rosario.

Es el tan mencionado «Tren de las arenas» que apunta a reposicionar totalmente a Lavalle dentro del mapa turístico provincial en el mediano plazo.

Por último, cabe mencionar que con el contexto económico adverso que ya venía como pesada herencia de la alianza UCR-PRO a nivel nacional -que la gestión Fernández no ha sabido resolver- era casi imposible pensar que este año hubiese Internet en las zonas más remotas del territorio lavallino.

Sin embargo, en eso la pandemia ayudó y por eso el 8 de diciembre pasado publicamos: «Una buena noticia para el secano lavallino: ya hay comunidades que tienen internet».
La empresa pública ARSAT firmó convenios con el Municipio para otorgar el servicio de conexión satelital (sumamente costoso) de forma gratuita a las familias del secano.
Los puntos donde se ubican los equipos son 4 lugares de Lagunas del Rosario, conectando a Posta de los Médanos, Centro de Salud de Capilla del Rosario, Isla con Jume y Alto con Retamo. Así también la Comunidad de San José Juan Manuel Villegas, alcanzando las zonas de Santo Patrono Santiago y próximamente Pampa Colorada.


  • Comentarios

    Relacionadas