, de del
Despertador Online
Titulos

9 febrero, 2021

Después de 5 años de paralización comienzan las obras en la ruta 40

  •   Por Franco D´Amelio
           

Una obra tantas veces postergada, y que durante el último gobierno estuvo directamente paralizada, hoy parece que se convertirá en realidad. Decimos parece porque fue tan manoseada durante la
presidencia anterior, que ahora mejor preferimos no “quemarnos con leche”.

Semanas atrás distintas cámaras de la construcción y empresariales de la Provincia reclamaron a las autoridades en base a la necesidad de retomar la tan anhelada doble vía Mendoza-San Juan por la ruta nacional 40. Desde Vialidad dieron explicaciones al respecto y si bien el futuro parece prometedor para Lavalle, piden cautela en las expectativas a corto plazo.

En entrevista exclusiva para el Periódico El Despertador y FM Tierra Campesina, el jefe de la Dirección Nacional de Vialidad en la Provincia, Guillermo Amstutz, explicó el estado de la obra y otros temas relacionados.

ED: Este proyecto debe ser uno de los más anhelados para los mendocinos y ha tenido muchas idas y vueltas, ¿cuál es su situación actual?

GA: “…esencialmente por las demoras de pago y atrasos que se venían produciendo durante 2018 y 2019 de la gestión de Macri, Vialidad Nacional tenía paralizadas prácticamente todas las obras en el país y las empresas no estaban en condiciones de empezar las obras por los atrasos en los pagos…considerando que la licitación de la doble vía que une el aeropuerto El Plumerillo con la entrada a Lavalle estaba financiada con fondos del Tesoro Nacional, con más razón había resquemor en los pagos de esta obra…”

 

 

Por las demoras en los pagos y atrasos en el 2018 y 2019, Vialidad Nacional tenía paralizadas prácticamente todas las obras en el país.

 

La ganadora de dicha licitación fue una UTE (Unión Transitoria de Empresas) conformada por la mendocina CEOSA y la puntana Chediack S.A.I.C.A. con un proyecto alternativo que era 21% inferior al precio base establecido por el Estado.

Amstutz explicó que la legislación vigente establece que cuando una empresa gana una licitación con una oferta de más del 20% por debajo de lo establecido, debe triplicar sus garantías. Es decir, que necesita garantizar el cumplimiento de la obra con un importe del 15% del total presupuestado, el cual puede estar conformado por avales bancarios, bienes propios y/o títulos públicos.

“Esto último es lo que se está terminando de arreglar, atento a que es una garantía muy alta, hay un preacuerdo de cómo conformarla y estaban avanzando en las etapas administrativas-jurídicas previas a la firma del contrato. De hecho, algo muy interesante es que la empresa ya lleva 15 días con topógrafos revisando la traza del anteproyecto que han presentado para ver los puntos donde podría haber conflictos con propiedades privadas u otros obstáculos que la obligarían a hacer otros trabajos de mensura. O sea que, si bien no está firmado el contrato aún, la empresa ya está avanzando…”, declaró el exintendente lasherino.

ED: Hablemos de uno de los temas que más preocupan, ¿cuáles son los plazos para el inicio de obra?

GA: “…estimamos que en el primer trimestre de este año…va a estar firmado el contrato y va a tener inicio la obra. Lo que sí, hay que tener cautela con las expectativas. Porque tal vez hasta fin de año nos lleve el estudio del proyecto ejecutivo en cuanto a variantes, nudos, y cada una de estas temáticas lleva su estudio de impacto ambiental, su consulta pública, además de las expropiaciones.

Por lo que yo diría que este año es específicamente de un movimiento no muy fuerte en lo que hace a la obra, lo más probable es que se vea movimiento en los tramos más sencillos como el de la entrada a Lavalle hasta la escuela Abraham, que es recto, pero (hay otros) con zonas muy complicadas…donde hace falta un trabajo que no es tan visible como los de la máquina, pero que son imprescindibles…En cuanto a la finalización total, yo estimo que se va a estar terminando a fines de 2023”.

ED: ¿Podría la inflación poner en riesgo la obra si excede el monto presupuestado por los privados?

GA: “Vialidad Nacional tiene en su pliego una fórmula de ajuste permanente que está especificada para acompañar la inflación, y las empresas se allanan a esto. Lo más complejo para las empresas, más que la inflación, son los atrasos de pagos, que fue lo que pasó en el gobierno de Macri.

Afortunadamente, y pese a la pandemia, el gobierno nacional puso al día todas las obras el año pasado y así es que se pudieron recuperar muchas que estaban paralizadas…

Si bien no es bueno tener inflación, si el gobierno tiene la prevención de reservar las partidas necesarias para equilibrar los pagos, las obras pueden continuar. Repito, no es lo ideal que haya inflación, pero Vialidad tiene en los pliegos previsto este tema”.

ED: ¿Cuáles son los beneficios que podría traer esta obra para Lavalle?

GA: “Este es un tema que ha sido motivo de varias reuniones con el intendente Righi, y hemos acordado que apenas la empresa firme el contrato, haciendo un fuerte eje en el desarrollo estratégico de Lavalle, que va a ser la principal impactada con esta doble vía, proceder a un estudio integral de todo lo que va a ser el planeamiento del departamento en base a lo que será esta obra…

En todo lo que hace a la estrategia y al desarrollo estratégico, en el crecimiento que sí o sí va a tener Lavalle, el intendente nos ha manifestado su interés en colaborar con el planeamiento de esto”.


  • Comentarios

    Relacionadas