Despertador Online

El diario del Oasis Norte de Mendoza

Deportes
Titulos

22 febrero, 2021

El paso de Leopoldo Jacinto Luque por el Melonero

  •   Por Juan Burba
           

El pasado lunes falleció en Mendoza, a los 71 años, el Campeón del Mundo 1978, Leopoldo Jacinto Luque. Santafecino de nacimiento, fue adoptado por nuestra provincia desde hace muchos años, vinculado a varios clubes mendocinos como Director Técnico, desde 1985.

En su carrera como futbolista se destacó en Unión de Santa Fé y River Plate. Tuvo pasos breves por el Tampico de México y el Santos de Brasil. Como técnico, pasó por el propio Unión, Belgrano de Córdoba y llegó a Mendoza, para quedarse, siendo DT de Deportivo Maipú, Independiente Rivadavia y el Club Atlético Argentino, donde se retiró en el 2013. Entre 1994 y 1995 fue técnico del Cicles Club Lavalle.

El Despertador buscó a los protagonistas, y encontró a don Ramón Bussolano, quien fuera Presidente del “Melonero” en ese momento, y a Nelson “Topa” Escudero, jugador que conformó el plantel dirigido por Luque y también ex presidente del Cicles.

Le consultamos a Ramón cómo fue que llegó Luque al Cicles, “el técnico de ese momento renunció y hubo gente que se puso en contacto con Luque, y llegamos a un arreglo, y así es que vino al Cicles como técnico, fueron alrededor de 8 meses, pero en ese tiempo hicimos cosas muy importantes” nos contó.

Entre esas cosas recuerda una en particular: “a través de él (Luque) pudimos traer a parte de la Selección campeona del ’78 y hacer un evento en el Cicles” manifestó Bussolano, “vino Fillol, Galván, Villa, los hermanos Killer, y algunos más”. Y relató parte del recorrido de ese encuentro: “fue un evento muy importante, se hicieron visitas a bodegas, se hizo un almuerzo en el Puesto Díaz, que le gustó muchísimo a las figuras, y se hizo una cena en el Club y al día siguiente el partido”. Cuando le consultamos sobre a qué partido se refería, nos contó orgulloso: “se jugó un partido con una Selección de Mendoza, con muchas figuras del fútbol mendocino, entre ellos Darío Felman, Quique Reggi y otros”. Felman hizo dupla con el propio Luque para dirigir a la “Lepra” años más tarde. “Tener en el Club a una persona que había jugado a nivel mundial, fue una experiencia muy buena” dijo satisfecho Ramón.

Le consultamos, al otrora presidente del “Melonero”, qué conceptos tenía sobre Luque como persona: “era una persona sencilla, simple, con muy buen trato con el plantel y con la dirigencia, tenemos un grato recuerdo” y como técnico: “la gente quedó muy conforme con su desempeño, era un plantel con muchos jóvenes que le tenían mucho cariño”.

Así lo confirma el “Topa” Escudero, dirigido por Leopoldo Jacinto, cuando conversamos con él: “lo que más nos impactó fue su experiencia como jugador, en River y en Unión”, con respecto a los entrenamientos explicó que “quizás era poca táctica, pero mucha historia, que era lo que más nos gustaba a nosotros”.

Sobre la llegada del crack al Cicles Escudero recordó: “cuando Ramón nos preguntó qué nos parecía que Leopoldo Luque fuera técnico, ¡imagináte!, no lo podíamos creer, cuando lo presentó fue un gran honor”. “Su paso por el Cicles fue glorioso, que nos dirija un Campeón del Mundo es buenísimo para la historia del Club” sentenció.

Escudero recordaba el peso de Luque en el fútbol nacional, y particularmente en Mendoza: “fue un técnico muy prestigioso, dirigió (Deportivo) Maipú en el Nacional B y también en la Lepra, acá fue codiciado por muchos clubes”.

Sobre su calidad humana el ex jugador del “Melonero” fue concreto: “era una persona excelente” y recordaba sus consejos que excedían su rol de técnico: “el mensaje que me quedó de él fue sobre las cosas lindas que te deja el fútbol, en la cancha y fuera de la cancha, él nos decía, el fútbol son pocos años, es sacrificado, pero la vida te lo devuelve a medida que pasa el tiempo, por ejemplo las amistades, o si te fue bien en lo económico”.

El “Topa” también tenía anécdotas en el baúl de los recuerdos: “Jesús Tapia vino de Argentino al Cicles, cuando él (Luque) estuvo, y vivía en San Martín, un día para el cumpleaños del padre, el Jesús lo invitó, y tuve la oportunidad de llevarlo, junto con el “Hormiga” Molina, imaginate llegó Luque y estaban todos los vecinos, era en un Club, y no le molestó para nada, saludó a todos los vecinos, después fue a jugar un partido”. Y las del Club: “con nosotros compartió un montón de asados, eran sagrados los asados del día jueves, y todos alrededor de él, escuchando las historias”.

Sobre el fallecimiento de esta gloria del fútbol nacional, ambos entrevistados reaccionaron igual. “Me causó mucha tristeza, fue una figura muy grande, se siente una enorme tristeza, además es la pérdida de una figura tan importante” expresó Ramón Bussolano. El “Topa” por su parte dijo tener “una tristeza enorme, me hubiese gustado haberlo disfrutado más tiempo, se merecía que la vida le diera una oportunidad más, Leopoldo era una persona muy especial.”

 

Allá fue el Leopoldo Jacinto, a encontrarse con los otros campeones del mundo que ya están jugando el picadito con San Pedro: Rubén Galván y el “Loco” Houseman, compañeros de Luque en el ’78 y José Luis Cucciufo, el “Tata” Brown y el enorme, y recién llegado por aquellos lares, Diego Armando Maradona del plantel campeón de 1986.


  • Comentarios

    Relacionadas