Despertador Online

El diario del Oasis Norte de Mendoza

Titulos

19 abril, 2021

Mendoza, ¿el mejor país del mundo?

  •   Por El Despertador
           

La semana pasada estuvo en el departamento de Lavalle, Hugo Laricchia, fundador del mendoexit, quien junto a Gabriela Figueroa, ex directora de Radio Nacional en Mendoza se acercaron para
charlar con amigos y simpatizantes. Aprovechamos la ocasión para dialogar con él.

Se llama Hugo Laricchia y parece ser mucho más que lo que algunos mencionan como oportunista mediático. Creó un partido para defender la “mendocinidad” y si bien busca equilibrar la relación de poder Provincia-Nación aclara que su movimiento no apunta a una independencia mendocina como país aparte, aunque tampoco lo descarta del todo. De qué se trata “Éxito”, su espacio político, y cómo podría poner en jaque a los partidos tradicionales.

El pasado jueves se presentó formalmente el espacio que se presentaría en las próximas elecciones en alianza con el arcaico Partido Demócrata.

El conductor de la nueva fuerza explica los orígenes del movimiento: “en el año 2015-2016, gracias a las redes sociales que te permiten encontrarte con gente con tus mismos intereses. Nos fuimos encontrando entre mendocinos que veíamos con estupor cómo la Argentina se iba suicidando y no sentíamos que los mendocinos fuéramos corresponsables de ese suicidio…Veíamos que la Argentina se volcaba a los planes (sociales)…y los mendocinos nos seguíamos levantando temprano a trabajar…no caíamos en esa tentación de depender del empleo público y veíamos diferencias culturales muy grandes…dijimos ‘si los mendocinos pudiésemos gobernarnos en mayor medida que ahora, pero no en el delirio de un país aparte, sino como dice la Constitución de 1853…”

En términos concretos, anhelan lo que siempre debería haber sido, pero nunca fue: que la Argentina sea federal y por ende cada provincia se gobierne sin depender de la Capital salvo en cuestiones generales como la seguridad de fronteras, impartición de justicia, etc.

Para ello, el grupo habló con ministros y legisladores presentando proyectos como recuperar el Registro Nacional del Automotor, establecer una ruta aérea Mendoza-San Rafael “sin pedirle permiso a Buenos Aires” y otros más que no habrían sido escuchados.

Otra idea fue que “Mendoza se retire del pacto fiscal y empiece a cobrar impuestos con una coparticipación inversa. La Provincia cobra y le da su parte a la Nación” afirma el nuevo político.

Al no tener cabida con el aparato partidario tradicional optaron no por ser una tercera fuerza sino por arrebatarle el poder a los bloques más fuertes.

Muchos podrían considerar disparatada su idea, pero el mismo Alfredo Cornejo al ver el grado de adhesión en las redes sociales se colgó del “MendoExit” el año pasado y el legislador José Luis Ramón este año.

De hecho, recientemente la consultora Reale Dalla Torre realizó un sondeo sobre el tema y determinó que el 42,8% de los encuestados está de acuerdo con la independencia menduca.
Es más, el 73% consideró que el gobierno de Alberto Fernández discrimina a Mendoza. Números que tal vez no hagan que el Frente Todos tema por el Partido Éxito en sí, pero seguramente por la imagen que una buena porción de los mendocinos tendría de la relación con la Nación.

Justamente eso es lo que interpreta Laricchia al decir que nuestra tierra es constantemente “atacada por la Nación” aclarando que eso es independientemente de quién presida el País.

Considera que Fernández Sagasti es una “empleada de Cristina” y que el peronismo local es “adicto a chuparle las medias” al gobierno central y no es capaz de “pelearse” por los intereses de los mendocinos.

Así mismo opina que Cornejo tiene “una gran contradicción entre lo que dice y haber sido dos años diputado nacional y no haber presentado ni un solo proyecto en defensa de Mendoza. Acompañar a un gobierno (Suárez) que ha sido bastante timorato ante los ataques de la Nación”.

“….Esto no es un movimiento ideológico… es un movimiento de defensa de Mendoza…” dice el entrevistado y aclara que eso está “por encima de lo ideológico” y destaca que dentro de Éxito hay gente con ideologías opuestas pero que lo deja de lado para luchar “por los intereses de los mendocinos”.
“Mendoza está bajo ataque y hay que defenderla…” sintetiza Laricchia.

ED: ¿Cree que existe un único tipo de mendocino?
HL: “No, obvio que no…hay una cultura común a los mendocinos, se basa en habernos criado en un desierto, a nosotros nadie nos regaló nada. Sabemos que tenemos un cultivo muy intensivo y una helada te puede arruinar todos, entonces nuestros abuelos eran ahorrativos…somos ecológicos porque la naturaleza nos obligó a serlo…hay características comunes a todos los mendocinos…No busca el empleo público como la principal salida para sus hijos, eso está en el ADN de los mendocinos…es la mendocinidad.

ED: Cree que las declaraciones de Cornejo, que pusieron en el tapete a nivel nacional la propuesta, no la terminaron desvirtuando?
HL: no creo, puede que a nivel nacional, sí. A nosotros no nos ha interesado operar mucho en la plaza nacional. El periodista porteño te aseguro que es muy vago, no google usan. Entonces tienen un título de Cornejo o Ramón y agitan ese tema.
En Mendoza está claro que el movimiento no es de Alfredo Cornejo, que veo con agrado que entienda la situación, pero hay una gran contradicción entre lo que dice y haber estado dos años en el Congreso de la Nación y no haber presentado un solo proyecto en defensa de Mendoza y haber acompañado a un gobierno bastante timorato.

ED: El Partido Demócrata representó esta idea durante muchos años…
HL: Si, es cierto. Lo que sucede a partir de la reforma del 94´empezaron a caer los partidos provinciales. Yo creo que son rescatables las ideas del partido Demócrata, pero con una visión del siglo XXI (NdR: la entrevista se hizo antes del acuerdo con el PD)

ED: ¿Es decir que ustedes quieren hacer un frente político?
Sí, queremos constituir un frente con todos aquellos que quieren defender Mendoza, y que tengan la defensa de Mendoza, por encima de sus pertenencias partidarias.

ED: ¿Pero para eso tienen que presentar un frente?
HL: si por supuesto, vamos a convocar a todos, y esperemos que se nos sumen, sino iremos solos igual. Me gustaría que viviera Santiago Felipe Llaver, que era mucho más mendocino que radical, que cuando tuvo que pelearse con la nación por los Nihuiles, lo hizo. O Arturo Lafalla que cuando le tuvo que hacer un juicio a la nación lo hizo. Esto no es un movimiento ideológico en términos de populismo, republicanismo. Esto es un grupo en defensa de Mendoza y nos gustaría que nos acompañaran otros sectores. En ese sentido, nos está yendo bastante bien.

ED: leí en un medio, que lo caracterizaban como antiperonista, anticomunista y de alguna manera…
HL: me dijeron ateo.

ED: sí, pero no era una definición ideológica.
HL: sí, sí, yo no soy peronista, individualmente, soy liberal, desprecio el populismo, desprecio todos los colectivismos. Respeto mucho al individuo, por eso no puedo ser peronista, ni comunista, ni fachista. Pero es mi idea personal, y estoy dispuesto a dejar mucho de lado en la defensa de Mendoza.

ED: Trato de seguir la lógica del planteo…
HL: haber, esa es mi ideología personal, no la del movimiento. Un socialista puede defender Mendoza y un liberal también. Después discutiremos entre mendocinos si los troles tienen que ser estatales o privados, mis compañeros de ruta socialistas, o demócratas progresistas o socialdemócratas dirán que pueden ser estatales y yo diré como liberal que deben ser privados, pero lo importante es que nosotros podamos decidir, no que venga un jefe político de Buenos Aires y nos diga qué hacer. No hay posibilidades de que venga un jefe político que no diga qué hacer. Lo que tenemos como dogma es que no tenemos jefe en Buenos Aires.

ED: está bien, ¿con quién siguen hablando?
HL: con muchos, con la gente del Partido Federal, el partido libertario, el partido más fe del pastor Bonarrico, hemos hablado mucho con la gente de Juntos por el Cambio, también con la peronismo republicano.

ED: ¿quiénes están en Mendoza en ese sector?
HL: hemos hablado con Edmundo Fares, Raúl Lilloy, Alberto Flamarique. Pero que se entienda bien, nos hemos juntado como mendocinos a comer un asado y charlar. Con la mayoría, salvo con los kirchneristas, coincidimos que a Mendoza hay que defenderla. Que Mendoza está mal. Las diferencias pueden ser metodológicas. Yo no creo que la herramienta pueda ser hoy Juntos por el Cambio.

ED: me cuesta entender que escinda los intereses de Mendoza, de algunas miradas ideológicas, o también es relativo…
LH: no es relativo, Mendoza está bajo ataque. Si en este momento viniera un ejército invasor, al estilo El Eternauta, o invasión zombi, vos y yo estaríamos peleando. Y después discutiríamos.

ED: ¿y usted cree que esa es la actual situación?
HL: Creo que Mendoza está bajo ataque, todo el día nos roban y a Mendoza hay que defenderla.

ED: cómo se expresa eso…
HL: Portezuelo del Viento…

ED: no entiendo.
HL: con la promoción industrial tuvimos que hacer un juicio en el año 99.

ED: pero qué tiene que ver el kirchnerismo que en esa época no existía.
HL: No, no, no, pero como ahora nos gobiernan a nivel central, los kicrhneristas a nivel provincial, son más kirchneristas que mendocinos. Pero a nosotros nos han perjudicado todos los políticos. Cristina estaba con Paco Perez y también nos castigaron. Alfonsín también. Y Menem también. Hoy circunstancialmente son gobierno nacional, y sienten la obligación de defender eso. Y defienden aberraciones como lo de Portezuelo del Viento, como Carmona que dice: no sean tan mendocinistas. Eso es haber perdido todo contacto con la realidad.

ED: ¿Y en qué beneficiaría Portezuelo del Viento a Lavalle, Santa Rosa, o La Paz?
HL: en las regalías eléctricas.

ED: pero con una mirada sumamente centralista, no federal, y discrecional como vos criticabas anteriormente…
HL: si, es cierto. Deberíamos hacer una nueva ley de municipalidades.

ED: ahora, la misma energía con renovables se haría por la mitad de precio.
HL: sí, pero el convenio que firmó Cobos con Kirchner habla de Portezuelo del Viento.

ED: Mendoza decidió por una cuestión histórica tomar la decisión, no fue la Nación.
HL: sí, pero había un convenio.

ED: que podía ser cambiado por otro…
HL: Yo creo que esto fue una muy mala decisión de Cobos, que casualmente fue el vicepresidente de Cristina. Creo que deberíamos haber hecho lo que hizo La Pampa, que es cobrar cash. Pero entre Portezuelo y la nada, prefiero Portezuelo. De hecho creo que hay una cantidad de obras mucho más eficientes, aún sin contar con solares y eólicas.

Mendoexit electoral

Según explica Laricchia, habrá salida electoral en estas elecciones para este espacio, formando un frente político electoral. Para ello, hay varias personerías que podrían usarse y eso no sería un problema. Lo que sí está claro, para el dirigente, que no hay posibilidades de hacer un acuerdo con Juntos por el Cambio. La intención sería, aunque no lo dice así, de entrar por el carril del medio, para convertirse en la tercera fuerza. Para el fundador del mendoexit, no es una buena palabra, porque de alguna manera es subestimar el espacio político. Prefiere admitir que es un fenómeno político que se está dando en ese contexto, y no disimula su efusividad, por los números estadísticos que según él son muy alentadores para esta propuesta, y no precisamente para salir terceros.

Sin acuerdo con la nación, Mendoza debería evaluar escindirse

Se trata, dice el entrevistado, de decirle a la Nación “volvamos a los orígenes o nos vamos”, aunque aclara que la intención no es separarse sino presionar una relación más beneficiosa para los mendocinos.

Sin embargo, declara que si “Mendoza siguiera siendo atacada y saqueada, los mendocinos deberían debatir esa posibilidad (de independencia literal)… pero con un gobernador corajudo no habría necesidad”.

A modo de reflexión de los elaboradores de esta nota, más allá de la nula, relativa o exitosa viabilidad política del nuevo partido por la tal vez excesiva heterogeneidad de sus ideologías internas y lo dificultoso de sus propuestas; la realidad es que hay algo latente y más profundo detrás. Saliendo del debate absurdo de crear o no un país aparte, la realidad es que salvo para un nacido y criado en la CABA, existe un recelo de las provincias hacia esa Argentina unitaria que se disfrazó de federal hace más de 170 años.

Indudablemente el sentimiento de “mendocinidad” resentida existe como lo demuestran las encuestas y el hecho de que ya haya un partido que la ¿represente? es una prueba irrefutable. El kirchnerismo mendocino necesitará de una gran cintura para ser amigo de Buenos Aires y de los mendocinos a la vez, y así el resto del arco político tradicional deberá prestar atención a esto ya que las próximas elecciones podrían traer más de una sorpresa si no toman cartas en el asunto.

Tanto Protectora, como anteriormente el FIT, ocuparon el espacio de tercera fuerza, y se convirtieron en fenómenos políticos en su momento. Esas salidas tenían en común una mirada hacia la intervención del Estado, alejadas del neoliberalismo.

El mendoexit no es una salida por “izquierda” como fueron las anteriormente nombradas, sino, y por más que lo niegue su fundador, una salida por derecha.

La pregunta del millón es saber; si el mendoexit es una salida democrática, republicana, federal pensada para el siglo XXI o en su defecto se esconden y albergan, las corrientes chauvinistas y reaccionarias, con sus anquilosadas y antidemocráticas categorías de peronismo antiperonismo, comunismo anticomunismo, que lo convertirían en un fenómeno circunstancial, pero sin esencia.

El tiempo lo dirá


  • Comentarios

    Relacionadas