Despertador Online

El diario del Oasis Norte de Mendoza

La región hace escuela
Titulos

20 abril, 2021

¿Cuál es el papel de las mujeres en la política lavallina? Te presentamos la segunda entrega del dossier

  •   Por Juan Burba
           

Continuamos con las conversaciones iniciadas la semana pasada, donde pasaron 2 referentes muy fuertes, con declaraciones inéditas, muy interesantes, y que le ponen ese picante que este momento histórico amerita. Estamos hablando de Fabiana Denmani y Vanesa Caballero.

Hoy llega el turno de 3 mujeres jóvenes que, desde diferentes lugares y espacios políticos de la escena departamental, opinan sobre esta temática, en estos diálogos urgentes u necesarios. Se trata de la Concejala de la Izquierda Micaela Blanco Minoli, de la representante de la Juventud Peronista Marianela Rodríguez y de la Directora Municipal Pierina Borromei.

Lo más importante es cómo las mujeres conducen los procesos de organización desde abajo”

Micaela Blanco Minoli es Concejala desde el el 2017 por el Frente de Izquierda. Su ingreso al legislativo departamental fue un hecho histórico, ya que por primera vez la izquierda (partidaria tradicional) pudo obtener una banca. Blanco Minoli comenzó su gestión presentando algunos proyectos que tienen mucho que ver con la temática que nos convoca. El primero fue el de licencias por violencia de género a las trabajadoras municipales, presentado en el 2018 y aprobado en el 2020.

Micaela Blanco Minoli, concejala por el FIT

Seguimos con ella nuestros diálogos para escrutar opiniones sobre el rol de las mujeres en la política lavallina. Micaela comenzó su análisis desde otro lugar, saliéndose de lo institucional: “desde hace unos años somos las mujeres las que dirigimos diferentes procesos de organización y lucha que se vienen dando en el departamento, uno de los ejemplos mas importantes de Lavalle es el de las maestras que se organizaron y organizaron una comunidad para buscar a Johana Chacón y Soledad Olivera”. Mencionó también a las mujeres de la Asamblea por el Agua y las jóvenes que han copado la escena en los últimos tiempos: “las jóvenes que se organizar para pelear por sus derechos, como es el caso de Azurduy, pero también hay otros procesos donde las mujeres decimos que tenemos que organizarnos y pelear por lo que nos falta”.

Sobre el rol de las mujeres en las instituciones, relativizó su importancia en este debate: “esto de romper el techo de cristal es un debate profundo, y tiene que ver con que las mujeres ocupen cargos y lleguen a lugares de poder, pero lo más importante es cómo las mujeres conducen los procesos de organización desde abajo, procesos que últimamente que han sido protagonizados por mujeres”, insistió, y reforzó “hay una concepción de que se hace política solo desde los lugares de poder, y que las mujeres empoderadas son sólo las que llegan a cargos o a puestos en el estado o las instituciones, yo creo que no tiene que ver con eso”.

Pero volviendo sobre lo institucional, Blanco Minoli habló del ejecutivo: “por ejemplo en Lavalle una mujer conduce el Área de Educación, Familia y Género, y eso no se traduce en más políticas de género o en otra situación de las mujeres”. Y sobre la cuestión partidaria agregó que las mujeres “muchas veces responden a sus partidos políticos, y a un estado que tiene sus intereses puestos en otros lados, lamentablemente”.

Le consultamos si opinaba como su par, Vanesa Caballero, quien aseguró que la llegada de Carina Segovia a la presidencia del Concejo Deliberante cambió totalmente las posibilidades de las mujeres dentro del cuerpo. La Concejala del FIT opinó que “no tiene que ver con que sea una mujer, yo siempre me he peleado por mis posiciones, tanto antes como ahora, de una u otra manera me escucharon, pero eso no se traduce en que me acompañen con los proyectos”. De todas formas reconoció que “siempre he tratado de impulsar cuestiones con las concejalas, como por ejemplo con lo del mural del Johana y Soledad (que fue borrado en el marco de las obras del Paseo de la Memoria), desde el Frente de Izquierda armamos un proyecto para que el espacio de la memoria tenga exclusivamente perspectiva de género, ahí sí hicimos un proyecto en común, y está para salir”.

También afirmó que “muchas veces las leyes no se traducen en acciones concretas” en referencia a las normas que regulan el cupo, y ejemplificó en su ámbito de desempeño: “en el Concejo hay cierta paridad, pero eso no quiere decir que todas las mueres tengamos una misma visión de cuáles son los derechos de las mujeres, por ejemplo algunas que están en contra del aborto, incluso impulsaron ordenanzas que declaran a Lavalle como Provida” diferenciándose de esa posición.

La Concejala manifestó que se debe transversalizar las políticas de género a todos los ámbitos, “por ejemplo, hemos presentado la declaración de emergencia habitacional y la emergencia sanitaria, dos cuestiones que van más allá de la política de género pero que también hacen a la vida de las mujeres que sufren doblemente, ya que son quienes en su mayoría se ocupan de las tareas del hogar y de cuidados de niños, niñas y adultos mayores, y cuando las condiciones habitacionales y sanitarias no son las adecuadas, recae aún más sobe sus cuerpos y sus vidas”.

Consultada sobre como ve la actitud de varones del ejecutivo para “abrir la cancha” al respecto de que mujeres ocupen otros lugares dentro de la estructura, la referenta de la izquierda opinó: “yo creo que de parte del ejecutivo no hay ninguna intención de nada, no sólo de los varones, ya han pasado en un montón de años, no veo que haya una intención real de hacerlo y tampoco confío en que lo vayan a hacer, no creo que sea una prioridad”.

Sobre su espacio político, el del Frente de Izquierda, Micaela Blanco Minoli fue optimista: “hacia adentro las mujeres no tenemos muchas dificultades, la mayoría de las compañeras somos mujeres, no nos vemos en la posición de tener que pelear por figurar, hay muchas compañeras en el Frente de Izquierda, más allá de las que aparecemos públicamente”.

“Yo solamente tengo reclamos” para las políticas de género

Marianela Rodríguez es Secretaria Adjunta de la Juventud Peronista de Lavalle y trabajadora de la educación, especialmente en lo que respecta a la Educación Sexual Integral (ESI). Sobre el rol de las mujeres en la política lavallina manifestó que “siempre todo se nos hace cuesta arriba, históricamente, es algo que se ve transversalmente, está naturalizado, aunque a veces se dibuja”.

En nuestra entrevista, Marianela realizó un análisis en profundidad sobre los orígenes de las desigualdades: “los sectores de la masculinidad lo que hacen, y han hecho durante miles de años, es que el varón es el que te da la legitimidad, para crecer y establecerte, si vos eras amiga o cómplice del varón, ibas a estar protegida, seguramente ibas a poder crecer”.

Marianela Rodriguez, vicepresidenta de la JP

Y propuso una forma de enfrentarlo: “no estamos solas, no todas pensamos lo mismo, pero esta no es una lucha contra los varones, el enemigo no es el varón, sino el sistema que te oprime, no sólo a vos como mujer, pero no podemos ponernos en contra de nuestras propias hermanas, los esquemas de sororidad nos han ayudado a entender tenemos que apoyarnos, empezar a construir entre mujeres, y no tanto por la figura masculina, esto se va dando de a poco”.

Sobre la estructura municipal Marianela observó: “todas las jefaturas está en manos de varones, con una o dos mujeres a cargo, nunca ha sido al revés, siempre se sostuvo así, en los ejecutivos pasa, hoy tenemos una sola intendenta en Mendoza, que es Flor Destéfanis (Santa Rosa) y justamente el mayor jefe de la oposición (Alfredo Cornejo) viene atacarla”.

“Con respecto a las cuestiones de género a nivel municipal yo solamente tengo reclamos” manifestó la joven peronista, “en ese sentido no puedo decir que Lavalle es pionera en cuestiones de género, porque sabemos que no, yo soy tallerista de ESI y me doy cuenta de la falta de ESI, que la aplicación de la Ley Micaela en Lavalle no está pasando”. Afirmó que “tenemos que empezar a capacitar realmente a los trabajadores y trabajadoras de la municipalidad”.

Particularmente sobre el área municipal que se aboca a este tema, Rodríguez apuntó que “hay un nivel de acefalía muy grande, yo sé que las chicas que están en la Dirección (de Educación, Familia, Género, Diversidad y Derechos Humanos) no dan abasto con todos los pedidos y las demandas que tienen, yo creo que las partidas presupuestarias tienen que aumentar para esa área”.

Sobre las regulaciones que proponen cupo, la referente de JP expresó que “la norma ayuda, tiende a igualar pero para que exista igualdad real tenemos que trabajar otras cosas en el medio: capacitaciones y hacer un camino más difícil, la perspectiva de género es fundamental porque te ayuda a ver estas desigualdades que por lo general no se notan”

Pero Marianela Rodríguez reconoció que en los últimos tiempos hay avances: “ya hay discusiones que se pueden plantear, y los tabúes que existen sobre las cuestiones de género los vamos tratando de poner en discusión, y eso genera conflicto y está bien que eso pase” pero insistió sobre una realidad que le parece desigual: “la política siempre ha sido cooptada por varones, y hablar de perspectiva de género ha sido complicado, las mujeres siempre hemos sido relegadas, o se nos encargan las áreas como educación o familia, esos roles instituidos que nos pertenecen, que por motu divino son nuestros” ironizó.

Sobre su fuerza política fue crítica: “a nivel del Partido Justicialista tenemos que avanzar y construir un protocolo para situaciones de violencia de género, es algo necesario, es algo que se ha hecho en otros departamentos y que no podemos quedar atrás, es de público conocimiento que hace un tiempo atrás salió un caso (de violencia de género al interior del municipio), y hay muchos casos que se tapan, que no se hablan, tenemos que responder a esta demanda, que no es sólo de los colectivos de mujeres, si no de los tiempos”.

“Creo que no solo hay que fijarse en los cargos”

Pierina Borromei está a cargo de la Coordinación de Comunicación Pública de la Municipalidad de Lavalle. Es una de las dos mujeres que tiene rango de Directora en la comuna. La otra es Ana Menconi, a cargo de Educación, Familia, Género, Diversidad y Derechos Humanos. El resto de las Direcciones, que son 12, están a cargo de varones.

En su diálogo con El Despertador, Pierina relativizó la cuestión de los cargos: “creo que no sólo hay que fijarse en los cargos, en el cupo, tengo la firme convicción de que las mujeres, más que los lugares concretos, que igual tenemos que pelear, tenemos que ver qué se puede hacer desde cada lugar, cuál es el nivel real de participación, he tenido la grata sorpresa de encontrarme con mujeres en lugares y construcciones muy importantes, aunque esto no se refleje en la estructura de poder”. También mencionó la importancia de trabajar junto a los varones: “tenemos que ver cuál es el nivel real de construcción sana, institucional, entre hombres y mujeres para poder llevar adelante los objetivos, desde un lugar más justo y más ameno”.

Pierina Borromei, directora de Comunicación de la comuna lavallina

Y analiza el ejecutivo con cierto nivel de detalle: “aunque Directoras hay pocas, hay dos Vicedirectoras de áreas muy claves como Desarrollo Humano y Hábitat, los grandes equipos técnicos están conformados por mujeres, por ejemplo en la Dirección de Secano, donde el 80 o el 85% son mujeres profesionales, la cantidad de mujeres que hay en el equipo de gobierno ocupando lugares de decisión va en crecimiento, y tiene que ver con este proceso, porque no son mujeres que aparecen de la nada, sino que han estado siempre, parece que las mujeres en este momento estamos más formadas, más preparadas para ir avanzando en ciertos lugares donde siempre han sido privilegios de los hombres”. Reconoció también que “hay que incorporar la perspectiva de género que muchas veces no está, incluso donde hay mujeres liderando”.

Pero insistió: “con que empiecen a aparecer las mujeres en los cargos de poder no alcanza para revertir la desigualdad, porque lo que hay en el fondo es otra cosa, decir que hay 2 o 3 directoras y que deberían haber 5 para que haya equidad, es minimizar el tema, no sé si la evolución pasa porque los lugares de poder estén en manos de mujeres, si no, que tanto un hombre como una mujer pueden hacerse cargo de ese lugar de poder”. Y confesó que “temo a las polaridades en donde, para combatir una cuestión patriarcal desde el feminismo, nos convertimos en activadoras de ese patriarcado pero dado vuelta, me parece que no pasa por ahí”.

Borromei rescató la participación más allá de las instituciones: “no sé si en la política, pero si en la construcción social del departamento, las mujeres tenemos un rol de suma relevancia sin que eso se muestre, por el dispositivo patriarcal que nos condiciona en la vida cotidiana”. Pero, optimista, también ve avances: “creo que lo que está mutando de a poco es la posibilidad, o esta necesidad de poner en discusión, el por qué esos aportes, roles y habilidades, no están visibles, yo festejo ese debate”.

Sobre los procesos de cambio la funcionaria municipal advirtió que “el desafío más grande que tememos las mujeres es el de la organización, creo que la forma de cambiar la desigualdad, viene de los dos lados, hay una deconstrucción masculina, pero el desafío más grande tiene que ver con la organización de las mujeres, solidaria y sostenida en el tiempo, los cambios son estructurales y son procesos muy largos, y si esta organización no está, somos mujeres, un poco sueltas, que hacemos como pequeñas peleas individuales o en grupos muy pequeños”.

Sobre su rol cotidiano, como Directora, entre tantos varones, Pierina Borromei manifestó que “es un desafío muy grande, soy testigo que es difícil, por la vida que tenemos las mujeres, seguimos viviendo en una sociedad donde la maternidad o las tareas de cuidado en el hogar, están muy cargadas sobre las mujeres y entonces abrirse el espacio laboral en una dinámica que tiene mucho de masculino, es complicado”. Y aclaró: “debo decir que tengo grandes compañeros que me han permitido estar acá y que me han ayudado a sostenerme cuando no está tan fácil”. Y halagó a la gestión a la cual pertenece: “tengo que agradecer mucho la confianza de Roberto (Righi), que me ha dado una posibilidad, pero no solo a mí, si no a lo que represento como mujer y como joven, es algo para analizar de un movimiento que está haciendo esta gestión”.

Borromei cree que la esperanza pasa, en gran parte, por la juventud, y comenta la experiencia de sus compañeros de equipo: “los varones, que son jóvenes, tienen esa impronta de estar más involucrados y por eso tienen otro registro de lo que están viviendo las mujeres… pongo la esperanza en los más jóvenes para ir más juntos, y no tener que ir por esos caminos que te deja el patriarcado”. También aportó que “hay hombres jóvenes que se incorporan a tareas administrativas, que hace un tiempo eran tareas exclusivas de mujeres”.


  • Comentarios

    Relacionadas