Despertador Online

El diario del Oasis Norte de Mendoza

Arte y Parte
La región hace escuela

3 agosto, 2021

Wilson Córdoba, presidente de la Pujadas: «Hemos ayudado a democratizar la cultura en Lavalle»

  •   Por Jorge Abalo
           

Wilson es desde hace casi una década, el presidente de la biblioteca popular Pujadas. Una biblioteca mítica de Lavalle. Si bien Wilson no quiere saber nada con que lo mencionemos como presidente, al reivindicar de una manera taxativa, el trabajo colectivo, es indudable que es uno de los referentes de la entidad que a fines de julio cumplió 50 años y aunque los agarre en plena pandemia, tiene mucho para decir.

Jorge Abalo: ¿Quiénes integran junto a vos la comisión?

Wilson: La comisión está compuesta por 12 personas, pero somos actualmente ocho quienes llevamos adelante la cotidianeidad del espacio. Gabriela Pérez, Pablo Luján, Antonela Barrera, Rocío Maldonado, Eugenia Luján, David Díaz, Verónica Córdoba y yo.

JA: ¿Desde cuándo están ustedes?

WC: Al finalizar la comisión de Leo Miranda, allá por el 2008, fuimos convocades para ser parte de este proyecto, así fue que junto a Luis Mangione, Luis «Pochi Tallura, Franco Galbani y demás, comenzamos a desandar la tarea de la biblio popular.

La juventud que comenzó a trabajar en el espacio de la biblio ya venía haciendo una participación activa en otros lugares como los Centros de Estudiantes, Amigos por Todxs y el MAJ (Movimiento Amplio de Jóvenes) donde empezábamos a debatir sobre el agua, el no al alca y avivando otros fuegos. Sacando a la luz algunas luchas y algunas cosas que teníamos para decir.

JA: ¿Cuál fue la intención de esa participación que lleva varios años?

WC: La intención era cambiar la perspectiva de la biblioteca, para que fuera un lugar más participativo y amplio.

JA: ¿Qué ha significado para la biblioteca la juventud?

WC: vino a cuestionar y a modificar la forma de trabajar de las bibliotecas populares y a garantizar la laicidad. Acá en Lavalle, creo, que produjo un cambio para bien. Siempre ha sido un espacio democrático. Les jóvenes han ayudado a democratizar la cultura y la autogestión. Con aciertos y errores, pero de manera genuina y con convicciones. Eso lo ha hecho gente joven, que en ocasiones ha sido muy cuestionada, muy juzgada.

El trabajo horizontal, la toma de decisiones en grupo, el trabajo colectivo, es super importante rescatarlo. Los cargos para nosotres, son para cuestiones legales. Las decisiones se toman en grupo, en consenso, por mayoría y eso está buenísimo.

JA: ¿Hay algo de prejuicio por matices ideológicos?

WC: Tiene que ver con la idiosincrasia de los pueblos. Los prejuicios que pueden llegar a existir en la gente desaparecen cuando pisan los salones de la biblioteca. Quienes entran a la biblioteca se asocian y se quedan a formar parte de ella. Y si bien es cierto que un sector de la sociedad puede percibir algunos matices ideológicos, actualmente, en el devenir, este grupo de personas representa distintas ideologías partidarias.

Ley de medios y radio comunitaria

En el año 2009 se sancionó la de servicios de comunicación audiovisual, que inmediatamente fue obturada por la derecha conservadora en Argentina. Sin embargo, esto no impidió que muchas radios hicieran su aparición en la escena comunitaria. De este modo, La Pujante entre otras pudo desarrollarse en ese marco.

JA: ¿cómo fue la aparición en escena de la radio comunitaria?

WC: La Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, es también conocida como «La Ley del Pueblo», ya que transitó un camino muy largo hasta llegar a ser sancionada. La Biblioteca Pujadas participó de algunos foros que se hicieron a lo largo y a lo ancho del país durante el año 1998, en el Concejo Deliberante. Es una ley que trascendió a los gobiernos de turno.

En el 2009, con la ley de medios, fuimos invitades por «Giramundo», la TV Comunitaria de Guaymallén a presentarnos para la licitación de una radio comunitaria, nos animamos y resultamos ganadores.

Con la construcción de un transmisor casero, comenzamos a salir por el 105.7. Con este primer transmisor y con muchísima emoción, cubrimos una cuadra a la redonda. Luego llegó el definitivo, que en la actualidad se puede sintonizar por el 93.3 del Dial.

La radio atravesó, desde sus inicios, un proceso de construcción colectiva, que fue desde el armado de un «manifiesto» con puntos claves como la de generar con la radio una herramienta en nuestra comunidad, diversificar las voces, las ideas y las opiniones y luchar contra la violencia de género a través de la música que la radio transmite. Sin darnos cuenta, creamos el primer medio feminista en nuestro departamento.

La radio actualmente cuenta con licencia propia.

JA: Es evidente que las demandas de las bibliotecas con estos tiempos que corren son distintas o han ido cambiando. ¿Cuáles son las demandas que hoy tienen?

WC: Cuándo comenzó la pandemia, dijimos, ¿qué hacemos con la biblio? Una de nuestras principales misiones es fomentar la lectura. La Biblioteca cuenta con más de 15.000 ejemplares, de los cuales, quizá solo el 10% se usa. Es por eso que desde entonces empezamos a proyectar en paralelo «La Biblio Virtual de la Biblioteca Pujadas», un grupo de Facebook donde la gente puede subir libros en formato PDF y compartirlos de esa manera con el resto. Las demandas hoy en día vienen por el lado de la tecnología. La pandemia nos ha hecho ver que está cambiando todo, y está cambiando a un ritmo acelerado.

Pero también la biblio provee de internet para todas aquellas personas que lo necesiten y esto ha sido muy importante para mucha gente en este tiempo. El uso de un espacio físico alternativo en un punto céntrico de la Villa cabecera, también es importante para el desarrollo de otras actividades como la de brindar talleres.

La comunicación alternativa a los medios comerciales en el departamento, también suma a esto.

Necesidades imperiosas

WC: Las bibliotecas populares han tenido por décadas que cubrir una demanda importante que se hacía básicamente con la cuota de socios y socias. Los subsidios que se obtienen no permiten que se utilicen para pagos corrientes, y eso complica a veces la situación en momentos en las cuales ha caído la recaudación por las cuotas.

JA: ¿Cuáles son las necesidades imperiosas que hoy tiene la biblioteca?

WC: Desde hace ya un buen tiempo, se ha comenzado a evidenciar el desinterés por parte del estado en proteger a las Bibliotecas Populares. Desde la Dirección de Personas Jurídicas, donde no se nos percibe como una Organización Social y la CoProBip de Mendoza, las bibliotecas populares subsisten con el aporte de la cuota social, rifas y otras actividades por parte de la Comisión.

La radio ha venido a cumplir un rol importantísimo para la biblioteca, ya que gracias al auspicio de comerciantes se pueden pagar los servicios de luz, agua y gas. El servicio de Internet lo pagan las personas que participan de la radio.

La relación con el municipio

Es incontrastable la mirada que con el municipio siempre ha habido una mirada dual al respecto. No solo de esta comisión sino de las anteriores

¿Qué aporta el municipio?

WC: Para el Intendente Roberto Righi las Bbibliotecas Populares nunca han sido su prioridad. De hecho el departamento supo ser uno de los departamentos con más bibliotecas en la provincia, pero con el tiempo la mayoría cerró sus puertas.

Nuestra biblioteca junto a la Biblioteca Tomás Godoy Cruz de Costa de Araujo, El Bosque de Los Libros de La Pega, La Estación de La Lectura en Jocolí Viejo, Tres de Mayo, Jocolí, El Paramillo y Las Violetas supimos conformar la Red de Bibliotecas Populares con el objetivo de generar un Proyecto de Ordenanza que garantizara el pago del sueldo para un bibliotecario/a/e para de esa manera, mantener las puertas abiertas de esos espacios. Esto no se pudo lograr y hoy vemos con tristeza que de esas ocho bibliotecas, sólo funcionan tres.

El segundo piso para cuándo

Seguimos con la intención de realizarlo, hemos tenido que juntar fuerzas para atender otras cuestiones, y todavía estamos anhelando hacer el segundo piso, ya que de ese modo está proyectado el edificio.

Nuestro mensaje es claro hacia la gente, que estos espacios los construye la sociedad y que de nosotros, nosotras y nosotres depende mantenerlos democráticos, autogestivos y comunitarios. De esta manera llamamos siempre a la participación de la comunidad.

JA: ha pasado mucha gente por la biblio, mucha juventud sobre todo. ¿A quiénes recordás?

WC: Es la biblioteca la que guarda y nos hace recordar todas aquellas personas que por allí han pasado. Decir algunas de ellas, sería imparcial.


  • Comentarios

    Relacionadas