Despertador Online

El diario del Oasis Norte de Mendoza

Titulos

9 agosto, 2021

El alto acatamiento al paro del personal de salud obligó a la provincia a llamarlos

  •   Por El Despertador
           

Luego de la masiva movilización que se realizó la semana pasada en Mendoza, con un paro por 48 horas, en el cual el personal de salud de todos los efectores de la provincia le dijo que no, pero un no contundente a los sueldos del gobierno provincial y a las pésimas condiciones laborales que se fueron imponiendo durante la pandemia, el gobierno los convocó para hoy a la mañana para sentarse a discutir.

No le quedó alternativa al gobierno de Suárez, que convocar al personal de salud, debido a las masivas protestas y el alto acatamiento al paro, que según Ampros fue del 100%, por supuesto respetando las urgencias y emergencias. En tanto averiguaciones propias con directores de hospitales, coincidieron en señalar la masividad del acatamiento al paro.

Cabe destacar que además de movilizarse por el centro mendocino, en todos los departamento de la provincia se produjeron concentraciones para visualizar la grave problemática que viven hoy quienes cuidan la salud de los mendocinos.

Llamado a ¿negociar?

Es indudable que el gobierno tomó nota del reclamo, y así como lo hizo antes con los guardaparques, esta vez actuó de la misma manera y esperó que se prendiera fuego todo con una torpeza rayana con un autoritarismo subyacente. Primeo negando el diálogo, cerrando toda posibilidad de acercamiento, y luego ante la evidencia de que no todo está bien con el gobierno provincial y sus especulaciones políticas, el llamado para sentarse.

Esto será hoy a partir de las 11 vía online. “Exhortamos a los representantes del Poder Ejecutivo a que brinden respuestas concretas y certeras, evitando anuncios proselitistas que impiden llevar tranquilidad y reconocimiento al recuso humano crítico, que incluya a todos los profesionales de la salud”, sostuvo la doctora María Isabel Del Pópolo, secretaria General de la entidad gremial, ante la convocatoria pública lanzada por el Suárez, y el gremio formuló el reclamo que pondrá sobre la mesa:

1) Recomposición salarial, acorde a la inflación y pérdida del poder adquisitivo, generando cláusulas que permitan eliminar la incertidumbre que genera la inflación en la merma de los salarios, para todos los profesionales de la salud (planta, contratados, prestadores, becarios, comunitarios, residentes).

2) Regularización de la situación de los profesionales de la salud, con el correspondiente pase a planta y régimen de mayor dedicación, transparentando el listado y cronograma concreto de regularización de contratados/prestadores y/o cualquier otro tipo de contratación laboral, omitiendo actitudes que rayan la mala fe, al rechazar los pedidos de regularización de los profesionales.

3) Modificación urgente en la política de recurso humano, generando comisión de seguimiento referente a la política de persecución, maltrato, destrato, a los profesionales de la salud. En este sentido, se deja constancia que las leyes de emergencia sirvieron de base para dar origen a una política de recurso humano irradiada desde el Ministerio hacia OSEP y descentralizados, generando una permanente situación de maltrato institucional a los profesionales de la salud (de planta, contratados, prestadores y residentes).

4) Reglamentación de una política de salud pública que se encuentra prevista en la ley 7759, poniendo en ejercicio los acuerdos referentes a dedicación exclusiva, guardias pasivas, recurso humano crítico, y adicionales compensatorios.

5) Modificación de la política de Recurso Humano referente a las licencias fijadas por razones particulares, evitando descuentos abusivos y contrarios a las normas vigentes, respetando la estabilidad de la normativa en cuestión.

6) Regularización urgente de los Licenciados en Enfermería, procediendo al cambio de régimen salarial conforme lo dispone la ley y omitiendo su ingreso en regímenes salariales que no se corresponden con el orden normativo.

7) Respuestas adecuadas y seguimiento urgente con la intervención de la Comisión Negociadora a fin de modificar la ley 7857, evitando evasivas y anuncios proselitistas, pergeñadas con la connivencia del cuerpo paritario y el órgano administrativo del trabajo, que afectan la salud, el salario y la formación de recurso humano en formación.

Veremos hoy cómo continúa la historia.

Fuente: La Quinta Pata.net


  • Comentarios

    Relacionadas