Despertador Online

El diario del Oasis Norte de Mendoza

Titulos

20 septiembre, 2021

¿Qué pasa cuando pasan las PASO?

  •   Por Juan Burba
           

Luego de las PASO legislativas de pasado domingo el peronismo ha tenido una ajetreada semana de idas y vueltas, análisis sesudos y no tanto, berrinches en redes sociales e intentos de entender lo ocurrido en las urnas. Lavalle, de tradición peronista, no dio una sorpresa y lo ubica al intendente (y ahora candidato a diputado) Roberto Righi y su equipo, como uno de las cartas fuertes del peronismo en la provincia, de cara a la Generales del 14 de noviembre, pero sobre todo de cara al 2023, junto al tunuyanino Martín Aveiro y la santarrosina Flor Destéfanis.

Los resultados en la provincia, donde Anabel Fernández Sagasti y Adolfo Bermejo fueron protagonistas de la escena, no escapan demasiado de lo esperado, pero la derrota a nivel nacional sorprendió a propios y ajenos. Derrota en términos relativos porque en la PASO lo que se juega son las internas (en caso de las que hubiere) y la posibilidad de llegar a las generales, que es sólo una preocupación de partidos «chicos».

A modo de evaluación, hablamos con Gerardo Vaquer, uno de los ganadores de la jornada, que con casi el 46 % en Lavalle, pero tan sólo el 23% en la Primera Sección (Lavalle, Las Heras, Guaymallén y Mendoza) se convirtió en candidato a senador, pasaporte directo, por ser cabeza de lista, a esa banca en la cámara alta mendocina.

«Habrá que repensar el rumbo»

«Tenemos sentimientos encontrados» manifestó el actual Director de Asuntos Estratégicos de la comuna, «estamos muy felices y agradecidos a todo el pueblo de Lavalle por el acompañamiento en estas PASO, que nos carga las pilas, nos dan la fuerza que se necesita para seguir trabajando, proyectando y creciendo en nuestro departamento» rescató en lo local, «pero en cuanto a los resultados provinciales y nacionales nos han dejado muy preocupados».

Sobre el resultado provincial (25% del FdT frente a un 43% de Cambia Mendoza) expresó que «lo que esto logra es una reflexión y una autocrítica, analizar cuál es el motivo por el cual el Frente de Todos en la provincia tiene unos resultados tan preocupantes», aunque reconoció que no fue tan sorpresivo: «en la provincia estábamos más cerca de pensar lo que pasó». Aunque el resultado nacional (que no es uno ya que son legislativas, pero que se puede resumir en el 33% de la provincia de Buenos Aires) fue un baldazo de agua fría: «a nivel nacional es muy extraño que a sólo 2 años de haber asumido la conducción , después de un gobierno que endeudó al país de una manera desmesurada, y a poco de asumir tuvo que administrar una pandemia, es llamativo que hayan salido estos resultados». Y, con la calma que lo caracteriza, reflexionó que «no hay que enojarse, hay que analizar, ver cuáles son los errores y escuchar lo que las urnas dicen, habrá que repensar el rumbo o profundizar las políticas que la gente está reclamando».

Tanto a nivel provincial (9,54%), como departamental (10,22%) el voto en blanco fue protagonista de la jornada del pasado domingo, convirtiéndose en la tercera fuerza. Sobre el asunto Vaquer nos decía: «el voto en blanco es un mensaje muy fuerte, porque hay un descrédito en la política, donde la gente cumple con su obligación (de votar) pero a su vez da un mensaje de no creer en ninguna de las fuerzas, es un llamado para toda la clase política».

Y profundizó: «tenemos que hablar con la sociedad porque se debe hacer una reflexión de a quién sirve el voto en blanco, tengo información de que gran parte del sector de la salud pública, que tiene una gran decepción con el oficialismo provincial, lo castigó con el voto en blanco, y en realidad el voto en blanco beneficia, en este caso, al propio ejecutivo provincial».

Sobre el mensaje de las urnas Vaquer concluyó que «la sociedad nos está pidiendo generación de trabajo genuino, y si podemos lograr que la gente logre trabajar en lo que quiere y en lo que le gusta, y a su vez ir disminuyendo la asistencia del estado, me parece que esa es la clave».

Righi: «hay que hacer autocrítica por todos lados»

El ahora candidato a diputado nacional Roberto Righi fue entrevistado por el programa «Aire Nacional» de Radio Nacional Mendoza, y también analizó, muy agudo, lo ocurrido el domingo.

Tan agudo, que así arrancó la conversa: «hay que hacer autocrítica por todos lados, el gobierno nacional, incluso el provincial, la gente tiene un descontento con la clase política, la clase política, en la que me incluyo, no estamos terminando de resolver los problemas que tiene la gente».

Fiel a su discurso de los últimos tiempos, desarrolló la idea pivotando en el emprendedurismo: «hay que simplificar gestiones a emprendedores y comerciantes, necesitamos generar trabajo de verdad, es lo que yo siento, no estoy hablando departe del peronismo, hay que hacer un gran acuerdo de trabajo, mas allá de la política, para simplificarle la vida a la gente».

Y apunto contra las políticas de lo que comúnmente se conocen como «planes sociales», así manifestó que «la gente que recibe una plata de la nación tiene que trabajar, no pueden ser netamente subsidios, tienen que trabajar en algo, esto tiene que ver con la dignidad del ser humano, tienen que trabajar en algo, producir algo, industrializar algo, limpiar una calle…». Y apuntó a propios y ajenos: «todos usan los planes sociales para llevar agua para su molino, y eso no nos genera crecimiento ni dignidad, necesitamos gente que lleve la comida a su casa a través de su trabajo».

Y apunto contra la gestión de Rodolfo Suárez: «el gobierno provincial no está entendiendo la construcción de una sociedad federal, el federalismo es mentira, en Lavalle no tenemos una obra de la provincia, no tenemos la UDI (MicroHospital de Costa de Araujo), el gas natural para Jocolí, son obras que las paralizaron porque están en zonas rurales». Y fue al hueso: «lo que Mendoza le plantea a la Nación (federalismo) no lo está practicando en la provincia».

Uno de los periodistas de Radio Nacional pretendió halagarlo con el contundente triunfo en Lavalle, a lo que Righi le salió el cruce: «no somos modelo, tenemos que cambiar cuestiones del estado, yo no soy modelo por haber ganado por el 18 o 19 puntos de diferencia, tenemos que hacer política de estado, para quienes tienen ganas de invertir, hay que facilitarle la cosa, una sola ventanilla del estado» y continuó con otro de sus caballitos de batalla de los últimos tiempos: «las empresas de servicio tienen que pasar a mano de los gobiernos locales».

Con respecto al voto en blanco, el intendente expresó que «la gente no cree, le da lo mismo que gane uno o que gane el otro, si no ¿por qué que tenemos el 10% de votos en blanco?, la gente ya no quiere escuchar la puteada entre nosotros, hay que dejar de ser hipócritas, dejemos de ver que te conviene electoralmente, dejemos lo políticamente correcto», concluyó vehemente.

 


  • Comentarios

    Relacionadas