Despertador Online

El diario del Oasis Norte de Mendoza

Titulos

6 octubre, 2021

Leyes importantes para Mendoza se quedaron sin quórum por el lobby empresario y la ausencia de Cornejo

  •   Por Juan Burba
           

La bancada de Juntos por Cambio no dio quórum en la sesión de ayer para tratar varias leyes importantes en la cámara baja del Congreso Nacional, entre ellas la Ley de jubilación anticipada para obreros de viña y la modificación del régimen de contratistas de viña y frutales. El cabildeo (lobby le dicen ahora por moda) de la industria alimenticia fue más fuerte y, a pesar de que muchos y muchas legisladores de ese frente habían expresado su voto a favor de la Ley de Etiquetado Frontal de Alimentos y Bebidas, la obediencia debida y la presión fue más fuerte.

En una vergonzosa imagen, legisladores de JxC estuvieron tras las cortinas “chusmeando” a ver si la opereta para no dar quórum surtía efecto. Así, las presiones fueron tan fuertes que la ausencia de la oposición fue total. Y la treta dio resultado: el oficialismo juntó 122 presentes, 7 menos de los necesarios para llegar al quórum que les permitiera sesionar.

Nobleza obliga, hay que rescatar a los mendocinos Federico Zamarbide y Claudia Najul, cercanos a Julio Cobos, quienes decidieron, desobedeciendo al presidente del bloque, Mario Negri, sentarse en sus bancas, dar quórum y votar a favor de la Ley. Es que el propio Cobos, hoy senador, es coautor del proyecto (su otra gran referente es Anabel Fernández Sagasti), que se aprobó por amplia mayoría en la cámara alta hace casi un año. El resultado: 64 votos a favor y 3 en contra, de las legisladoras tucumanas Silvia Elías de Pérez, del radicalismo; Beatriz Mirkin, del Frente de Todos; y la riojana del interbloque Parlamentario Federal, Clara Vega. El cabildeo azucarero en Tucumán es muy fuerte.

“¿Ustedes se quedan ahí? miren que todo su bloque está detrás de la cortina”, le dijo irónicamente Sergio Massa, presidente de la Cámara, a los únicos dos de Juntos por el Cambio (Najul y Zamarbide) que se sentaron en sus bancas. El mendocino y la mendocina, ex Ministra de Salud de nuestra provincia, reafirmaron sus decisión y automáticamente el Frente de Todos los aplaudió para felicitarlos. Apoyarían también otros proyectos muy menducos: la Ley de jubilación anticipada para obreros de viña y la modificación del régimen de contratistas de viña y frutales.

Cornejo y Jimena Latorre, otros 2 de los diputados mendocinos, no se presentaron “porque se les demoró el vuelo”. Mmmmm …

Además de 112 legisladores de JxC, no se presentaron los integrantes de Córdoba Federal, Consenso Federal y 5 legisladores del Frente de Todos (dos de ellos, Facundo Moyano y Cristina Álvarez Rodríguez habían renunciado hace poco), entre otros monobloques. Los y las tucumanas del FdT, cuya presencia era una incógnita (por el lobby azucarero en su provincia), finalmente participaron.

“Yo quiero pensar que no responde a una presión de lobbys, quiero creer que no, prefiero pensar que es parte de su irreflexión y de chicanas electoralistas, porque si no, además de irresponsables no están a la altura de las circunstancias, porque traicionan el voto de quienes los llevaron hasta el Congreso” expresó la diputada mendocina del Frente de Todos Marisa Uceda en diálogo con Radio Tierra Campesina, luego de que la sesión se cayera, “decidieron que eran más importantes otros intereses que la salud de nuestro pueblo” remató Uceda.

La Ley de Etiquetado Frontal no regula la producción de alimentos, es una norma que está estrechamente relacionada con la salud pública. Plantea brindar más y mejor información sobre alimentos (mejor dicho productos comestibles) ultraprocesados. A través de dejar claramente a la vista de todas y todos los consumidores la presencia de altos niveles de grasas totales, grasas saturadas, sodio, azúcares y calorías, bajo los parámetros de la Organización Panamericana de la Salud.

De aprobarse la ley, los productos que sobrepasen los límites fijados por el organismo deberán tener, en el frente de sus envases, un sello de forma octogonal, con fondo negro, y letras blancas, que deberá ocupar no menos del 5% de la cara principal del envase, donde aclare cuál es el nutriente crítico que excede los límites establecidos.

Es muy difícil argumentar, a no ser que sea en defensa de la gran industria, en contra de este proyecto de Ley. No prohíbe a ninguna empresa producir lo que producen, ni les genera un gasto extra, ni al Estado. Sólo mejora la información a los y las consumidores.

En relación a la información, se estima que una persona dedica entre 3 a 6 segundos para mirar el envase de un producto al comprarlo. Los octógonos contemplados en la ley permitirán acceder a la información más importante en ese período de tiempo, a todos y todas en general, pero a quienes padecen alguna enfermedad crónica vinculada a la alimentación en particular, para quienes los ingredientes de los alimentos industrializados pueden ser un riesgo, si no se expresan claramente. Advertir a los y las consumidores «a partir de información clara, oportuna y veraz», según reza en el texto de la Ley.

Nuevo acuerdo para el tratamiento

Luego del lamentable y antidemocrático hecho de la falta de quórum, los principales bloques legislativos llegaron a un acuerdo para volver a sesionar el próximo miércoles 13. La decisión llegó después de una reunión privada en el despacho de Sergio Massa con los principales jefes de la oposición. Ojalá esta vez, estén a la altura de las circunstancias.


  • Comentarios

    Relacionadas