Despertador Online

El diario del Oasis Norte de Mendoza

Titulos

23 diciembre, 2021

Testimonios de la tormenta en Lavalle: Estela y una desgracia con suerte

  •   Por El Despertador
           

Estela tiene 50 años y seguramente no olvidará el drama vivido la semana pasada durante la tormenta que se llevó la vida de un trabajador lavallino. A diferencia de lo que le sucedió a esa otra familia en la ruta 34 y a la misma hora, Estela, que es vecina del Pastal, tuvo la fortuna de revivir los hechos cuando viajaba junto a su esposo Ricardo por la calle Doctor Moreno. Con ellos también iban sus pequeños y queridos nietos de 8 y 5 años. De pronto con el viento arreció el granizo, y con éste una tormenta atroz. Cientos de árboles se cayeron esa noche y Villa Tulumaya se transformó en un sitio irreconocible en pocos minutos.

Estela lo cuenta así: “íbamos viajando y al ver la tormenta, nos refugiamos debajo de un árbol en la calle Moreno de Villa Tulumaya. De pronto quedamos atrapados debajo de un árbol que se cayó sobre el vehículo”.

Aunque parezca asombroso, el tendido eléctrico alcanzó a sostener parte del árbol y como no había electricidad en ese momento, el vehículo no se electrificó, lo que hubiera provocado una tragedia inimaginable.

Estela continúa y dice: “gracias a los vecinos que nos ayudaron a salir y sacar el vehículo de abajo del tremendo árbol.

Estela nos contó su historia, porque como tanta gente en ese momento fue auxiliada por vecinos y vecinas que viven en esa calle. No quiso dejar de agradecer fundamentalmente a la familia Flores y Fredes porque “nos contuvieron y nos brindaron todo su apoyo”.

Cuenta Estela que “nunca en mis 50 años pasé por una tormenta así”. “Nadie más que los vecinos se preocuparon o percataron del hecho. Lamentablemente no vino la policía y una ambulancia llegó mucho después”.

Cabe mencionar, en honor a la verdad, que todos los servicios fueron colapsados por la cantidad de llamadas y necesidades que hubo esa noche y que tanto ambulancias como policía hicieron lo imposible para llegar a todos lados.

“Gracias a los vecinos que nos ayudaron a salir y sacar el vehículo que se encontraba debajo del tremendo árbol. Fue una desgracia con suerte”, sintetizó Estela.

 

 


  • Comentarios

    Relacionadas