Despertador Online

El diario del Oasis Norte de Mendoza

La región hace escuela
Titulos

10 febrero, 2022

Lavalle y San Juan: Encuentro histórico en Lagunas del Rosario

  •   Por Juan Burba
           

Dos viejos amigos gauchos, José Gabriel del Rosario Brochero y José de los Santos Guayama, se vuelven a encontrar en la histórica Capilla de Lagunas del Rosario.

Y es que la agrupación sanjuanina Amigos de Brochero donó una imagen del Cura Gaucho a nuestra querida capilla de Huanacache: «Don Oscar Sánchez, integrante de un grupo de brocherianos de San Juan, tuvo la amabilidad de donar la imagen del Cura Brochero para que la tengamos en nuestra iglesia» informó Daniel Quiroga, Presidente de la Comisión de la Capilla, en una entrevista con la 89.1. La llegada formal de Brochero a Lagunas se celebrará el próximo 20 de marzo, día en que se realizará la entronación de la imagen: «se va a hacer una misa, con un procesión, que comenzará a unos 3 kilometros de la Capilla, donde vamos a invitar a la gente a participar, y las agrupaciones gauchas» manifestó el referente lagunero.

«Cuando Brochero pasa por Lagunas del Rosario se encuentra con Guayama, ahora va a ser como retroceder en el tiempo y van estar juntos espiritualmente» expresó Quiroga. Es un secreto a voces que la figura de San Roque en la Capilla, que siempre acompaña a la Virgen en las procesiones durante la celebraciones laguneras es, en realidad, Santos Guayama. Consultado por esto Quiroga se apuró en aclarar: «lo que pasa es que antes se habían confundido (la imagen de San Roque) con Guayama, pero en realidad es San Roque». Una chupalla, fuera de lo común para la figura clásica del Santo de los perros, que viste la cabeza de la imagen lagunera, refuerza el mito.

La imagen de Brochero que ya está en Lagunas y será presentada públicamente en marzo fue realizada por el Julio Incardona en resina policromática. El artista es también partícipe de la donación.

El Cura Gaucho y el Gaucho Lagunero

Guayama y Brochero trabaron una amistad en aquellos tiempos, corría el año 1876 y su primer encuentro, que luego se repetiría en varias oportunidades, se produjo en los llanos riojanos. Brochero quería que su amigo estuviera presente en la inauguración de la Casa de Ejercicios Espirituales que el cura había erigido en la Villa del Tránsito, actual Villa Cura Brochero, en Traslasierra, Córdoba. Pero el lagunero, que tenía precio puesto a su cabeza no quería arriesgarse.

El Cura Gaucho intentó conseguir un indulto para quien fuera mano derecha del «Chacho» Peñaloza y Felipe Varela en las guerras intestinas de los albores de nuestra patria, en la lucha por la causa federal, pero no lo logró. Guayama era perseguido por las autoridades ya que luego de la dispersión de los ejércitos montoneros el caudillo se dedicó al bandolerismo social, por eso muchos dicen que era una suerte de Robin Hood criollo.

Se le atribuye la siguiente frase: «Pero amigo, yo nunca maté a nadie … cuando veo que la gente no tiene pa’ comer y los que pueden dar, son mezquinos y comen ellos solos … yo les quito a esos pa’ darle a los necesitaos… yo no asalto, ni mato a nadie pa’ juntar y engañar a mi gente … ellos me siguen porque no tienen trabajo y yo les doy de comer… y si me siguen… mejor».

Luego de por lo menos nueve comunicados oficiales sobre la muerte de Guayama, lo que confirmaría la obsesión por librarse de él, y le valeria en apodo de «el hombre que murió 9 veces», finalmente fue capturado en San Juan, y en un confuso episodio, ilegar e irregular, en 1879 fue fusilado.

Días antes Brochero recibió un chasqui con un mensaje de parte del propio Guayama: «venga padre, que me matan». Brochero decidió no viajar a San Juan y sí hacerlo hacia Buenos Aires, para intentar que las autoridades centrales protejan la vida de su amigo lagunero, pero llegó tarde. Cuando matan a Guayama a traición, también lo traicionan a Brochero porque le habían prometido indultarlo. Entonces el Cura Gaucho se sumió en una profunda depresión, cuentan que estuvo completamente encerrado durante 3 días.

Brochero fue declarado Santo por el Papa Francisco en el 2016. Primer y único, hasta el momento, Santo de la Iglesia Católica nacido y fallecido en Argentina. Sus restos descansan en la Casa de Ejercicios, hoy convertida en museo, en Villa Cura Brochero.


  • Comentarios

    Relacionadas