Despertador Online

El diario del Oasis Norte de Mendoza

Arte y Parte

6 abril, 2022

Biblioteca Pujadas: Los libros de la buena memoria

  •   Por El Despertador
           

La biblioteca Pujadas publica la memoria del año 2019 y en próximos números publicará la memoria 2020, con el ánimo de que lectoras y lectores conozcan el quehacer de la entidad y su trabajo a través del tiempo. Un buen ejemplo para imitar.

Las actividades para este año comenzaron en febrero, el día 13. Para entonces esta biblioteca se encontraba con grandes desafíos; como la renovación de la Comisión Directiva, tarea a la que nos comprometimos de lleno. Armado de balances, convocatoria y demás, fueron parte del inicio de las actividades.

Luego vino la apertura del espacio de la Biblio y la Radio. El día 6 de marzo se dispuso la apertura y con este, la tarea de salir a los colegios a invitar a los Centros de Estudiantes a que se acerquen a ocuparlo.

Se comenzó a diagramar los talleres que la biblioteca brindaría durante todo el año: Canto, Arcilla, Guitarra, Portugues, Costura, Dibujo, Reciclado, Radio y Teatro. Algunos de ellos comenzaron a finales de marzo de ese año.

También articulamos con otras organizaciones sociales como la Red de Profesionales,( armada para atender casos de violencia de género), O.T.R.A.L: Organización de Trabajadores Rurales Sin Tierra de Lavalle y el Frente Popular Dario Santillán que desarrolla un proyecto de Merendero en el Barrio Solares del Norte. A su vez, nos mantuvimos en red con la Biblioteca Tomás Godoy Cruz, de Costa de Araujo, con quienes propusimos trabajar en conjunto para las tareas administrativas legales de ambos espacios. Acompañamos en algunas actividades a la Biblioteca “El Bosque de los Libros”, de La Pega y el Espacio Cultural La Finca, ubicada en la calle Irigoyen y Santa Marta de Villa Tulumaya.

Mientras nos preparábamos para la Asamblea Ordinaria de Cambio de Comisión, nos llegaba una propuesta que tenía como objetivo recibir a gente de distintos lugares de América Latina para contarles nuestra experiencia de trabajo colectivo y horizontal. Se trataba de “Cultura Viva Comunitaria”, un encuentro que se realiza todos los años en diferentes países y esta vez pasaba por el departamento de Lavalle. El encuentro se realizó durante el mes de mayo.

El mes de junio fue de visitas y cumpleaños. Recibimos a la escuela Morón y empezamos los preparativos para el festejo de los 48 Pirulos de la Biblio. Se planificó una noche de juegos durante el periodo de vacaciones y junto a la familia Viajera de Los Oviedo trabajamos en un taller de lectura y expresión.

Para el mes de Julio los recursos económicos con los que contaba la biblioteca comenzaban a escasear. En ese momento se decidió que los proyectos Sociales del Frente Popular Dario Santillan (FPDS), que en parte beneficiaban a la biblioteca, dejarán de tenerse en cuenta. A su vez, el dinero que había en la cuenta bancaria no alcanzaba para terminar el año, por lo que comenzamos a diseñar nuevas estrategias de financiamiento. Surgió, entonces, el Bono Contribución, una herramienta que nos sirvió para dar un respiro y continuar buscando soluciones a mediano y largo plazo.

Retomamos las actividades en agosto de ese año garantizando la apertura en el horario de tarde, las actividades que continuaron fueron los talleres, la venta del bono contribución, la planificación del taller de Herramientas Lúdicas y la participación en la farándula estudiantil.

Durante este mes realizamos la Asamblea para el cambio de Comisión. Se sumaron nuevas caras al espacio y comenzamos así a definir nuevos objetivos para el lugar como comenzar a ver la posibilidad de modificar el estatuto original para crear un Centro Cultural.

Los meses siguientes fueron de visitar continuamente la oficina de Personas Jurídicas en casa de Gobierno. Certificación de firmas, certificación de balances, libro de asistencia a la Asamblea y algunas observaciones que nos llevaron tiempo subsanar, como lo fue el libro de Socias y Socios de la Biblioteca, el cual desde hace años veníamos presentando de manera digital, ahora nos exigían presentarlo en su formato físico. Esto nos imposibilito tener la PPJJ vigente, por lo que comenzamos a trabajar en reparar estos trámites.

Finalizamos las actividades con un cierre en la plaza departamental el 1 de diciembre, sabiendo que teníamos un año por delante de mucho trabajo, con la alegría de seguir acompañando a la biblio de Costa en su cumple, allá por septiembre y a la de La pega en la peña del compadre Mauro en noviembre. No fueron fáciles los desafíos que se nos propusieron, pero nos damos cuenta que siempre vamos para adelante, a veces lento y a veces rápido, pero sobre todo acompañados y eso ha sido lo mejor que durante este año nos ha pasado.

 


  • Comentarios

    Relacionadas