Despertador Online

El diario del Oasis Norte de Mendoza

La región hace escuela
Titulos

13 abril, 2022

Desesperante pedido de directivos de escuelas albergues por conectividad

  •   Por Franco D´Amelio
           

El 10 de febrero de este año falleció Isidro Mayorga electrocutado en La Majada. María Nievas, enfermera del centro de salud tuvo que correr en la oscuridad para conseguir señal en su teléfono y dar aviso de la electrocución dado que la radio estaba descompuesta desde el 1 de julio de 2021.

En aquel momento, este medio consultaba al concejal y médico Maximiliano Rivera, quien había solicitado información sobre el arreglo de ese artefacto comunicacional. Él coincidía en que, si bien una electrocución puede matar en el acto, en una urgencia cada minuto cuenta y el no tener la radio habilitada juega muy en contra.

Retomamos el caso de Don Isidro porque recientemente llegó a nuestra redacción un escrito de varios directivos de escuelas del secano que se quejan de -al igual que los centros de salud- padecer la total incomunicación a veces y los perjuicios que esto trae.

El escrito inicia diciendo: «desde las Escuelas del Secano queremos hacerles llegar la problemática de la falta de conectividad. Las mismas poseen antena de ARSAT que necesitamos en forma URGENTE sean revisadas ya que no emanan señal, quedando durante los ocho días de albergada totalmente aislados en comunicación, y ni pensar en las personas que viven en los distintos parajes».

Esta última frase no es menor, dado que en las zonas rurales y más particularmente en el secano lavallino, tanto los centros de salud como las escuelas cumplen mucho más que su objetivo formal: son un punto de apoyo fuertísimo para la población local.

Luego, la publicación continúa manifestando las problemáticas que conlleva para el normal desenvolvimiento de las instituciones educativas: «además, las escuelas cuentan con la RED WAN que depende de Dirección General de Escuelas, y debido a la falta de velocidad no es viable utilizarlas, impidiendo la toma de asistencia, entrar a los correos oficiales, y/o a GEM.

Esto provoca retraso no sólo en la entrega de planillas, sino acumular tareas que deben realizar los directores a la salida de cada desalbergue en sus hogares para dar cumplimiento administrativo».

Aquí NO está Mendoza

Pasaron las elecciones la gestión de Suárez reafirmó su poder en la Provincia, pero la cercanía de los spots publicitarios contrasta con una dura realidad que este y otros medios populares denuncian desde el 2020 y antes: la falta de inversión educativa, especialmente fuera del Gran Mendoza.

El año de la cuarentena dura dejó de manifiesto que la conectividad a la web dejó de ser un servicio de lujo para convertirse en uno esencial. Por eso los directivos del secano expresan enfáticamente: «en este siglo que vivimos es imperioso y necesario contar con internet, no podemos entender del por qué se debe reclamar insistentemente por un servicio por lo demás básico para el buen y normal funcionamiento de las Escuelas Albergues, su parte administrativa o en caso de necesitar servicio médico alguno».

Este último punto es el que enlaza con la historia del mencionado difunto de La Majada, ¿qué pasa en caso de requerirse una ambulancia en una escuela albergue? ¿qué pasa si los docentes no tienen señal de celular? Seguramente por la desesperación trasladarían al paciente en sus vehículos particulares, pero exponiéndose a sí mismos a una responsabilidad aún mayor que la que ya tienen.

Es por ello que el escrito concluye manifestando: «…las escuelas no son las únicas desprotegidas de estos servicios sino también los centros de salud.

Las radios de comunicaciones HF no están operativas en todas las escuelas, quedando algunos parajes aislados por completo».

Una directora que prefirió que no publicáramos su nombre por miedo a represalias de la DGE (fundamentalmente después de lo que hicieron las autoridades con la directora de San Miguel que denunció la situación edilicia en El Despertador tiempo atrás y que terminó asistida en un centro de salud») contó cómo la incomunicación va incluso más allá de lo mencionado, también está en los caminos que permiten el acceso a las escuelas.

«Una noche se me quedó el auto y tuve que quedarme toda la noche sola ahí en esos caminos que están en pésimas condiciones, incomunicada.

He tenido que hacer rectificar el auto, esos caminos destruyen nuestros vehículos. Además, queremos pedirle nuevamente a la empresa INTERLUZ que nos brinde conectividad. Nos prometen, pero no cumplen…les pedimos (a los medios) que sean nuestra voz», sostuvo la directora en su misiva.


  • Comentarios

    Relacionadas