Despertador Online

El diario del Oasis Norte de Mendoza

Titulos

27 junio, 2022

Lavalle necesita sumar bicicletas y sacar autos de la zona urbana

  •   Por Franco D´Amelio
           

Como es de público conocimiento el Municipio ha empezado el trazado de esta vía para que los ciclistas estén seguros. Pero como todo cambio importante, suelen surgir dudas al respecto sobre cómo impactará en el estilo de vida lavallino, en esta nota dialogamos con la arquitecta a cargo.

La obra está enmarcada dentro de un plan mucho más ambicioso gestionado por UNICIPIO (entidad que realiza gestiones colectivas para los municipios del área metropolitana mendocina) y es conformar una red de ciclovías que facilite la circulación no contaminante en el Gran Mendoza y Lavalle. Esta importante proyección es solventada con fondos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Viviana Martín es la arquitecta que está a cargo del diseño de la vía en el distrito cabecera lavallino. Ella explica que en nuestro departamento esto fue concebido para «conectar los puntos de mayor afluencia de bicicletas, que conviven con vehículos (a combustión) y peatones…esto va en aumento, lo cual incrementa la peligrosidad del tránsito…»

Sobre los trayectos que abarcaría la construcción, la profesional comentó: «tenemos dos etapas: la primera es bien en el microcentro de Tulumaya, nosotros en ordenamiento territorial comenzamos a hablar de Ciudad y no de Villa Tulumaya por su tamaño.

Entonces tenemos un microcentro donde está concentrada la parte administrativa y comercial, y luego los alrededores. La primera etapa es ahí, va por calle Belgrano desde el hospital (Sícoli) hasta la plaza y continúa por Beltrán, pasando por Maestranza hasta llegar a la salida de la parte urbana», comenta.

Otras calles abarcadas en este estadio son: Dr. Moreno; Camargo; Dorrego y Fleming.

En cuanto a la segunda etapa: «se extendería por calle San Martín, por la ruta 34 hasta la (nacional) 40. Hacia el Este hasta la zona industrial por ruta 34 y también pasará por la ruta 24 y por la ruta 27, que sería un sector semi urbano. Es decir, ya sale del microcentro, pero tiene una gran concentración poblacional», dijo Martín.

ED: ¿Qué beneficios esperan obtener de esta obra?

VM: «El principal beneficio es darle seguridad tanto al peatón como al ciclista, sobre todo a este último.

Afortunadamente, y en esto nos distinguimos de los demás municipios, en Lavalle en general se usa muchísimo la bicicleta para el traslado cotidiano. Entonces a nosotros nos beneficia porque hay una gran afluencia de bicicletas en la zona urbana…»

Nada de elección «a dedo»

Es común que, en obras como estas, muchos vecinos se planteen por qué no (o por qué sí) el recorrido pasa por su domicilio y tiende a creerse que esa es una decisión arbitraria, caprichosa o «acomodada» para determinadas personas.

Sobre esto, la arquitecta mencionó un dato interesante: «…hay recorridos específicos (en las bicicletas), como las entradas y salidas de las escuelas o de trabajos. Para poder indicar por dónde había mayor afluencia, el equipo de Ordenamiento Territorial del Municipio hizo un censo en el que se contabilizaron la cantidad de bicicletas, autos y camiones en varias esquinas de la ciudad y de ahí se estableció por dónde era más necesario el recorrido de la ciclovía. No es un circuito arbitrario, une zonas muy populosas, de muchas casas, con el centro administrativo y comercial».

Aclaraciones sobre calle Belgrano

Al pensar en esa representativa calle del Departamento, una de las primeras dudas que manifestaron los vecinos de la zona es qué pasaría con el cantero del boulevard y sus icónicas palmeras.
Sobre esto Martín aclaró: «una de las pautas del proyecto es tocar lo menos posible el paisaje de Tulumaya, las palmeras no se tocan. En esa parte se hace más angosto el cantero para que pasen las dos vías de la ciclovía».

En cuanto a la preocupación al respecto de si esto no estrecharía demasiado los carriles para vehículos a combustión, ella comentó que «esto no es así, porque prácticamente no hemos tocado el espacio de los carriles».

Sin embargo, se está buscando reducir la velocidad de este tipo de tránsito, porque suele ocurrir una especie de «inercia» de quienes conducen desde las rutas e ingresan a excesiva velocidad al sector urbano (con los peligros que esto implica).

ED: Como Ud. decía, la bicicleta es tradicional en Lavalle, pero en los últimos años se ve un fuerte incremento del parque automotor, ¿cree que esté cambiando (para mal) esa costumbre y esté siendo sustituida por los autos?

VM: «A mi pobre juicio, porque tal vez esto lo debería responder más un sociólogo, veo que la población ha aumentado y con ella la cantidad de vehículos. Antes sólo algunas familias tenían auto, y uno por casa, hoy es más común e incluso hay más de un auto por familia.

Además, hay que pensar que Lavalle tiene mucha comunicación con otros departamentos, entonces por la mañana hay muchos conductores que atraviesan Tulumaya de camino a otro lado.

No creo que hayan disminuido las bicicletas, sino tal vez hasta haya más. Lo que tiene la zona es que los tramos son cortos como para usar un vehículo, pero quizás un poco largos para caminarlos, por lo que la bicicleta es lo ideal.

Pienso que no es la sustitución de uno por otro, sino sólo un aumento de cantidades, y que la bicicleta se va a seguir usando, tiene futuro».


  • Comentarios

    Relacionadas