Despertador Online

El diario del Oasis Norte de Mendoza

La Región

2 agosto, 2022

Dos tragedias sacuden a Rivadavia

  •   Por El Despertador
           

Desde ayer, el departamento de Rivadavia está conmocionado por dos hechos que ocurrieron en ese departamento del este mendocino. Uno relacionado al asesinato de una joven por parte de su excuñado, y el otro, la muerte de una mujer por ataque de perros que le dejaron heridas mortales en la pierna y en la cabeza.

Mató a su excuñada y apuñaló a otros tres familiares de su expareja en una casa de Mendoza

Una joven de 20 años fue asesinada ayer a puñaladas por la expareja de su hermana, que además atacó a otras tres personas que estaban en la vivienda, entre ellas a su exsuegra, que está grave, tras lo cual fue detenido, en la localidad mendocina de Rivadavia, informaron fuentes judiciales y policiales.

Los pesquisas procuraban determinar ahora si el agresor mató a su excuñada al confundirla con su expareja, a quien varias veces había amenazado de muerte, según los allegados a la mujer.

El hecho ocurrió a las 7.50 en una vivienda ubicada en el barrio La Florida, de la localidad de Rivadavia, a pocos kilómetros de la capital provincial, cuando Karen Mabel Ríos fue asesinada de varias puñaladas en momentos en que dormía en la cama de una de sus hermanas, llamada Melisa, quien había salido.

La joven murió en el acto a raíz del ataque que, según las fuentes, fue cometido por su excuñado, Hugo Sosa (41), quien en varias oportunidades había amenazado de muerte a su expareja y madre de su hijo de 8 años.

Tras el crimen, el agresor atacó a cuchilladas a la madre de su ex, identificada por los voceros como Adriana Salguero (47), quien también se hallaba en la vivienda; a otra hermana de la víctima, de 16 años, y la pareja de la fallecida, un joven de 21 que fue herido cuando intentó detenerlo, añadieron las fuentes.

De los heridos, la más grave es la madre de las hermanas Ríos y exsuegra del acusado, quien debió ser intervenida quirúrgicamente a raíz de una puñalada que recibió en el cuello, por la que permanecía internada, añadieron los informantes.

De acuerdo a la pesquisa, la seguidilla de ataques se produjo cuando Sosa, quien residía en el barrio Centenario Sur, irrumpió de manera violenta en la casa a buscar a su ex.

Si bien familiares aseguraron que el hombre habría proferido amenazas de muerte hacia la madre de su hijo, nunca había sido denunciado formalmente por ello, según informó este mediodía a la prensa local el fiscal mendocino a cargo de la causa, Mariano Carabajal.

Sosa «no tiene denuncias previas por violencia, solo una imputación por impedimento de contacto» para que su ex, Melisa Ríos, no se acercara al hijo de ambos, que el hombre tenía en custodia, explicó el representante del Ministerio Público Fiscal.

El fiscal describió el escenario del ataque como «dantesco», dijo que había «mucha sangre» y que por el momento sólo declararon sobre lo ocurrido «las personas que están fuera de peligro».

La menor de las víctimas, de 16 años, se encuentra estable, al igual que el novio de la joven asesinada, identificado como Rodrigo Altamirano (21), quien también fue atacado con un cuchillo, aunque levemente.

Según declaró Altamirano, pareja de la asesinada Karen, se estaba bañando en la casa cuando escuchó ruidos y gritos.

Al salir del baño se encontró con Sosa que estaba adentro de la vivienda y «le tiró un puntazo», relató el fiscal.

Cuando el atacante quiso escapar del domicilio, fue perseguido por Altamirano, quien con la ayuda de la policía logró alcanzarlo e inmovilizarlo en una plaza cercana al domicilio.

El sindicado autor material del hecho quedó detenido y fue trasladado a la sede de la Oficina Fiscal de la comisaría 13°, donde permanecerá alojado hasta ser formalmente imputado en las próximas horas.

En su poder, los investigadores secuestraron el cuchillo utilizado para cometer los ataques, que lo llevaba en la mano.

En la casa donde se produjeron los hechos, trabajó la policía, que convocó a personal médico para que trasladara en ambulancias a las mujeres heridas al Hospital Saporiti.

Según se informó desde ese centro asistencial, la madre de la fallecida fue diagnosticada con «heridas cortantes en el cuello, hombro, omoplato izquierdo y maxilar superior izquierdo», por lo que fue derivada al quirófano en estado «muy delicado»,

Por su parte, la adolescente de 16 años fue asistida por diversas lesiones en la espalda y en el brazo derecho y también debió ser derivada al quirófano.

Finalmente, Altamirano recibió asistencia por un corte en muñeca izquierda y quedó fuera de peligro.

Familiares de las víctimas denunciaron hoy que Sosa es «violento» y que «siempre le decía a Melisa que la iba a matar».

Por tal motivo, una de las hipótesis de la investigación es que Sosa haya irrumpido en la casa para matar a su ex y la haya confundido con su hermana, dijeron las fuentes.

Tras conocerse el múltiple ataque, amigos, vecinos y familiares de las víctimas se manifestaron en las redes sociales y pidieron justicia.

«Hoy te apagaron tus ganas de salir adelante a pesar de tanta mierda», escribió una amiga de Ríos en su perfil de Facebook.

«Eras tan joven y tenías tantas metas por cumplir, y el día de hoy un desgraciado te arrebató todo», escribió otra.

Manifestación para reclamar justicia por el femicidio de una joven en Mendoza culminó con incidentes

Por otra parte, ayer también Al menos siete personas fueron aprehendidas esta tarde cuando se manifestaban en una marcha convocada en el departamento mendocino de Rivadavia para reclamar justicia por el femicidio de la joven Karen Ríos (20) asesinada hoy a puñaladas por la expareja de su hermana.

Aunque desde el Ministerio Público Fiscal informaron que no existía ninguna denuncia previa contra el detenido, tras el femicidio de Karen, los vecinos y amigos de la familia insistieron en que el hombre ya había amenazado varias veces a la hermana de la joven fallecida.

En diálogo con Noticiero 7 de Mendoza, Jaquelina Salguero, la tía de la joven, contó que la expareja del detenido le dijo que había ido a la comisaría para denunciarlo pero que la dejaron esperando y le pidieron que volviera otro día, versión que según trascendió estaba siendo investigada por la Justicia.

La marcha convocada por familiares, amigos, vecinos y conocidos de la familia atacada llegó hasta el edificio municipal y, a su vez, se manifestó en la puerta de la Comisaría 13ª ubicada frente a la plaza departamental del municipio del este mendocino, a unos 60 kilómetros al este de la capital provincial.

La movilización, que transcurrió de manera pacífica con cientos de asistentes que exhibían carteles contra la violencia de género y pedían justicia, culminó con disturbios donde intervino la policía y aprehendieron, al menos, a siete personas.

Según informaron las fuentes, un grupo reducido de jóvenes empezó a lanzar piedras a la puerta de la comisaría y fueron repelidos por la policía con gas pimienta y balas de goma, tras lo cual, fueron aprehendidos.

Los manifestantes reclamaban justicia por la joven de 20 años que fue asesinada hoy a puñaladas por la expareja de su hermana, que además atacó a otras tres personas que estaban en la vivienda, entre ellas a su exsuegra, tras lo cual fue detenido, en la localidad mendocina de Rivadavia.

Perros atacaron y mataron a una mujer en Mendoza

Una mujer de 52 años murió luego de ser atacada por perros en el departamento de Rivadavia, y sufrir graves heridas en una de las piernas y también en la cabeza, informaron esa mañana fuentes policiales.

La víctima fue identificada como Claudia Clara Cáceres, quien murió ayer a la medianoche luego de ser asistida por un vecino que sería el dueño de los perros.

La mujer llegó con vida al hospital Perrupato, pero falleció allí como consecuencia de las graves lesiones sufridas.

Efectivos policiales llegaron al lugar del ataque a partir de un llamado a la línea de emergencias y auxiliaron a la víctima que tenía lesiones de gravedad en una pierna y tenía desprendimiento de cuero cabelludo, según se especificó oficialmente.

Según el parte policial, se trata de «dos canes de pelaje marrón claro, de unos 50 centímetros de alzada» que «no estarían vacunados y no poseerían nombres» y todavía no se constató si tienen dueños.

Sin embargo, los investigadores sospechan que los perros pertenecen al hombre que asistió a la mujer porque estaban frente a su vivienda, por lo que quedó demorado por averiguación de los hechos, según se informó.

En la causa, interviene la Oficina Fiscal de la Comisaría13°.

Con información de Télam

Imagen: Tiempo del Este.

 


  • Comentarios

    Relacionadas