Despertador Online

El diario del Oasis Norte de Mendoza

La región hace escuela

8 noviembre, 2022

Musicoterapia, un horizonte sin límites

  •   Por El Despertador
           

Esta disciplina sigue creciendo y desarrolla un trabajo muy importante en pacientes con traumas.

La Musicoterapia es una profesión del ámbito de la salud que no conoce fronteras a la hora de trabajar con y para el ser humano, en cualquiera de sus etapas de la vida. Un musicoterapeuta puede acompañar la gestación, infancia, adolescencia y adultez a través de experiencias sonoro corporo musicales para sanar o tratar necesidades específicas. Se trabaja haciendo música con el paciente, mediante la improvisación musical del profesional y música grabada.

Para adentrarnos en esta compleja e interesante tarea y enfocarnos en los pacientes que padecen algún trauma, hablamos con la Mg. Cora Levinson, directora de la carrera de Musicoterapia en la Universidad Maza.

Levinson afirma que “de la misma manera que una persona llega a un tratamiento psicológico, se llega a un tratamiento musicoterapéutico”. Las causas del trauma que lleva a la terapia pueden ir desde lo físico hasta lo psíquico, desde un accidente de tránsito hasta una situación de violencia. Por ejemplo, en hospitales los profesionales apoyan a pacientes en proceso de recuperación mediante cuidados paliativos, aunque la Mg. Cora Levinson admite que aún falta presencia de musicoterapeutas para mejorar la realidad de los pacientes.

Aunque los especialistas están insertos mayormente en instituciones que atienden a personas con discapacidad a lo largo de toda la provincia, también brindan un apoyo importante en individuos con trastornos alimenticios, situaciones de consumo problemático e intentos de suicidio.

Como si fuera poco, la musicoterapia aborda personas que tienen patologías neurodegenerativas -como Parkinson o esclerosis múltiple-, dificultades motoras o secuelas de accidente cerebro vascular (ACV).

Estos tratamientos no solo se pueden llevar a cabo en un nosocomio ya la disciplina se hace presente en entidades vecinales, centros educativos terapéuticos, hogares de día y sistemas penitenciarios dispersos a lo largo del territorio.

En nuestra provincia, la Musicoterapia ha crecido en los últimos 7 años, principalmente desde la apertura de la carrera en la Universidad Maza que se ha transformado en un pilar fundamental para quienes desean incursionar en ella. Jóvenes desde Formosa a Neuquén llegan a esta casa de estudios, ya que es la única institución en brindar la carrera en todo el oeste del país.

Sin embargo, Cora Levinson remarca la importancia no solo de acercar esta especialidad a oídos de la gente, sino también de comenzar a darle el reconocimiento que merece junto a las demás profesiones de la salud.

Cuando ella llegó a Mendoza, en la década del 80´, la Musicoterapia era todavía un sueño de pocos. Hoy, casi 40 años después, muchos estudiantes pueden incursionar en este camino hacia el vínculo, la salud y el arte sensorial, involucrándose en una práctica que une a los seres humanos en los contextos más adversos.


  • Comentarios

    Relacionadas