Despertador Online

El diario del Oasis Norte de Mendoza

Arte y Parte

22 junio, 2023

Lavalle: «Disfrutar de la música es algo precioso»

  •   Por Juan Burba
           

Camila Cuello es una joven oriunda de El Vergel que toca el violín desde los 9 años. Egresó de la Escuela «Cesar Milstein» el año pasado, y en su trayectoria educativa, primero en la escuela primaria «Simón Cháves» y luego en la Milstein, formó parte de las orquestas de ambas. De familia de músicos (su abuelo Cecilio «el Negro» Honorez fue integrante fundador de «Las Voces Vergelinas») siempre estuvo cerca del arte y la cultura, y su tránsito por dos escuelas públicas en las que se desarrolla el Programa de Orquestas y Coros del Bicentenario, terminó de moldear su perfil de música: «quiero rescatar a este Programa, porque nos impulsa a los jóvenes a sacar a relucir habilidades que podemos llegar a tener, que quizás uno ni lo sabe, y gracias a estas posibilidades las podemos descubrir y las podemos explotar» expresó Camila en diálogo con El Despertador.

Esta semana, la joven violinista, junto a otros 10 mendocinos y mendocinas que son (o fueron) parte de las orquestas escolares de distintos puntos de la provincia (entre ellos el lavallino Ezequiel Lira de la Escuela «Graciela Ferrer de Moretti» de El Carmen) fueron convocados a formar parte de la Orquesta y Coro Juvenil del MERCOSUR. En este momento Argentina ejerce la Presidencia Pro Tempore del organismo multilateral y, a propuesta del Ministerio de Educación de la Nación, realizó la convocatoria a jóvenes de todo el país y las hermanas repúblicas de Brasil y Paraguay. En Mendoza la selección de los y las 11 músicos estuvo a cargo del Programa de Orquestas y Coros Infantiles y Juveniles de la provincia.

A lo largo de toda la semana que pasó, más de 100 instrumentistas y más de 100 coreutas estuvieron ensayando, en Buenos Aires, para realizar, el pasado viernes, una presentación (que ya está disponible en el canal de YouTube del Ministerio de Educación) con canciones populares de los 3 países involucrados. «El objetivo es contribuir al intercambio y al fortalecimiento de la ciudadanía e identidad regional a través de la transmisión, el aprendizaje, la enseñanza de la educación artística musical con modelos de aprendizaje colectivo que contribuyen a la formación de vínculos más solidarios» según expresaron desde el gobierno provincial en un comunicado.

Actualmente Camila estudia el profesorado de música en la UNCuyo. Respecto a la posibilidad de haber sido parte de las orquestas escolares realizó una suerte de racconto de los momentos vividos: «fue muy hermoso, tengo muchas experiencias guardadas, como haber tocado con Marciano Cantero, haber hecho música de cámara, tocar un repertorio de rock nacional o viajar a Catamarca para formar parte de otra orquesta juvenil, la música me ha dado muchas posibilidades de conocer lugares lindos, son experiencias muy hermosas que las voy a tener guardadas para siempre».

Sobre los días que atravesó en la semana que termina señaló que «este encuentro intensivo para dedicarse a la música es precioso, maravilloso, pude conocer gente de Santa Cruz, Tucumán, Santiago del Estero, Uruguay, Paraguay y Brasil«. Y en todo momento tuvo presente el apoyo de su familia: «quiero destacar de apoyo de mis padres, ellos han sido un pilar fundamental en mi carrera como música» y rescató parte de lo que lleva en su ADN: «en mi familia hay muchos músicos, mi abuelo era guitarrista, es un poco una cuestión de la sangre».

Dialogamos también con una de las personas que tuvieron que ver en los caminos recorridos por Camila en estos años, la directora de la escuela Milstein, Silvia Ledda. «Verla a Camila y lo que está viviendo es ver concretarse las políticas públicas educativas que invierten realmente para que los chicos y las chicas aprendan mejor, este es un ejemplo real y concreto, estas son las políticas que generan igualdad de oportunidades» rescató la directora, y destacó «también hay que sumarle su dedicación personal y su esfuerzo, que son gigantes, Camila es una chica muy aplicada, muy ordenada con su estudio». Señaló también que «no es común para un joven que vive en una zona rural poder acceder al nivel de estudios que tiene este Programa, la escuela pública les abre esta posibilidad, otra forma de aprender, en este caso el arte, de una manera cotidiana, ya que los chicos y chicas de la orquesta de la escuela vienen 3 veces por semana, a estudiar a ensayar, tienen que estudiar un lenguaje nuevo».

En sintonía con estos dichos de Silvia Ledda, Camila, orgullo lavallino que nos representó en una orquesta internacional, quiso dejar un mensaje, para la comunidad, para las familias, y para quienes toman decisiones: «quiero dejar este mensaje: está bueno que los chicos aprendan a tocar un instrumento, no importa si el día de mañana no siguen o lo hace solo por hobby, pero sepamos que disfrutar de la música es algo precioso».

 


  • Comentarios

    Relacionadas