Despertador Online

El diario del Oasis Norte de Mendoza

La Región

24 junio, 2023

Mendoza participa en la Campaña Nacional de detección de hepatitis C

  •   Por Fabricio Morales
           
En apoyo a la iniciativa de la Asociación buena Vida, se realizarán testeos gratuitos en los hospitales Lencinas y Central y se procurará el seguimiento y tratamiento de los pacientes que resulten positivos.

Siete de cada diez personas con hepatitis C desconocen que padecen la enfermedad. Este es el motivo por lo que el testeo y diagnóstico precoz resulta fundamental, dado que la infección puede no presentar síntomas durante muchos años pero va produciendo alteraciones a nivel hepático. La hepatitis C puede curarse, su tratamiento resulta positivo en el 98 por ciento de los casos.

El Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes se sumará a la campaña nacional organizada por la Asociación Buena Vida para la detección de personas con hepatitis C.

En el marco de las elecciones y con el lema Yo voto curarme la hepatitis C, durante junio y julio se brindará información sobre la enfermedad para generar conciencia en la población sobre la importancia de realizar periódicos controles médicos.

Además, el Servicio de Infectología del hospital Nestor Lencinas realizará testeos de hepatitis B y C de manera gratuita y sin turno los martes y jueves de 9 a 11, del 13 de junio al 20 de julio, y todos los días del 24 al 28 de julio.

En tanto, en el Hospital Central, los controles gratuitos y sin turno tendrán lugar los lunes de 10 a 12 y los martes de 11 a 13, desde el 26 de junio y durante todo julio. Del 24 al 28 de julio, los testeos se realizarán todo los días por conmemorarse  la Semana Mundial de las Hepatitis Virales.

La Asociación Buena Vida comenzará la campaña nacional en Mendoza y luego la replicará en Rosario, Santa Fe, Tucumán, La Plata y CABA, entre otras ciudades.

La importancia del diagnóstico en primaria instancia

La jefa del Servicio de Infectología del Hospital Lencinas, Andrea Villalba, remarcó la importancia de realizarse periódicamente un testeo de hepatitis C, “porque es una enfermedad silenciosa que no da síntomas durante años o décadas, hasta que el daño sobre el hígado se manifiesta en forma irreversible y puede ocasionar cirrosis, falla hepática, necesidad de un trasplante o hasta cáncer de hígado”.

Otro punto a tener en cuenta son las enfermedades asociadas a la hepatitis C, es decir, enfermedades que muchas veces se agravan cuando una persona tiene este virus. Hasta 3 de cada 4 personas con hepatitis C presentan además hipertensión arterial, diabetes y una consecuencia de ambas, que es la enfermedad renal. Además, tener diabetes es un factor de riesgo para la progresión de la fibrosis en el hígado. La buena noticia es que existe evidencia de que la cura de la hepatitis C contribuye a mejorar el control de la estas manifestaciones extra hepáticas, incluyendo el riesgo de enfermedad renal crónica terminal, infarto y accidente cerebrovascular (ACV).

El testeo no duele, es un leve pinchazo en el dedo, similar al control de la glucemia, y permite establecer un resultado en pocos minutos. En caso de que el estudio dé positivo, debe reconfirmarse y es importante saber que hoy contamos en nuestro país con medicamentos que curan, prácticamente sin efectos adversos. La cobertura, en la mayoría de los casos, está garantizada 100% por el sistema de salud.

Para el doctor Roberto Pérez Ravier, jefe de Hepatología del Hospital Central de Mendoza, “hoy es menos frecuente la transmisión del virus, porque la mayoría lo contraía por mala esterilización de instrumental médico u odontológico, transfusiones, realización de tatuajes, piercings y tratamientos de belleza. Ahora existe mucha más conciencia sobre cómo manipular adecuadamente estos elementos, aunque el riesgo no esté 100% neutralizado”.

Tanto Villalba como  Pérez Ravier remarcaron que la enfermedad es curable y que el tratamiento consiste en medicación que se aplica durante ocho a doce semanas como máximo. Las estadísticas indican que 98 por ciento de las personas que se tratan se curan.

Campaña Nacional de Buena Vida

La campaña Yo voto curarme busca crear conciencia sobre la importancia de realizarse los estudios necesarios y cumplir con el tratamiento que indique el médico.

“En la campaña de 2022 encontramos a casi 70 pacientes que ya tenían diagnóstico pero que no estaban haciendo nada para curarse, dejándose estar y permitiendo que la enfermedad avanzara. Esta campaña busca detectar nuevos pacientes pero también motivar a casos como estos, para que se revinculen con el cuidado de su salud y eviten consecuencias graves”, afirmó Rubén Cantelmi, paciente curado y presidente de la Asociación Buena Vida.

La asociación acompaña a las personas con enfermedades del hígado. Las personas interesadas pueden comunicarse con Buena Vida de manera gratuita para solicitar información y asesoramiento llamando al 0800 220 0288.

FUENTE: PRENSA MENDOZA


  • Comentarios

    Relacionadas