Despertador Online

El diario del Oasis Norte de Mendoza

Arte y Parte
Titulos

26 diciembre, 2023

Lavalle: Suspenden los festivales del Cosechador y El Melón y la Sandía

  •   Por El Despertador
           

Es cierto que la movida festivalera no es lo que era hace años atrás y los números de asistentes habían caído en las últimas ediciones en todos los rincones de la provincia. Si a eso le sumamos el costo de naturaleza impensada que significa traer a un artista de la naturaleza de Rodrigo Tapari o El Chaqueño Palavecino, más la situación actual, devaluación mediante, muestran a las claras, que hoy organizar un festival como el del Melón y la Sandía o el del Cosechador significarían un número demasiado oneroso, ya que el 100% del costo recaería sobre el municipio lavallino.

Esto motivó reuniones con sendos organizadores para explicarles la situación actual y la imposibilidad de afrontar un costo de esa naturaleza en los momentos que se están viviendo.

Estamos hablando de costos cercanos a los cincuenta millones de pesos por festival.

El costo de traer a un artista consagrado

Está claro que uno de los costos mayores está relacionado a la contratación de artistas nacionales. Parte de la crítica que se suscitó el año pasado, cuando el Festival del Cosechador trajo al Chaqueño Palavecino se centró no sólo en la calidad del espectáculo que dio (estaba completamente borracho), sino a los costos de traerlo. Esa misma crítica se dio, desde los sectores artísticos, cuando el municipio trajo a Rodrigo Tapari (22.000.000 de pesos, hoy serían $29.000.000), para el día del estudiante y a La Barra (cifra similar). Es cierto que los eventos fueron masivos, pero también fueron un «desperdicio» en materia de recaudación ya que ambos eventos fueron gratuitos, y no se pudo recuperar nada de lo invertido.

Festivales suspendidos

Rivadavia le canta al país

Los Festivales más representativos de Lavalle no son los únicos suspendidos. Fue el propio Ricardo Mansur, recién asumido intendente de Rivadavia, el primero en suspender el Festival de Rivadavia canta al país acusando a su predecesor Miguel Ronco de dejarle una situación complicada al municipio. Esto motivó la reacción del ex intendente que dijo: «Mansur miente, porque en ningún momento puede decir que nosotros le estamos dejando obras a pagar e inconclusas. Le estamos dejando todo terminado». Y agregó «queda con un monto de plata bastante suficiente como para poder hacer el festival, más de $450 millones voy a dejarle».

Malargüe también suspendió

La Fiesta Nacional del Chivo que se realizaba año tras año en el sureño departamento de Malargüe, también se suspendió debido a la crisis económica reinante. En ese sentido, el departamento fue más allá sancionando una ordenanza de Emergencia Económica, Financiera y Administrativa de la Municipalidad de Malargüe. Era un secreto a voces, que el radical Ojeda había dejado al municipio sumamente comprometido en las arcas municipales, admitido por los concejales propios y eso terminó arrastrando la decisión de Celso Jaque de suspenderlo.

En Lavalle, ¿cuál es la situación?

En Lavalle también hubo ruido de chicanas que fueron y vinieron, pero lo cierto es, que el departamento gozó, al cierre de la gestión Righi, de buena salud, con arcas llenas. Fueron más de 1.000 millones los pesos que quedaron en cuentas del banco Nación y Credicoop. Sin embargo, quedaron varias obras a medio ejecutar que implica parte del dinero que se tiene, esperando en muchos casos, fondos de la nación que no llegan.

En ese sentido, la realidad no pareciera pasar por el lado de los números dejados por la anterior administración, sino por cuidar lo que se tiene. Una inobjetable decisión en función de avizorar un futuro que aparece oscuro para el departamento, y que dependerá mucho de la capacidad de Gonzalez y su equipo, para capear el temporal.


  • Comentarios

    Relacionadas