Despertador Online

de

del

Deportes


2 enero, 2015

Buenos Aires se transformara y sera protagonista de dos grandes competiciones deportivas

  •   Por El Despertador

           

La ciudad recibe al deporte motor mundial: el sábado será la largada del Dakar en Plaza de Mayo, lugar elegido por el Gobierno Nacional; una semana después, la Fórmula E competirá en Puerto Madero, con el aval del Ejecutivo porteño

descarga (1) Infografia-Rally-Dakar_LRZIMA20140327_0036_13 54a1d2129dd17 descarga

Pese al mal estado del autódromo Oscar y Juan Gálvez, Buenos Aires será el epicentro del mundo motor por las próximas semanas. Claro está, no habrá actividad en el circuito porteño. Las calles de la Reina del Plata serán las que albergarán a las máquinas de los dos grandes acontecimientos deportivos que visitarán la capital argentina: el Dakar y la Fórmula E . Pero no sólo es paradójico el protagonismo de una ciudad que posee a su autódromo en un estado lamentable (a mediados de año se clausuró en medio de la fecha del Súper TC2000 en el escenario porteño). También es llamativa esta actividad fierrera casi superpuesta, promovida por los gobiernos nacional y porteño, de manera diferenciada.

El sábado, a partir de las 14, Plaza de Mayo se transformará en el escenario de la largada de la competencia más exigente del mundo. Frente a la Casa de Gobierno, sobre la rampa, se presentará cada uno de los 414 vehículos que se mostrarán en la transmisión televisiva internacional previo a la competencia, que se pondrá en marcha al día siguiente rumbo a Córdoba.

Buenos Aires regresa al protagonismo del Dakar, tal como lo fue en 2009, cuando la mítica competencia se trasladó de África a América del Sur. Siete años después, otra vez el “rulo” (recorrido con largada y llegada en el mismo punto) tiene a la capital argentina en la mayor exposición. Si bien internacionalmente se habla de Buenos Aires tanto para el 3 de enero con la ceremonia de largada como para la llegada, el 17 de enero, que será en Tecnópolis, en Villa Martelli.

La zona de Plaza de Mayo se ve afectada por estos días por las obras del armado de la rampa de largada del Dakar, como también de algunas tribunas y sectores especialmente diseñados para la organización, la TV y sponsors.

A diferencia de las largadas anteriores en Buenos Aires, que fueron frente al Obelisco, esta vez se eligió la Casa Rosada como fondo de las imágenes que recorrerán el mundo. La gestión durante 2008 para que el Dakar llegara a América del Sur estuvo a cargo del ministro de Turismo de la Nación, Enrique Meyer (“El decano del Dakar”, según lo presentó Etienne Lavigne, director general del Dakar, en París). Y fue el Gobierno Nacional el que decidió el lugar de la largada oficial de la mítica prueba, la 7a en nuestro país.

Con el anuncio del gobierno porteño, la promocionada Fórmula E llegará por primera vez a la Argentina. En aquella tarde en la que se anunció oficialmente la competencia internacional con la novedosa incursión de los impulsores eléctricos, en Puerto Madero hizo la presentación Horacio Rodríguez Larreta, jefe de Gabinete porteño, junto con el español Alejandro Agag, promotor de la Fórmula E, y el ingeniero Carlos García Remohí, autoridad de la Comisión Deportiva Automovilística (CDA) del Automóvil Club Argentino (ACA).

Parte de las calles de Puerto Madero serán el circuito porteño, que albergará la 4a fecha del calendario que estrena el campeonato de los autos eléctricos. La categoría, con la novedosa incursión de energías renovables en la máxima expresión del automovilismo mundial, cuenta con el apoyo de la Federación Internacional del Automóvil (FIA). A tal punto que para el sábado 10 de enero, cuando se dispute el “ePrix”, estará presente el presidente de la máxima entidad, el francés Jean Todt.

Buenos Aires estará, en apenas un puñado de días, en el epicentro del deporte motor mundial. Hasta con una llamativa superposición de fechas, ya que mientras la Fórmula E, que viene de correr en Punta del Este, dispute su competencia, el Dakar estará promediando su competencia. Paradójicamente, en la ciudad donde el automovilismo le da la espalda a su autódromo, ceremonias oficiales y competencias callejeras ponen a la Reina del Plata en la cúspide de la trascendencia “fierrera” internacional..

Publicidad


Publicidad

Comentarios

Relacionadas

Mas Noticias


Publicidad

Mas Noticias