Despertador Online

de

del

Deportes


3 enero, 2015

Temporada con turbulencias en la Davis y Del Potro fuera del circuito

  •   Por Jorge Abalo

           

El equipo de Copa Davis de Argentina, con una historia signada por derrotas y desencuentros, caminó por la cornisa y se mantuvo en forma agónica en el Grupo Mundial, mientras que una nueva lesión marginó a Juan Martín Del Potro del circuito durante casi todo 2014, y el costado feliz lo aportó el crecimiento de Leonardo Mayer.

En el repaso general de lo que dejó el tenis ‘albiceleste’ durante la temporada, no se puede omitir la vigencia del ‘Gladiador’ Carlos Berlocq, el primer título en la carrera de Federico Delbonis, el buen cierre del ‘Peque’ Diego Schwartzman y la aparición de un juvenil con enorme futuro: el cordobés de Bell Ville Pedro Cachín.En la Davis, el ciclo de Martín Jaite como capitán se extinguió con una ajustada victoria en Sunrise, Estados Unidos, ante Israel por 3-2 en el partido de Repechaje al que Argentina arribó luego de haber perdido en febrero ante Italia en Mar del Plata, en la ronda inicial del Grupo Mundial.

Argentina revalidó su plaza en el grupo de elite por primera vez en 12 años (logró el ascenso en 2001 y comenzó a competir en 2002) y con sufrimiento, ya que perdía con Israel 2-1 luego de los tres primeros partidos y revirtió la historia merced a un ‘Leo’ Mayer brillante y la compañía de ‘Charly’ Berlocq, quienes ganaron sus encuentros el domingo y consiguieron la victoria.

Ese triunfo sobre Israel permitió mantener la categoría y así Jaite pudo despedirse como capitán con el equipo en primera, luego de haber llegado dos veces seguidas a semifinales, en 2012 y 2013, y con el lunar de que sus desencuentros con Del Potro marginaron al tandilense del equipo y eso cercenó casi todas las chances.

Del Potro, campeón del US Open en 2009, una vez más le dijo no a la Davis y su ausencia generó un vacío imposible de llenar, más alla del compromiso de Mayer, Berlocq, Delbonis, Horacio Zeballos, Juan Mónaco y Eduardo Schwank, los que animaron las dos series de la temporada.

En cuanto al tandilense, había finalizado 2013 afianzado entre los cinco mejores del planeta y comenzó 2014 con buenas perspectivas, ya que sumó un título en Sídney (el 18vo. de su carrera) y se presumía que sería su gran año, pero comenzaron los dolores en su muñeca izquierda y físicamente disminuido las derrotas que adelantaron la decisión de operarse.

Del Potro fue intervenido en marzo en Estados Unidos por el doctor Richard Berger y no volvió a jugar, lo que fue un retroceso en su carrera ya que a los 26 años no dispone de los mismos tiempos que en 2010 cuando lo operaron por primera vez, en esa ocasión en la otra mano, y también debió comenzar desde cero.

Del Potro comenzará 2015 en el puesto 138 y deberá recuperar terreno en un circuito cada vez más exigente, donde manda el serbio Novak Djokovic, se alternan ‘monstruos’ como el suizo Roger Federer y el español Rafael Nadal, y otros muy buenos como el escocés Andy Murray, el suizo Stanislas Wawrinka, el croata Marin Cilic, el japonés Kei Nishikori y el canadiense Milos Raonic.

La ‘Torre de Tandil’ elegirá bien sus torneos, las superficies, y en las próximas horas también se pronunciará sobre la Davis, ya que es posible que ya sin Jaite ni el retirado David Nalbandian en el horizonte, y con la llegada de Daniel Orsanic como capitán, regrese al equipo.

En contrapartida, el azuleño Delbonis conquistó su primer ATP en San Pablo, y Berlocq confirmó su vigencia a los 31 años y se coronó campeón en Oeiras, Portugal, en el segundo título de su carrera, mientras que Schwartzman descolló con cinco títulos en torneos Challengers que lo elevaron del puesto 118 al 61 del ranking.

Sin embargo, el dueño de los flashes fue el correntino Mayer, quien comenzó el año en el puesto 98 y se metió en los primeros 25 del planeta (finalizó 28vo.) con picos de rendimientos altos como cuando ganó el ATP 500 de Hamburgo, primer título de su carrera, y evitó una derrota en la Davis con triunfos sobre los israelitas Bar Tzuf Botzer y Dudi Sela.

El ‘Yacaré’ parece haber encontrado a los 27 años el punto justo entre la precisión y potencia de su derecha y si lo acompaña con una buena mentalidad, puede mantenerse entre los 25 primeros y hasta soñar con escalar algunos puestos más, al margen de que le aportará mucho en la Davis al equipo argentino.

En cuanto al futuro, irrumpió en escena el cordobés Cachín, de 19 años y dueño de un futuro prometedor, con un tenis suelto y ofensivo que le permitió escalar desde el puesto 542 al 236 del ranking, merced a una buena cosecha de puntos en torneos Futures y dos semifinales en Challengers, en Córdoba y en Montevideo.

Entre las damas, no hubo progresos en el equipo de Copa Federación, ya que Argentina siguió estancada en el Grupo Mundial II, luego de haber vencido a Japón (3-1) y perdido con Rusia (4-0), con una formación en la que salvo la santafesina Paula Ormaechea no ofrece ningún talento emergente.

La temporada quedó atrás y el 2015 se planifica, a nivel equipo, con Del Potro como líder de la Davis, bien rodeado por Mayer y Berlocq, y en lo individual, la única apuesta grande está enfocada en lo que pueda hacer el tandilense, por el momento el único argentino que sueña en grande y que llega a la segunda semana en cada Grand Slam.

En la Davis, sobre el cierre de la temporada se designó al nuevo capitán, el porteño Daniel Orsanic, quien a los 46 años dejó el anonimato y su nombre, antes únicamente conocido en el ambiente del tenis, y adquirió cierta notoriedad.

Orsanic fue un tenista que se destacó en la modalidad de dobles y se desempeñaba como Director de Desarrollo de la Asociación Argentina de Tenis (AAT).

Su estrecho lazo con la cúpula dirigencial sumada a un profundo conocimiento de las “divisiones inferiores” del tenis nacional, más la aprobación del círculo íntimo de Del Potro, bastaron para designarlo.

El ex doblista, hombre de perfil bajísimo (aunque su exposición pública crecerá a medida que se acerque la serie ante Brasil de marzo próximo), admitió que dialogó con Del Potro, que también lo hizo con su entrenador Franco Davin y, si bien todavía es prematuro para juzgarlo, ya dio un paso importante, el que no se atrevió a dar Jaite, y se acercó al único tenista que está en condiciones de posibilitar el éxito, del ‘As de Espadas’ que antes era ignorado y en 2015 se presume que liderará el equipo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Publicidad


Publicidad

Comentarios

Get Website Traffic

Relacionadas


Publicidad

Mas Noticias