El delantero argentino Carlos Tevez, que milita en Juventus, confesó que “de chico tenía miedo de terminar preso”, aunque reconoció que su infancia en Fuerte Apache no la cambiaría por nada, dado que le sirvió “para ser una persona derecha y saber cuáles son los valores de la vida”.

El Apache expresó, en una entrevista que mantuvo con el diario El País de España, que “en la calle” conoció “los códigos”, así como también le enseñó “a ser hombre” y por tal motivo la “volvería a vivir en el mismo barrio”.

Además, habló de lo que significa vestir la camiseta de Boca, cuando se habla de su posible vuelta al conjunto xeneize a partir de junio de 2016, momento en el que se termina su contrato con Juventus. “Yo soy muy hincha de Boca así como toda mi familia. Pude cumplir el sueño de jugar en un club donde gane o pierda sabés que el estadio es una fiesta. Es una pasión inexplicable y la Bombonera es siempre alegría, juegue bien o mal”, manifestó.

Otro de los temas que tocó fue su vuelta al seleccionado argentino, hoy dirigido por Gerardo Martino, y confesó que la última vez que lloró por ella fue en el Mundial de Brasil, aunque “no dolió verlo desde afuera” porque “no sentía ser parte del grupo como ahora”.

Con respecto a su relación con Messi, aclaró que: “en Argentina hablan mucho del crack rosarino o Tevez, el uno o el otro. Pero nosotros siempre nos hemos llevado bien, dentro y fuera de la cancha. La Pulga nunca le dirá a un técnico quién tiene que jugar y quién no”.

Fuente: www.tysports.com