Despertador Online

de

del

Locales


2 octubre, 2015

Eficiencia Energética, una modalidad clave para el buen uso de la energía

  •   Por Jorge Abalo

           

El Ministerio de Energía promociona la incorporación de hábitos útiles que permitan alcanzar variables sustentables en el proceso de desarrollo y el uso adecuado del sistema energético.

infraestructura, planta transformadora Villanueva

infraestructura, planta transformadora Villanueva

El Ministerio de Energía de la provincia, desde su creación, se ocupó de entablar y difundir de manera constante el concepto de eficiencia energética con el fin de afirmar en la población mendocina, la toma de conciencia sobre la incorporación de hábitos útiles que nos permitan conseguir variables sustentables en el proceso de desarrollo y el uso adecuado del sistema energético.

Durante la gestión se insistió en realizar acciones conjuntas sobre todo en grandes consumidores de energía, que permitieran reducir considerablemente el consumo de energía eléctrica en sus actividades.

Las principales áreas de Gobierno de Mendoza, junto a distintas instituciones dedicadas a los grandes temas energéticos, trabajan en la actualidad en la búsqueda de incorporar conductas en la gente y en los diferentes ámbitos públicos, para lograr la capacidad de alcanzar mayores beneficios con menos recursos y con el menor impacto sobre el medio ambiente.

La cartera de Energía, encabezado por Marcos Zandomeni, junto a la Secretaría de Energía de la Nación, promovieron el programa de “Diagnósticos Energéticos”, destinadas a empresas PyMES que desarrollan sus acciones en nuestro territorio provincial, como así también a industrias de diferentes rubros.

Diagnósticos energéticos

Esta iniciativa que se encuentra en plena vigencia, apunta a que toda organización debe implementar medidas que permitan la reducción del consumo de energía eléctrico, promoviendo el desarrollo de tecnologías limpias para la generación de energía e impulsar el cambio de hábitos y actitudes en sus actividades, con la finalidad de de conseguir una mayor eficiencia en el uso de la energía, determinando el uso racional de los recursos energéticos y preservación de nuestro medio ambiente.

Más de 500 empresas e industrias participan de este importante proyecto, ya que sólo asumen el 10 % del costo de los estudios de diagnósticos y el 90 % restante, se trata de una Asignación No Reembolsable (ANR) otorgada por la Secretaría de Energía de la Nación mediante la donación realizada por el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM).

De acuerdo a ese diagnóstico en cada empresa o industria, comienza un proceso de acciones. A partir de un estudio de situación y de la implementación de estrategias para mejorar el uso eficiente y racional del consumo energético, las PyMES fortalecen la competitividad con proyección nacional, mediante el Sistema de Gestión de la Energía que integrado a la calidad, garantiza un camino seguro de mejoramiento continuo y optimización en todos los niveles de la empresa. Con esto, se logra aumentar la producción con misma cantidad de energía, disminuir el costo energético de la industria y contribuir al medio ambiente reduciendo las emisiones de gases de efecto invernadero.

Este programa conduce a la implementación y certificación de Normas IRAM en MIPyMES, al Sistema de Gestión Energética ISO 50001 integrado con Calidad ISO 9001, con el fin de lograr que la empresa se integre a la sistematización de procesos, para mejorar sus métodos y procedimientos internos y externos sobre la energía, que permite la competitividad con altos estándares de eficiencia energética y uso racional de la energía.

Patrones de conductas

Para dar un ejemplo de programas que establecen patrones de conductas en distintos ámbitos laborales o semejantes, aquí mencionamos algunos conceptos para tener en cuenta.

En la oficina:

  • Abrir persianas y cortinas durante el día de todas las ventanas existentes en el edificio.
  • Apagar las luces después de la jornada laboral o cuando nos retiramos por un tiempo determinado.
  • Utilización de Eficiencia Energética en computadoras, fotocopiadoras e impresoras láser, aparatos electrónicos, etc. Programar el modo “black Screen” – pantalla en negro – los salvapantallas de los monitores es el único dispositivo que realiza el ahorro energético.
  • Apagar el aire acondicionado después de la jornada laboral. Programar los equipos del tipo “split” para que enciendan media hora antes de la llegada a la oficina. Ajuste de temperatura sistema de calefacción y de aire acondicionado.
  • Realizar tareas de mantenimiento y limpieza de filtros en los equipos de aire acondicionado.
  • Reemplazar las lámparas incandescentes por lámparas fluorescentes compactas (consumen 5 veces menos).
  • Equipamiento de oficina: adquirir fotocopiadoras, impresoras, computadoras, que cuenten con el sistema de ahorro de energía y de la capacidad que realmente se necesite.
  •  Segmentar los sistemas de iluminación (luz artificial y luz natural) .
  • Modificar los horarios de trabajo de manera que se utilicen menos equipos en el horario de punta.
  • Nombrar un responsable del ahorro de energía.
  • Capacitar a todo el personal sobre este tema.
  • Colocar cartelería que promueva el ahorro de energía.

En el hogar:

Si se multiplica por la cantidad de viviendas o conglomerados habitacionales y sectores industriales a lo largo y a lo ancho de una región, la intensión de realizar ahorros energéticos, se logra alcanzar importantes niveles de ahorro sobre el sistema de consumo. Aquí, algunos consejos:

  • Controlar que no existan fugas de corriente eléctrica en la instalación de su vivienda.
  • Hacer buen uso de los electrodomésticos de la casa: plancha, lavarropas, microondas, heladeras, etc.
  • Evitar el uso de duchas y calefactores eléctricos.
  • Desconectar equipos ociosos.
  • Reemplazar lámparas incandescentes por lámparas fluorescentes compactas (consumen 5 veces menos).
  • Aprovechar la luz natural: abrir persianas y cortinas durante el día. Pintar con colores claros.
  • Apagar las luces cuando te retiras de la habitación.
  • Controlar y reparar posibles fugas de aire y si es necesario cambiar las ventanas rotas. Cubrir con film especial los vidrios de los espacios de encierro.
  • Programar con la temperatura necesaria la temperatura de los termotanques de agua.
  • Apagar el aire acondicionado al retirarnos del hogar. Programar los equipos del tipo “split” para que enciendan media hora antes de la llegada a casa.
  • Ajustar la temperatura del sistema de calefacción y de aire acondicionado.
  • Realizar tareas de mantenimiento y limpieza de filtros en los equipos de aire acondicionado.
  • Controlar la factura emitida por la empresa eléctrica que suministra el servicio eléctrico.

Transporte (cómo movilizarnos)

  • No utilizar el automóvil para trayectos cortos.
    Utilizar más el transporte público: colectivos, vehículos de alquiler temporario, metrotranvía, subterráneos, trenes, etc.
  • Implementar mejoras en el diseño aerodinámico de los automóviles y de nuevas tecnologías en los motores.
  • Uso de combustibles alternativos.

Consecuencias por el aumento en el consumo energético:

– Deterioro del sistema de salud en la población (mayor requerimiento de asistencia médica).

– Pérdidas económicas en la actividad agropecuaria: acidificación de los suelos, escasez del recurso agua.

– Impacto sobre los recursos naturales: pérdida de la biodiversidad, contaminación del agua, disminución de la actividad pesquera por la contaminación de las aguas.

-Deterioro social y cultural de los grupos poblacionales que son trasladados ante la ejecución de una represa.

Publicidad


Publicidad

Comentarios

Get Website Traffic

Relacionadas


Publicidad

Mas Noticias