Despertador Online

de

del

Los árbitros en el ojo de la tormenta: Gimnasia pedirá que despidan a Saúl Laverni

Por Jorge Abalo

Compartir

1 diciembre, 2015

La AFA lo suspendió provisionalmente a él y a su asistente, Navarro, por la actuación en el partido del Lobo contra Lanús; los dirigentes del club platense le iniciarán una causa penal

torneo-de-30-equipos-2124341w620

 

Los escándalos en continuado, escenarios desmadrados que se repiten con el arbitraje como actor principal. El apuntado, ahora, es Saúl Laverni, después de los polémicos fallos que perjudicaron a Gimnasia y Esgrima La Plata frente a Lanús, en un partido por la Liguilla pre-Sudamericana, el sábado pasado. La Asociación del Fútbol Argentino, que es parte destacada de los desajustes que se sucedieron en la temporada, anunció que el juez rosarino, de 45 años, y que el árbitro asistente Cristian Navarro, fueron suspendidos de manera provisional. Pero el castigo momentáneo de la AFA no es el único que podría afrontar Laverni, porque desde el club platense empezarán una causa penal, a raíz de su controvertido desempeño.

Menos de un mes después de la polémica final de la Copa Argentina, que les valió un parate por tiempo indeterminado al árbitro Diego Ceballos -también fue quitado de la nómina de árbitros internacionales- y al juez asistente Marcelo Aumente, se sucedió un nuevo estallido. Imposible afirmar que será el último en un campeonato que estuvo manchado por los errores, algunos de gravedad, y al que le resta algunos capítulos. La convalidación de la acción previa al gol de Maxi Velázquez -fuera de juego de Oscar Benítez- y la omisión de un penal a favor del Lobo -infracción de Román Martínez a Ignacio Fernández- fueron las acciones que indignaron al director técnico Pedro Troglio -expulsado- y a los dirigentes.

“La actuación es para que sea despedido de su cargo. Primero fuimos por los canales de la AFA, ahora vamos a la Justicia. Laverni genera violencia, si el partido hubiera sido en La Plata, esto hubiera sido un escándalo. Queremos que no dirija nunca más, se ha pasado un límite. La honestidad de Laverni está en un gris. Vamos a exigir que haya un despido”, dijo el vicepresidente Bernardo Supera, en diálogo con 221 Radio. A esa altura de la jornada, el dirigente ya tenía la confirmación del presidente de la AFA, Luis Segura, de una sanción para el árbitro.

La presión de Gimnasia no resultó política, con las elecciones a la vuelta de la esquina, ya que el Lobo sostiene su apoyo a Segura. “Vamos a tener un papel más preponderante en este proyecto que en el otro. A Tinelli le planteamos la equidad entre los dos clubes de La Plata y eso no fue considerado”, comentó Supera.

Laverni realizó su descargo mediático, aunque en la AFA se analizará el que hará junto con Navarro para expedirse sobre la duración del castigo que se le aplicó. “Nos equivocamos en el off-side, pero se armó una causa mediática impresionante. Una cosa es un penal dos metros fuera del área y otra es un off-side”, señaló Laverni, que pretendió distanciarse de lo ocurrido en la final de la Copa Argentina con Diego Ceballos. En su alegato, resaltó: “Me tildan de deshonesto por un hombro en off-side. Yo sólo veo un hombro adelantado, después la participación de los otros cuatro [jugadores] es otra jugada”.

Pero Laverni no se quedó únicamente en lo reglamentario. Descargó artillería pesada contra el técnico Troglio, el volante Fabián Rinaudo [declaró con ironía que el árbitro era simpatizante del Lobo y uno de los mejores del mundo] y sobre quienes conducen el club platense. “Es un muchacho que como director técnico se tiene que calmar. Tuvimos un cruce de palabras en los pasillos de la cancha de Lanús, que va a quedar entre él y yo”, deslizó sobre Troglio; “Todo el partido tuve muy buen diálogo con Rinaudo, pero le pusieron un micrófono y declara eso, la verdad a veces hay cosas que no entiendo”, comentó sobre los dichos del mediocampista, y a los dirigentes les disparó: “Indudablemente lo que deben buscar es que nos los dirija más y listo”.

La relación entre Gimnasia y el árbitro tiene varios desencuentros, pero un clásico con Estudiantes, por el torneo Inicial 2013, es el que más agitó el clima en el Bosque. Aquella vez, Laverni expulsó a Oreja por una mano inexistente: de ese tiro libre, nació el gol del empate del uruguayo Aguirregaray.

El arbitraje, en 2015, fue sufriendo diversas estocadas. El pretendido equilibrio de fuerzas entre la Asociación Argentina de Árbitros y el Sadra, liderados por Federico Beligoy y Guillermo Marconi, respectivamente, los dos gremios que aglutinan a los jueces, termina por ser contraproducente, ya que no siempre hay material calificado para generar un ascenso. Sin embargo, la medida se toma igual, se apura el crecimiento, y se termina exponiendo a las nuevas camadas en pos de la igualdad de árbitros de una y otra lista. Hay varios puntos flacos. Desde los durísimos cruces entre alguno de los secretarios y un representante del gremio opuesto (el último, entre Germán Delfino y Marconi). Hasta los barquinazos desde la AFA, que en su momento le dio poder a Miguel Scime -director de formación arbitral- y tras el escándalo de la Copa Argentina lo corrió de la designación de los jueces para cederle la función a Víctor Blanco, el presidente de Racing y del Colegio de Árbitros… El titular de la Academia, sin embargo, ya amagó un par de veces con dejar el puesto: no quiere ser apuntado por el resto de los clubes en el caso de un favoritismo. Las inminentes elecciones en la AFA serán, seguramente, la vía de escape del máximo dirigente de Racing para dejar ese sillón.

Póker de errores

  • Boca vs. Central: Final de la Copa Argentina. Ceballos cobra un penal inexistente para los xeneizes y convalida un gol en off-side de los xeneizes y anula uno legítimo de los rosarinos.
  • San Martín (SJ) vs. Belgrano: El zaguero Lema le aplica un golpe a Figueroa, que es erróneamente amonestado, por fingir, por Baliño. Luego, el atacante sería expulsado y el defensor anotó el gol cordobés.
  • Argentinos vs. Boca: Tarde gris de Luis Álvarez: invalidó un gol legítimo a Franzoia y no observó el violento foul de Carlos Tevez al juvenil Ham, que sufrió una fractura.
  • Vélez vs. Arsenal: La ayuda externa salvó el error de Germán Delfino, que cobró penal y expulsó a Rosero Valencia, cuando la infracción -mano- la cometió Pavone. Tras el tumulto y el aviso, retrotrajo la sanción.

Comentarios

Mas Noticias