Despertador Online

de

del

Locales


28 marzo, 2016

Sí que pasaron cosas en una cuadra

  •   Por El Despertador

           

Al retomar la especial evocación a la esquina de San Martín y Polonio Motenegro, historia local, por todo lo que significaron y aportaron a la evolución de la ciudad cabecera. Algunas de ellas en los inmuebles realizados por don Marcelo Motta y otras en las inmediaciones.

Como-crece-la-ciudad-02 CUADRO-COMPARATIVO-DE-MARTA-OLIVA-ECHELINI

De los que hubieron sobre Montenegro, ya cité el Correo Argentino con su inolvidable piso de madera y en un tiempo en que, por él pasaban hasta las cartas dirigidas a los Reyes Magos, como anécdotas que contaron con la adhesión de carteros, como el ya desaparecido Horacio Lucero.

También sobre Montenegro, el visionario Motta dio vida a una ferretería, comercio que luego dejó a su yerno Rafael Valverde. Pasos más al oeste inició su funcionamiento la primera Escuela Industrial, centro de formación que fue base para la posterior creación de la Escuela Juana de Ibarbourou. En tanto, el Juzgado de Paz también comenzó estableciendo su sede en esta cuadra. Fue en el local donde se sitúa el Registro Civil.

Al hablar de los hechos del pasado que guarda este sector de Tulumaya, “Negrita” Motta de López mantiene en su memoria la suerte de pre habilitación que se dio al centro de salud construido sobre calle San Martín, y que en la década del 70 pasó a ser Hospital Dr. Domingo Sícoli.
Ella evoca que antes de su puesta en funcionamiento, en enero de 1944, este lugar sirvió para albergar a algunas familias que fueron traídas desde San Juan, tras el fuerte terremoto que afectó a esa provincia (hecho trágico acontecido en la tarde-noche del 15 de enero).

Tal como se ha indicado, todo este espacio mantiene el recuerdo de Marcelo Motta, hacedor por naturaleza. Su intervención en distintas tareas que han aportado al avance, incluyó además, la participación que le correspondió como maestro mayor de obra en la edificación del barrio Santa Teresita, enclavado al sur de calle Dr. Moreno (entre calle Villegas y el arroyo Tulumaya). Si bien contó con financiamiento del IPV y el apoyo del municipio, lo notorio fue la actuación que tuvieron los propios adjudicatarios. En ese sentido, uno de los activos protagonistas de la iniciativa- Agustín Eduardo José Luis- mencionó que se trató del primer grupo habitacional que se llevó a cabo en la provincia con el sistema de ayuda mutua, a la par que rememora la tarea de don Motta.


Publicidad

Comentarios

Get Website Traffic

Relacionadas


Publicidad

Mas Noticias