Despertador Online

de

del

SAN JOSE CAMPEON ANUAL DEL BASQUET MENDOCINO

Por El Despertador

Compartir

diciembre 20, 2016

En un final apasionante. El Santo venció 70-61 a Anzorena y se coronó como el mejor de la temporada. La serie terminó 3-1 y hubo festejo azul y blanco en la Federación de Box.

Fue un partido para el recuerdo, de esos que ameritan cerrar una temporada. Con un cuarto final para atesorar en la memoria. San José hizo gala del buen juego que lo transformó en el monarca de nuestro básquet en 2016 y Anzorena planteó todas las soluciones posibles, pero no pudo alcanzar el ansiado quinto punto de la serie.

El primer cuarto fue una vez más, como lo había sido en el último cruce en la Federación, uno de sus aliados más fuertes. El Sanjo salió con todo a la cancha y pudo avanzar sobre un equipo visitante que no pudo corresponderle con la misma eficacia en el tiro.

Ya en el segundo, los de David Suárez se repusieron del golpe inicial y mostraron también su jeraquía: Schestakow y Jorge Sánchez tuvieron peso en la pintura más allá de no ser una de sus mejores noches en la anotación. Cantalejos sí se fue con una notable producción de 20 puntos durante todo el trámite ayudaron a que su equipo no se alejara de la pelea.

El último fue lo mejor de la función y, probablemente, de toda la serie que coronó al mejor del año: Anzorena intentó, abrió el juego y buscó todas las alternativas para superar la defensa del Santo, pero nada pudo hacer contra su propia baja efectividad abajo del poste. Lavezzari fue una alternativa movediza por los extremos para hacer llegar a su equipo con peligro, pero la naranja no quería entrar.

Ya un San José cansado, manejando los tiempos para defender la ventaja (seis puntos a falta de un minuto de juego), empezó a jugar con esa tranquilidad que le saben imprimir los hermanos Rubia a esos momentos calientes del juego. El golpe final que asestó el conjunto de Moyano fue una bomba de Velázquez, que la recibió sólo luego de dos tiros libres fallados en el otro extremo del campo.

Párrafo aparte para la inteligencia de Kalninsky –un base que llegó y se adaptó al equipo sin ningún problema-, la enjundia de Muller –la promesa del semillero de Bandera de Los Andes-, y la participación imprescindible de dos que van camino a ser históricos de esa camiseta: Nano Cangelosi y Leandro Lincheta, acompañados por otra pieza importante – a quien Pablo Moyano le va sumando minutos-  como Agustín Maresca.

¡A todos ellos felicitaciones! Fueron el mejor equipo del básquet de Mendoza en todo 2016. Finalistas del Apertura, dueños del Clausura y, ahora también, del título anual.

Salud San José. Salud Anzorena. Dignos representantes en el último partido (partidazo) del año. Que el 2017 nos encuentre unidos, creciendo y trabajando por el Básquet de Mendoza.


Comentarios

Mas Noticias