Despertador Online

de

del

Cómo impacta la millonaria deuda de la AFA en los clubes

Por El Despertador

Compartir

diciembre 29, 2016

Atrasos con los futbolistas, pretemporadas en suspenso y jugadores que emigran a la fuerza son las postales de la crisis

La economía del fútbol argentino se resquebraja día a día. Los $350 millones comprometidos por la AFA para los primeros días de diciembre no aparecen. Hay clubes de primera que habían hecho un presupuesto en base a los ingresos de la TV para 2016. Y cobraron hasta $23 millones menos. La crisis impacta de lleno en los empleados y, en menor medida, los futbolistas. En este contexto, un club puede jactarse de “estar al día” si les debe a sus futbolistas dos meses de sueldo. Que el fútbol se reanude en febrero parece una utopía.

“El Gobierno y el Comité de Regularización lo único que están logrando es arruinar a los pocos clubes sanos que quedaban”, escribió Fernando Chiófalo, presidente de Sarmiento de Junín, en su cuenta de Twitter. Su club es uno de los pocos que no gasta más de lo que le ingresa. El plantel profesional está “encajado” con la TV. La deuda de la AFA le complica la vida.

Ayer le renunció el cuerpo técnico encabezado por Jorge Burruchaga “en vísperas de un complicado semestre econónico”. Al parecer, el entrenador ya tenía la noticia de que no aparecerían los $350 millones y, sin ese dinero, el plantel del elenco juninense se desmantelaría. Ya se fueron dos: Kevin Mercado y Bruno Vides, ambos al fútbol ecuatoriano. Sarmiento quería retenerlos. “No pudimos hacerlo por la deuda que tiene la AFA con nosotros”, explicaron desde el club.

Banfield había previsto cobrar $38 millones de la TV en 2016. Recibió $14,8 millones, casi $23 millones menos. Su entrenador, Julio César Falcioni, citó la preocupación del capitán, Walter Erviti, por la situación económica del plantel.

Temperley es otro de los clubes cuyo plantel no está acostumbrado a las deudas. Si la TV paga, los futbolistas -y los empleados- cobran a término. “Esto es la catástrofe total”, dicen en el club. Recibió $18 millones de los $42 millones que había presupuestado de la TV. “La caja del club está vacía. No hay para pagarles a los jugadores ni las diferentes actividades. Y pudimos pagarles a los empleados gracias a la venta de Fabián Sambueza [a Deportivo Cali]. Pero ahora no hay plata para pagar la pretemporada en Tandil”, agregan los dirigentes del Gasolero.

Quilmes es otro ejemplo. El 65% del presupuesto del plantel profesional proviene de la TV. Debería haber recibido $20 millones desde agosto. Entre embargos y atrasos, cobró la mitad. A los futbolistas les deben el 40% de octubre, todo noviembre y, pronto, diciembre más medio aguinaldo. A los empleados de Utedyc les pagarán entre hoy y mañana el sueldo de noviembre. “Esta situación nos liquida”, contaron desde el club, que sí hará la pretemporada como estaba planeada (en Mar del Plata) gracias a que cerró un acuerdo para pagar un 50% menos por la estadía del plantel en la Ciudad Feliz.

Desde el sindicato de los futbolistas aseguraron que ven “con preocupación” la situación económica de los clubes. Todavía no hay amenaza de paro ni cancelación de pretemporadas. Esperan que el dinero aparezca. Pero nadie sabe cuándo. Ni, mucho menos, cómo.

Hoy al mediodía, varios clubes de primera se reunirán en un hotel de Congreso para evaluar los pasos a seguir. Hay varios directivos que ensayan por lo bajo una frase: “Esto no da para más”. Las gestiones para conseguir los millones resultaron, hasta ahora, todas infructuosas. El Gobierno se plantó en $530 millones de pesos que integrarían un “paquete resarcitorio”. Son los $350 millones comprometidos para diciembre por la AFA y unos $180 millones por la cancelación del contrato del Fútbol Para Todos, que rige hasta septiembre de 2019.

Una hipotética rescisión del convenio asociativo con el Gobierno debería ser aprobada por la Asamblea, allí donde el ascenso tiene mayoría. Los referentes políticos del ascenso ya aclararon que no aprobarán ese monto por la rescisión, al que consideran “una falta de respeto”.

Si el Gobierno no destraba esos $530 millones, el fútbol deberá buscar el dinero en nuevos socios. Pero el nuevo contrato de la televisión también se demora. ESPN y Turner

Fox siguen siendo las dos empresas que pujan por televisar los partidos de primera a partir del próximo año. Pero, pese a las urgencias de los clubes, las charlas no progresaron. Y el convenio está lejos de firmarse.

“Para los clubes, esto es jaque mate”, graficó Daniel Ferreiro, vicepresidente de Nueva Chicago y uno de los referentes políticos del Ascenso Unido, que impulsa a Claudio Tapia para presidir la AFA. “Con este Comité de Regularización no hay seguridad jurídica alguna”, agregó el dirigente. Su batalla, más que económica, es política: quiere que haya elecciones cuanto antes.

Fuente:  La Nacion.com.ar


Comentarios

Mas Noticias