Despertador Online

de

del

Locales

Titulos


3 enero, 2017

Denuncian irregularidades en la elección de delegados municipales

  •   Por El Despertador

           

Natalia Laudecina es una joven trabajadora del Área de Recursos Humanos del municipio que quiso presentarse a las elecciones para delegados sindicales con el objetivo de representar a los trabajadores.En diálogo con El Despertador expresó su profundo malestar por las situaciones irregulares que se vivieron durante la jornada de elección de delegados y las que vivió previa a la elección. Apuntó también contra directores que se prestaron al juego, llevando gente a la votación, y creando un clima de desasosiego en los trabajadores, aunque no quiso explicitar nombres, porque “no es el momento”.

 

 

El Despertador: ¿Cómo comenzó la historia?

Natalia Laudecina: El martes 27 de diciembre participé como candidata en las elecciones de delegados del Sindicato de Trabajadores de la Municipalidad de Lavalle. Pero hubo un manejo irregular y corrupto de la dirección del sindicato.

ED: ¿en qué consistió?

NL: mire, la ley establece que debe haber elecciones de delegados municipales cada dos años . Sin embargo , las elecciones anteriores a las de este martes 27 se realizaron en 2008. Cuando en abril de este año cuestioné a la secretaria general por qué el sindicato llevaba ocho años sin elegir representantes, sólo obtuve evasivas. Por otra parte, la convocatoria que el sindicato está obligado por ley a lanzar para los afiliados que quieran participar como candidatos fue publicada exclusivamente en el Diario Uno de Mendoza -una sola vez y un día miércoles- evitando vías de comunicación más efectivas, como periódicos locales, o las mismas carteleras del municipio. Esto no es casual ni un error inocente. El lunes 19 de diciembre, al enterarme de la convocatoria de casualidad por un compañero de trabajo, me presenté a solicitar mi candidatura, la cual me negaron, aduciendo que el estatuto establece que debe presentarse con diez días de anticipación al día de elecciones. Al solicitar el estatuto me respondieron que no lo tenían.

  ED: ¿y usted fue candidata al final?

NL: El miércoles de la misma semana me informaron que podía ser candidata, dándome sólo cuatro días para conseguir los votos de mis compañeros, reto que acepté ingenuamente. No conformes con eso, el lunes 26 – un día antes de las elecciones- se me informó que el padrón había sido dividido, enviando a más del 50% de los votantes a una mesa con candidato único, que obviamente se aseguraba el triunfo. Yo competiría en una mesa, junto a un tercer candidato, apoyado por el sindicato. Tras los predecibles resultados, se labró un acta firmada por las autoridades de mesa y por mí, en la que se dejó constancia de las irregularidades antes mencionadas.

ED: ¿y cómo sigue la historia ahora?

Yo ya presenté las actas en la subsecretaría de trabajo. Veremos qué pasa.

¿Cómo se siente?

La verdad que indignada por lo sucedido, porque el aparato se ha comportado como si viviéramos hace cien años atrás. El martes pude percibir la bronca y el repudio de los compañeros a semejante atropello a los derechos de los trabajadores , proveniente de la institución que supuestamente los defiende. Por eso los convoco a no quedarse con el enojo y la frustración. Los invito a ser propositivos, a denunciar los delitos contra sus derechos, a reunirnos y a trabajar en los pilares sobre los que creemos que se sustenta una organización sindical.

Publicidad


Publicidad

Comentarios

Get Website Traffic

Relacionadas


Publicidad

Mas Noticias