Despertador Online

de

del

UN ESPECTÁCULO PARA ENAMORAR EN VENDIMIA

Por El Despertador

Compartir

enero 29, 2017

María José Gauto, de 22 años, 1,68 de estatura, ojos verdes y cabello castaño oscuro, quien representó a Costa de Araujo, fue proclamada como nueva reina departamental de Lavalle, durante la Vendimia “Lavalle… te enamora”, una celebración en la que se mostró el transcurrir de la historia y el progreso del departamento.

 

El espectáculo artístico siguió el libreto y dirección de Alejandro Grigor, prestigioso hacedor cultural de la provincia, quien ya ha tendido similar responsabilidad en otras dos ediciones de vendimia en este departamento.

La historia representada en el escenario fue relatada por una pareja de marionetas gigantes que contaron el romance entre el sol y la luna, que eligieron Lavalle como la tierra para vivir, remarcando la adoración del huarpe hacia esta pareja milenaria. En el transcurso del relato los efectos especiales, la música en vivo y la danza contaron esta historia. El cuadro de mayor color fue el de la integración de razas representado con saya y malambo. De esta manera se narró el avance del departamento con la plantación del retoño original de la vid, sus cuidados y crecimiento para convertirse en vino nuevo. Se trató de un relato romántico que narró cómo la esencia del lavallino, un ser perseverante y apacible, ha logrado concretar sueños anhelados y lo anima a continuar trabajando por los proyectos venideros.

Los momentos más emotivos de la noche estuvieron marcados por un homenaje a la actual virreina nacional, Rocío Fuster, que entregó su corona departamental. Las emociones tuvieron su punto máximo con la llegada de la imagen de la Virgen de la Carrodilla, portada por los gauchos, y escoltada por la música en vivo de la Banda del Liceo Militar General Espejo. Una ovación especial recibió el cuadro que representara el bicentenario del Cruce de Los Andes, en homenaje a San Martín y al pueblo de Mendoza por acompañarlo en esta gesta.
El despliegue de más de 200 bailarines y actores, en su mayoría lavallinos, se mostró en un escenario imponente, en el que las imágenes de las pantallas led cobraron protagonismo, junto a los recursos de la iluminación con el video mapping y los fuegos artificiales para contar la historia.

La nómina de autoridades que presidieron esta Vendimia, estuvo encabezada por el intendente anfitrión, Roberto Righi; la ministra de Salud, Desarrollo Social y Deportes de la provincia, Claudia Najul, el presidente del Concejo Deliberante de Lavalle, Carlos Alberti y la reina nacional de la vendimia, Giuliana Lucoski entre otras autoridades provinciales y departamentales.
Unas diez mil personas que se dieron cita en el complejo deportivo donde pudieron disfrutar del despliegue de artistas, bailarines y músicos que participaron del espectáculo.

La elección
La festividad sirvió de marco para la elección final de la que tuvo amplia participación el público lavallino. La elección fue pareja entre las candidatas de Costa de Araujo y Alto del Olvido, hasta el segundo recuentro de votos en el que la María José Gauto Sánchez encabezaba el primer lugar.
Finalmente, la joven de Costa de Araujo se quedó con el reinado al obtener 41 sufragios, mientras que con 31 votos, Lucía Rodríguez, representante de Alto del Olvido fue proclamada virreina y la representante de El Vergel, María Cecilia Agüero, obtuvo el lugar de primera princesa.

La flamante reina, emocionada expresó, “solo tengo palabras de agradecimiento para mis compañeras, la delegación de Costa de Araujo, a todo mi pueblo querido, verdaderamente Lavalle te enamora”. La nueva soberana vendimial fue coronada con los nuevos atributos inspirados en las características más significativas del departamento. (Ver detalles en apartado final). Las autoridades que tuvieron esta tarea fueron la ministra Claudia Najul, la reina nacional, Giuliana Lucoski y la esposa del intendente municipal, Ana Menconi.

Luego del acto de elección y coronación de la nueva reina departamental, se realizó el Fogón de Reinas, un espectáculo artístico con la presencia de artistas locales y como siempre amenizando el paladar con la degustación de comidas típicas en ranchos dispuestos en el predio.

Somos Vendimia, la previa
Durante la semana previa a la fiesta central, Lavalle vivió tres noches previas bajo el nombre “Somos Vendimia”, oportunidad en que los vecinos de todos los distritos colmaron el Parque Nativo, de la ciudad Tulumaya, para acompañar a sus candidatas. En este contexto se llevó a cabo la tradicional bendición de los frutos y golpe de rejas, seguido por el brindis del vino nuevo.
Cada distrito estuvo representado con stands en los que presentaron números de música y danza, muestras de las actividades de los talleres distritales y degustación de los productos locales. Además, las familias locales como el público visitante participaron de numerosos sorteos, degustaron del patio de comidas y recorrieron la feria de artesanos, espacios preparados en este parque para compartir noches de vendimia.

NUEVOS ATRIBUTOS REALES
Un momento distintivo del festejo vendimial fue la presentación de la nueva corona, capa y cetro que portará la reina departamental 2017.
Esta joya fue realizada por el orfebre, Palo Mariano Perri, bajo el nombre “Esencia del pueblo Guanacache”. Los atributos reales fueron inspirados en los elementos más significativos del departamento.
El destino de la actual corona de la Vendimia, que ya cumple 18 años acompañando a cada una de las reinas departamentales, quedará para su exposición en el Museo Histórico.

Corona y capa
De acuerdo al autor de esta obra se detalla que en la parte inferior se observa un tejido Huarpe, que es la base de los orígenes de este pueblo, además se observan caminos y rutas que conducen a Lavalle y sus 20 distritos representados con estrás ubicados en el círculo central.
En uno de sus lados se encuentra la histórica Capilla de Nuestra Señora del Rosario y el monumento al Huarpe, símbolos de la fe, la cultura y el resguardo del patrimonio.

En la parte superior se observan ramas de algarrobo, árbol que se adaptó al desierto como lo hizo también su población.
La gema de color azul simboliza una gota de agua, necesaria y protegida por quienes habitan este suelo. En la parte central de la base hay un gran racimo de vid, sandias y melones; frutos del esfuerzo y el trabajo arduo. La pieza concluye sus laterales, adornada con hojas de parras y zarcillos.

La capa posee un laborioso trabajo de bordado, en el que está representada la histórica capilla de Lagunas del Rosario y los frutos característicos de esta tierra uvas. melones y sandias.

Un abrazo memorable entre María José y Lucía

 

 

Posando para los medios de comunicación

 

Lucía sonriente con El Despertador, atrás la cámara espía

 

Anita, la muchacha risueña se despide junto a El Despertador

 

Rocío, una genia, nos dejó super bien representados.

 

 

María José, emocionada saluda a El Despertador

 

Reina y virreina: lavalle en buenas manos


Comentarios

Mas Noticias