Despertador Online

de

del

Locales


25 octubre, 2017

Por el control de la lobesia, peligran las colmenas en el departamento

  •   Por Juan Burba

           

La polilla de la vid o lobesia (por su nombre científico: Lobesia botrana) es una plaga cuya larva, ataca racimos florales o frutales de la vid, y hace daño a través producir orificios en los granos de uva, que abre una puerta para la podredumbre del racimo. Es un problema desde hace algunos años en nuestra provincia que se ha ido agravando, con la consecuencia de la merma de producción y de la calidad de las uvas.

En setiembre el gobierno nacional decretó la Emergencia Fitosanitaria Nacional por esta plaga. Como una de las medidas de control se ha dispuesto, desde este próximo lunes 23, realizar aplicaciones aéreas, en varios departamentos de nuestra provincia, entre ellos Lavalle. El agrotóxico que se utilizará es el chlorantraniliprole, que lleva como nombre comercial Coragem.

Las dudas y preocupaciones

Esta medida ha preocupado mucho a una diversidad de sectores productivos, y en especial a los apicultores que, sospechan, con importantes fundamentos, que la aplicación de este producto con aviones puede afectar las colmenas. La preocupación llegó a tal punto que se organizó una movilización para este viernes pasado, donde los productores del sector iban a manifestarse en la explanada de la casa de gobierno con sus trajes, herramientas y algunas colmenas (sin abejas). Esta manifestación fue desactivada en el marco de la veda electoral y de algunas presiones desde el ejecutivo provincial. Un grupo representativo de los apicultores logró, al menos, una reunión con autoridades de la provincia para plantear las preocupaciones. Accedimos a la opinión de alguno de los presentes que afirmaron que los argumentos fueron flacos y que no están claras las garantías sobre la salud de la población y el estado de las colmenas. Por su parte, algunos funcionarios dijeron conformes que “como en toda reunión, hemos planteado las inquietudes de cada parte, hemos respondido técnicamente a los cuestionamientos, y hemos llegado a acuerdos para trabajar en conjunto y evaluar posibles efectos”.

Sobre este tema El Despertador conversó con Sergio Torés, presidente del Consejo Asesor Apícola de Lavalle que nos decía que “es un tema complicado en el cual los productores estamos afectados, porque nadie te asegura que no va a afectar a las colmenas, si el producto no se puede aplicar en cauces, ni en espejos de agua, entonces ¿cómo sabemos que no va a haber daño en el colmenar?”.

¿Es tóxico?

Por otro lado, desde Radio Tierra Campesina conversamos con Guillermo Azin, coordinador de Área de Control de Lobesia botrana del ISCAMEN (Instituto de Calidad y Sanidad Agropecuaria de Mendoza)que aclaraba: “la base (de los tratamientos) son las feromonas de confusión sexual y las aplicaciones aéreas es parte de un conjunto de herramientas”. Consultado sobre la toxicidad del producto explicó que “los productos a aplicar son de banda verde, quiere decir que son de bajísima o casi nula toxicidad, son inocuos para humanos, animales y abejas incluso”, pero consultado sobre las pruebas de toxicidad se limitó a aclarar que el producto está inscripto en el SENASA (Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria).

Ante la insistencia de este cronista para dilucidar con claridad los efectos del producto, el funcionario del ISCAMEN lo comparó con agua: “podemos tomar agua, pero si bebemos 50 litros seguidos, nos morimos, lo mismo pasa con el insecticida, que llegado a cierta cantidad pasa algún efecto”, e insistió “los productos que vamos a usar son, no cancerígenos, no mutagénicos y los productos están inscriptos en el SENASA con banda verde y se han hecho estudios”. Hasta el cierre de esta edición no pudimos dar con estudios que comprueben su baja o nula toxicidad, aunque debemos mencionar que otros productos, como el Glifosato, que a pesar de ser “banda verde”, han sido declarados, en más de 200 investigaciones científicas, como altamente tóxicos. Hasta la Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoció que es potencialmente cancerígeno.

El impacto local

También conversamos con Juan Jaime, Director de Desarrollo Económico de la comuna, que viene participando activamente de diferentes reuniones y actividades donde se ha abordado este tema. “El gobierno de la provincia a dispuesto el inicio de la campaña (para este lunes 23) y nos ha llamado la atención el tipo de producto, no solamente a las autoridades locales sino también a los productores”. Consultado sobre la situación del sector apícola, Jaime afirmó que desde el ISCAMEN “nos han dicho que el producto no tendría incidencia en el sector apícola, pero habría que ver con el paso de los días, los técnicos han dicho que puede haber un producto residual, y han recomendado tapar las piqueras de las colmenas durante las 2 horas siguientes a la aplicación y trasladar las colmenas a por lo menos un kilómetro”. La pregunta que cae de madura: ¿si no es tóxico, porque recomiendan estas medidas?, y la que sigue ¿puede afectar a la población?.

“Esperemos que no tenga efectos secundarios en la población, le hemos pedido a los productores que si llegan a ver algún efecto secundario nos avisen” aclaró Jaime ante la consulta, y agregó: “es un producto que no se ha probado en otros lugares del país porque se ha adquirido especialmente para este tratamiento”, lo que aumenta la duda sobre las posibles consecuencias de su uso. Con respecto a la zonas pobladas, mencionó asombrado: “lo que nos sorprende es que el gobierno, pudiendo articular directamente con la Dirección de Escuelas, éstas no tengan aún la información de que los aviones van a estar pulverizando este lunes”.

Desesperanza y desesperación

“Sin esperar nada a cambio del gobierno, ni nada que sea beneficioso para el productor, estamos tratando de mover los colmenares a partes incultas o sin vid, pero es un trastorno y no hay tiempo ni lugares para llevarlas” dijo con desesperación Sergio Torés, el referente apícola, cuando fue consultado sobre cómo se están organizando desde el sector con este tema, y sentenció: “para el gobierno le es más rentable el sector vitivinícola que el apícola, por eso no tenemos ninguna esperanza que nos den una solución, la apicultura para el gobierno queda de lado”.

“Estamos en emergencia apícola, con gran muerte de colmenas el año pasado, sin producción, con la helada de hace una semana que nos dejó sin flores en muchos lugares… y encima esto” se lamentó Torés, y finalizó “El sector apícola esta medio fundido y sin respaldo de instituciones que se la jueguen, si llega a haber muerte de abejas, haremos alguna acción legal, pero nos sentimos huérfanos en este momento”

Desde las 6 de la mañana de este lunes, lavallinos y lavallinas de las zonas rurales del departamento, que son casi todas, veremos pasar estos aviones, rociando sobre nuestras cultivos, casas y cabezas, este agrotóxico, que sin la certeza de que no afecte a nuestra salud, al menos, nos debe hacer reflexionar sobre el modelo productivo que tenemos en nuestro departamento, provincia y país.

 

Publicidad


Publicidad

Comentarios

Get Website Traffic

Relacionadas


Publicidad

Mas Noticias