Despertador Online

de

del

“Y que la uva valga”

Por Franco D´Amelio

Compartir

enero 25, 2018

La figura del contratista de viña es de antiguo reconocimiento en nuestra provincia y hace referencia a la familia que trabaja en el cuidado y cultivo de la vid y que conforma sus ingresos con una mensualidad, que percibe durante 10 meses (de mayo a febrero) y un porcentaje (del 15 al 18%) de la cosecha.

 

 

En Mendoza existen más de 3000 familias de contratistas y en Lavalle unas 300 familias se dedican a esta actividad. La figura del contratista contempla el cuidado de viñas y también de frutales. La mensualidad se paga por hectárea y ronda los 700 pesos al mes. El ingreso final del mes dependerá de qué superficie lleve cada contratista, se calcula un promedio de 10 hectáreas por cada familia. Los meses de vendimia se cobra el porcentaje de la venta de la uva, pero muchas veces, por maniobras de los patrones, no se sabe con certeza cuantos kilos fueron o a cuánto se pagaron.

Para saber como está el sector en Lavalle conversamos con Liliana Saavedra, Delegada lavallina del Sindicato Único de Trabajadores Contratistas de Viñas y Frutales de Mendoza. “En Lavalle hay muchos contratistas trabajando duramente, necesitamos mucha ayuda del gobierno, porque los contratistas somos de los mas olvidados, trabajamos mucho más de 8 horas y es uno de los sectores que menos gana” afirmó la delegada sindical ante la pregunta de como es la realidad actual.

Consultada sobre el cumplimiento de los contratos por parte de los patrones aseveró que “cuando el contrato está firmado se respeta el 15, 16 ó 18 por ciento que marca la ley, pero hay muchos contratistas en negro y es por eso que hemos venido planteado la importancia de que firmen los contratos, para estar en blanco y que se respeten”. En ese mismo aspecto, Edgardo Lera, Secretario General del Sindicato a nivel provincial dijo que “en estos últimos años se ha formalizado mucho, había muchos en negro y nos costó sindicalizar porque no tenían la figura del contratista, pero es algo en lo que hemos avanzado”.

Con respecto a las condiciones de trabajo, Saavedra marcó que “trabaja toda la familia en el contrato, no hay horarios, si hay que regar a las 2 de la mañana hay que estar ahí” e hizo especial hincapié en la cuestión jubilatoria: “los contratistas no tenemos una jubilación digna, y muchos contratistas no llegan a jubilarse por la edad y lo duro del trabajo, por eso estamos peleando por una jubilación a los 57 años”.

Hablamos con ambos referentes sobre lo que significa la Fiesta de la Vendimia para la familia contratista. “Sabemos que está destinada al turismo, no al sector trabajador, muchos contratistas nunca han asistido a una Fiesta de la Vendimia” sentenció Lera, “una linda vendimia para el contratista es que coseche, levante la uva y que la uva valga” agregó Saavedra, “lo demás lo miramos por televisión” cerró el Secretario General.


Comentarios

Mas Noticias