Despertador Online

de

del

Deportes


13 febrero, 2018

Una gesta deportiva en la mirada de Alejandro Montenegro

  •   Por Juan Burba

           

En los primeros días de febrero se realizó la prueba de maratón Extrema entre Chile y Argentina. 506 kilómetros distribuidos en 12 postas. Altas temperaturas y temperaturas extremas. Récord mundiales y una suerte de gesta sanmartiniana pero deportiva y a la inversa.

En ese sentido, Alejandro Montenegro, lavallino, se convirtió en uno de los referente provinciales de este deporte. Charló con nosotros. Una entrevista super jugosa.

Juan Burba: En primer lugar, ¡felicitaciones Ale, para vos y tus compañeros, que no sólo participaron sino que también ganaron la prueba.

Alejandro Montenegro: Tuvimos la fortuna de no sólo de participar sino de ganar.

JB: Contános cómo es esa prueba

AM: larga desde Coquimbo 10kilómetros al sur de La Serena. Solía terminar en Jáchal y ahora terminó en el centro de san Juan. Es una competencia en la que no se para. Cuenta con doce postas para sumar 506 kilómetros, por lo que cada corredor corre 43 kilómetros.

JB: ¿a vos te tocó largar? ¿Pensabas que podías ganar?

AM: la verdad que no sabía que podía ganar, aunque sabía de mi preparación, sabía cómo llegaba, los ritmos que podía llegar a manejar. Previo a eso hubo una buena planificación con los chicos. Habíamos investigado los tiempos que se habían hecho en cada posta. Sabía en qué ritmo debía correr para poder ganarla, pero uno nunca sabe con quién se va a enfrentar. Respeté el plan y en el kilómetro 21 pude alcanzar la punta y sostenerla hasta el final y darle un poco más de tranquilidad al segundo atleta, porque le saqué casi 30 minutos a mi rival más cercano, y esto le permitió largar más tranquilo a nuestra segunda posta.

JB: ¿Mucha presión ser el primero? ¿Cómo lo resuelven?

AM: de acuerdo a las características de cada uno. Como yo competí en Buenos Aires en octubre, no paré, me tocó la primera, que tenía poco desnivel y era más rápida. Presión no tuve hasta el día que estuve por largar, porque ahí me di cuenta de lo que significaba. Una presentación increíble, con mucho público en Coquimbo. Ese día caí en dónde estaba.

JB: ¿Cómo eran las postas?

AM: Habían postas muy duras. Había una que era la número 6 que está a 4700 metros sobre el nivel del mar. La carrera tiene mucha variación. Yo largué con 33 grados y terminé corriendo con 35°. Y en el paso de Aguas negras que es donde está la posta 6 nos tocaron 7 grados bajo cero.

JB: ¿Y el resto de tus compañeros, cómo salió?

AM: no ganamos todas las postas, ganamos sólo 7.

JB: ¿sólo 7? Decís cómo si fuera poco? ¡Es muy bueno!

AM: sí bueno, incluso bajamos el tiempo y batimos el récord que era de 44 horas para la prueba y que se había logrado el año pasado. Nosotros lo bajamos a 42 horas 20 minutos.

JB: ¿Y cómo fue el final?

Nosotros íbamos midiendo nuestros propios tiempos. Entonces cuando llegamos a la posta 11 sabíamos que había que largar nada más, porque ya teníamos mucha diferencia. Pero no se lo dijimos a nuestro compañero, no era cuestión de que fuera a pasear (risas) y fue una de las postas que ganamos también.

JB: ¿Cuántos equipos participaban y de dónde eran?
AM: este año hubieron 13 equipos, y lo máximo que acepta la prueba son 15 equipos. Había un equipo de Venezuela, otro de Perú y el resto de Chile y Argentina.

JB: también hubo competencia de mujeres, ¿puede ser?

AM: claro, y las mendocinas ganaron. Hace dos años competíamos todos juntos, pero ahora no. Y en varones hay dos categorías, élite y veteranos. Nosotros corríamos en categoría élite.

JB: bueno felicitaciones Ale, te hago una pregunta más. ¿Cómo ves el apoyo a los atletas?

AM: bueno viste como es esto. Estamos a años luz del apoyo que reciben en Europa, o en otros lugares. Y vos sabés que me ha pasado algo curioso que es lo que ha generado esto. La gente me para por la calle para ver como anda todo, cómo es esto. Yo llegué el sábado y el domingo había una carrera acá en Lavalle (NDR: la 3° maratón de Lavalle) y me saludaba gente que quería sacarse fotos conmigo, gente que conozco desde hace muchos años. Y fijáte algo que me sorprende es la falta de apoyo del área de deportes, de acá y de Mendoza. Y uno no habla de plata, sino de esto, de una convocatoria para charlar, de lo que se hizo, que otra gente vea lo que uno pudo hacer.

JB: ¿Cuál es el próximo desafío?

AM: bueno, ahora estoy pensando en los 42 kilómetros en Buenos Aires que son en setiembre, sino me equivoco. Ya empecé el lunes. Todas las carreras que haga previamente son en ese sentido.

Publicidad


Publicidad

Comentarios

Get Website Traffic

Relacionadas


Publicidad

Mas Noticias