Despertador Online

de

del

Código QR ¿Qué es y para qué sirve?

Por El Despertador

Compartir

marzo 20, 2018

Por Jorge Gisbert

Incluso hasta el más reacio a la tecnología habrá visto alguna vez este dibujo en blanco y negro, compuesto de líneas y cuadrados: el código QR. Conocido también como “Quick Response Code” o “código de respuesta rápida”, se trata de una evolución del código de barras y consiste en una forma de almacenar información que puede ser leída rápidamente por un láser.

Creado en 1994 por la compañía japonesa Denso Wave, fue utilizado en un principio por las industrias para administrar sus inventarios. Aunque la empresa retuvo los derechos de la patente del código QR, declaró que no los ejercería. Esta política se decidió desde el principio del desarrollo de código, respetando y asegurando su libre uso por parte de los desarrolladores y público en general. Así el código QR, que se podría utilizar sin costo alguno y sin preocuparse de posibles problemas posteriores, creció como un “código público” y se está usando por la gente de todo el mundo. Pero fue unos años más tarde, con la irrupción de los celulares inteligentes, cuando el uso del código se generalizó entre el público. Con estos teléfonos se permite a las personas acceder a un sitio web y obtener más información simplemente escaneando con la cámara un extraño y llamativo patrón.

Utilidades

La sencillez del método ayudó a aumentar rápidamente la popularidad del código hasta utilizarse para las más diversas utilidades: tarjetas de visita, folletos electrónicos, sistemas de emisión de billete de avión… Uno de los usos más destacados ha sido la publicidad, ya que muchas empresas encontraron en el codigo QR la manera de vincular el mundo real y el virtual, haciéndolo aparecer en carteles, en transportes o en etiquetas de productos.

Incluso, varios puntos de atracción turística incluyeron códigos QR para brindarles información sobre el lugar a los viajeros y muchas dependencias estatales los utilizan para acelerar y facilitar trámites. La AFIP, por ejemplo, diseñó un sistema para que los consumidores puedan hacer denuncias de evasión en tiempo real con sólo escanear el código exhibido en las vidrieras de cada local.

¿códigos Bidi o QR?

La principal diferencia es que los códigos QR son un estándar internacional (ISO) y de libre uso (codigo abierto), por lo que podemos encontrar muchas aplicaciones gratuitas para su generación y lectura.

Los Bidi –de bidimensionales o bidireccionales- son privados (código cerrado), y por tanto, no gratuitos, debido a su orientación comercial y su fin lucrativo. La compañía de telefonía celular Movistar fue la primera en lanzar este sistema en el año 2008 para hacer publicidad de sus productos.

En resumen, los códigos Bidi respondieron a la intención lucrativa de una empresa a fin de imponer en el mercado su propio código, para el cual es necesario su propio lector, que llevan los teléfonos de esta compañía. Además, estos códigos no los puede generar cualquiera, sólo se pueden descargar mediante un mensaje de texto que obviamente tiene coste.

A pesar de los intentos de expandir este sistema, es lógico que un sistema que sólo controlan unas pocas empresas tenga escasas posibilidades de sobrevivir a largo plazo, imponiéndose el código QR, que es libre y puede usar todo el mundo.

¿Tecnología con fecha de vencimiento?

Los codigos QR fueron una tecnología que en su momento se creyó prometedora y masiva, pero que en realidad, nunca llegó a ser utilizada más que para algunos usos esporádicos, y un exceso de marketing para aquellas empresas que buscaban mostrarse originales, modernas e innovadoras.

El proceso no era suficientemente intuitivo, ya que requería en muchos casos la descarga de una aplicación específica y, en general, se veía como demasiado esfuerzo para únicamente sustituir a un enlace de web, que podía facilitarse con alternativas más sencillas. Al tiempo, otras tecnologías, como por ej. NFC (sistema de transmisión de datos de corto alcance – un Bluetooth mejorado) le han ido ganando el terreno de los supuestos usos.

 


Comentarios

Mas Noticias