Despertador Online

El diario del Oasis Norte de Mendoza

De colección
La Región
Titulos

7 diciembre, 2020

Los dos escenarios que maneja el gobierno para empezar la vacunación

  •   Por El Despertador
           

Imagen: AFP

Las autoridades trabajan con dos cronogramas posibles de acuerdo a los compromisos asumidos por los laboratorios con los que ya hay preacuerdos. En ambos se obtendrían insumos para toda la población de riesgo antes de que termine el verano. Hasta julio se recibirían al menos 54 millones de dosis.

Rusia se transformó ayer en el primer país en comenzar la campaña de inmunización masiva contra el coronavirus aplicando la vacuna Sputnik V. El Reino Unido aprobó el uso de emergencia de la elaborada por Pfizer-BioNTech y el martes empezará a administrarla. Ambas vacunas ya están siendo analizadas por la Anmat para obtener la aprobación de uso en la Argentina, mientras el gobierno ultima detalles para cerrar los acuerdos de compra que permitirían recibir al menos 21,5 millones de dosis antes de febrero de 2021. Con esa cantidad, el Estado aspira a vacunar a toda la población de riesgo antes de que comience el otoño. En el Ministerio de Salud ya trabajan en dos escenarios posibles, de acuerdo al cronograma de entrega de los laboratorios. En ambos se recibirían al menos 54 millones de vacunas hasta julio, lo que permitiría llegar al invierno con casi toda la población mayor de 18 años inmunizada.

“Los cálculos son que se podrá vacunar a 300 mil personas antes de fin de año”, arriesgó el jueves Alberto Fernández en una entrevista con El Destape Radio. Sus palabras siguieron a la euforia global desatada luego de que el Reino Unido anunciara el inicio de la vacunación masiva. Pero los responsables de la planificación en el Ministerio de Salud de la Nación prefieren ser cautelosos.

“En diciembre tenemos dos posibilidades: la vacuna rusa y la de Pfizer. Ambas presentaron al país cronogramas que incluían entregas este mes, pero hay que terminar de cerrar los contratos, obtener la aprobación de Anmat y recibir las dosis”, advierten altas fuentes de la cartera sanitaria. Los dos primeros pasos se dan por descontados. El dilema pasa por la entrega efectiva de las vacunas. “Los laboratorios no terminan de blanquear del todo cuándo y cuánto, porque están negociando con todos los países”, cuentan en el círculo chico del ministro Ginés González García.

Las vacunas hoy atraviesan el mismo problema que los equipos de protección sanitaria al inicio de la pandemia: todos quieren comprar al mismo tiempo a unos pocos proveedores. Y esta etapa suma otras complejidades: los imponderables del cierre de la última etapa de ensayos clínicos, la capacidad de producción de los laboratorios y las distintas logísticas de cada vacuna.

Por ejemplo, el mismo día de la aprobación de la vacuna de Pfizer-BioNTech en Reino Unido, el consorcio de capitales alemanes y estadounidenses redujo a la mitad su proyección de producción en 2020. En vez de cien millones de dosis, se informó que alcanzaría a producir solo 50 millones durante diciembre. AstraZeneca también tuvo contratiempos. Primero preveía terminar los ensayos clínicos en noviembre, pero el freno que realizó en septiembre para analizar algunos casos adversos los demoró. Luego ,los resultados preliminares de la Fase III mostraron distinta efectividad según la concentración de medicamento en cada dosis, lo que obligó a ampliar la investigación. Para entender la complejidad logística, basta mencionar que la vacuna de Pfizer-BioNTech requiere conservación a menos de 80° C bajo cero. AstraZeneca o Sputnik V se mantienen entre 2 y 8 grados bajo cero.

Los posibles escenarios

La incertidumbre que genera este panorama obligó al Ministerio de Salud a proyectar dos escenarios posibles considerando los distintos cronogramas que ofrecen hoy los laboratorios. Hace unos días, la Subsecretaría de Medicamentos e Información Estratégica los compartió en un congreso. Allí se pudo ver que el primer escenario considera que se comienza a recibir las vacunas en diciembre y el otro, a partir de enero de 2021.

En los dos casos, los primeros laboratorios en entregar son el ruso Gamaleya (que produce la Sputnik V) y Pfizer-BioNTech. Los dos completarían la provisión acordada antes de marzo. Recién entonces podrían empezar a recibirse los primeros lotes de vacunas a través del mecanismo COVAX (un sistema de la ONU que compra a los laboratorios a menor precio y distribuye entre quienes integran la alianza). AstraZeneca también se había comprometido a entregar las primeras vacunas envasadas en marzo, pero las demoras llevarían el plazo hasta abril o mayo. En el primer bosquejo se alcanza un total de 59,3 millones de dosis para julio de 2021; y en el segundo se llega al mismo mes con 54,3 millones. Esos números serían suficientes para toda la población mayor de 18 años que quiera vacunarse.

“A Pfizer ya le mandamos el contrato firmado. Ellos se habían comprometido a entregar un millón de dosis en diciembre y dos millones más en febrero. Con Rusia, el compromiso eran 25 millones en el transcurso del verano, pero dependemos de su distribución. El contrato está listo y a la firma”, cuentan a Tiempo desde el Ministerio. El Instituto Gamaleya está produciendo para vacunar a los rusos, pero ya firmó contrato con otros laboratorios en al menos cuatro países: India, Brasil, China y Corea del Sur. De allí podrían venir las dosis que se apliquen en la Argentina.

Los primeros vacunados

La Argentina ya tiene identificados a los 11,7 millones de personas que pertenecen al grupo prioritario para recibir la vacuna. Allí están los trabajadores de la salud, el personal de las fuerzas de seguridad, los mayores de 60 años y las personas con comorbilidades. Pero como las vacunas pueden ir llegando de a pequeñas cantidades, Tiempo consultó si había algún orden prioritario dentro de ese universo. “Siempre primero los trabajadores de la salud, después los adultos mayores de 60 y las personas de riesgo. Según la altura del año en la que estemos, se incorporarán los docentes en el medio. Porque hay que vacunarlos antes de que empiece el ciclo lectivo”, explicaron.

Como adelantó este diario la semana pasada, las vacunas de Pfizer-BioNTech se utilizarán en primer lugar para los 760 mil trabajadores de la salud, ya que en los hospitales hay mayor capacidad para manejar los requisitos de refrigeración. Luego se aplicará a las personas de riesgo que vivan cerca de esos espacios. Para eso será útil el relevamiento realizado por el Registro Nacional de las Personas, que localizó a los 7.735.317 argentinos y argentinas de 60 años o más considerados población vulnerable. Con esa información se podrán organizar los potenciales centros de vacunación en función de la concentración demográfica de la población.

LA CUARTA

Janssen se transformó el viernes en la cuarta farmacéutica en pedir aprobación en la Anmat. La vacuna del laboratorio de capitales belgas y estadounidenses requiere una sola dosis. Aún no presentó resultados de Fase III, pero el Ministerio de Salud ya busca un acuerdo de suministro.

LOS QUE ARRANCAN

Reino Unido
El miércoles 2, fue el primer país en registrar la vacuna de Pzifer-BioNTech. Comenzará a aplicarla este martes 8. El orden de prioridad arranca por trabajadores de geriátricos y los adultos mayores allí alojados. Luego, trabajadores de la salud y mayores de 80. Se aseguró 40 millones de dosis y apunta a vacunar a toda su población de riesgo para abril.

Rusia
Comenzó ayer a aplicar la vacuna Suptnik V. Primero la recibirá el personal de salud, empleados de servicios sociales y profesores. Espera sumar a su campaña la vacuna EpiVacCorona, desarrollada también en Rusia pero todavía en fase de ensayos clínicos. El gobierno de Vladimir Putin se propone vacunar al 70% de su población antes de octubre.

EE UU
Espera registrar la primera vacuna y empezar a aplicarla 24 horas después, para inmunizar a 22 millones de personas en diciembre. Y un total de 264 millones a mitad de 2021, en este orden de prioridad: trabajadores de la salud, servicios de emergencias, esenciales con comorbilidades, adultos mayores, personas en situación de calle y presos.

España
Empezará en enero. Se vacunará a 2,5 millones de personas hasta marzo de los grupos de trabajadores de salud, geriátricos y “grandes dependientes” (personas que por su condición de salud necesitan cuidados permanentes). El gobierno español planea vacunar entre 15 y 20 millones de personas antes de junio de 2021.

Alemania
Espera la aprobación europea a fines de diciembre, para vacunar a 70 millones de personas antes de marzo. Ya se aseguró vacunas de Pfizer y Moderna.

China
Tiene dos vacunas todavía en la fase final de ensayos clínicos, e informó que ya inoculó a más de un millón de personas con ellas, con buenos resultados. Todavía no anunció fecha de vacunación masiva.

Fuente: Tiempo Argentino


  • Comentarios

    Relacionadas